Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE NL PT FI

IP/10/985

Bruselas, 20 de Julio 2010

Prevención de prácticas restrictivas de la competencia: la Comisión Europea multa con €175 647 000 a varios productores de fosfatos para piensos por prácticas de fijación de precios y reparto del mercado en el primer procedimiento «híbrido» de transacción en un caso de cártel

La Comisión Europea ha concluido su primer procedimiento de transacción en un caso de cártel en un escenario híbrido, en el que se han seguido tanto los procedimientos ordinarios como los procedimientos de transacción. Ha impuesto una multa total de €175 647 000 a varios productores de fosfatos para piensos por la constitución de un cártel que duró más de tres décadas y abarcó gran parte del territorio del Espacio Económico Europeo (EEE). Todas las empresas menos una llegaron a un acuerdo con la Comisión y lograron por tanto una reducción del 10 % de su multa respectiva. Los fosfatos de piensos son compuestos químicos utilizados en piensos destinados a animales de compañía, ganado vacuno y porcino, peces y aves de corral.

«Tras el caso del acero pretensado, he podido comprobar de nuevo con sorpresa que los principales productores de un compuesto vital para los piensos han estado manipulando gran parte del mercado europeo correspondiente durante casi treinta y cinco años», ha afirmado Joaquín Almunia, Vicepresidente de la Comisión responsable de la política de competencia, para añadir posteriormente que «si bien es cierto que las empresas que cooperan con la Comisión, en particular en el marco del procedimiento de transacción, pueden recibir una dispensa del pago de la multa o una reducción de su cuantía, no debe quedar ninguna duda sobre nuestra determinación de descubrir y sancionar a los integrantes de cárteles».

La Comisión ha impuesto hoy una multa de €175 647 000 en su primer caso de cártel «híbrido». Ha adoptado, por lo tanto, dos decisiones: por un lado, una decisión de transacción simplificada para aquellas empresas que habían aceptado la transacción y admitido su participación en el cártel y, por otro, una decisión estándar para una empresa que decidió no aceptar la transacción y en relación con la cual se siguió el procedimiento ordinario.

La Comisión fue informada por primera vez del cártel en 2004, por Kemira, una de las empresas participantes, que solicitó clemencia. La decisión de hoy establece, empero, que el cártel ya se había constituido en 1969 y no se disolvió hasta febrero de 2004, aunque no todos los productores participaron en él durante todo el periodo. Sus miembros habían creado un cártel para repartirse el mercado y fijar los precios, cártel que abarcó en un primer momento la mayoría de la UE y posteriormente gran parte del territorio del EEE. Los integrantes se repartían entre sí clientes, cuotas de mercado y ventas de fosfatos para piensos, y en su caso coordinaban los precios y las condiciones de venta. Por su propia naturaleza, tal coordinación constituye una de las violaciones más graves del artículo 101 del Tratado de la UE.

Los dispositivos del cártel, conocido como el «Club», el CEPA (Centre d’Etude des Phosphates Alimentaires) o, posteriormente, Super CEPA, se revelaron resistentes y capaces de adaptarse a las diferentes condiciones imperantes en el sector y en el mercado a lo largo de los años. Durante todo el periodo, las empresas mantuvieron contactos frecuentes y se reunieron periódicamente para coordinar y facilitar su aplicación mediante acuerdos de supervisión de precios y reparto de mercados a escala europea y nacional.

Se iniciaron procedimientos de transacción, basados en el Reglamento (CE) nº 622/2008 de la Comisión, de 30 de junio de 2008, con todas las empresas. Después de que la Comisión informara a las Partes de la horquilla de las multas, una empresa, Timab Industries S.A./Compagnie Financière et de Participation Roullier, decidió paralizar el procedimiento de transacción, pasando a ser la única interesada en el procedimiento ordinario. Como se prevé en el punto 32 de la Comunicación sobre el procedimiento de transacción de la Comisión, de 2 de julio de 2008, la multa para cada uno de los destinatarios de la decisión pertinente se reduce en un 10 %.

En el cuadro siguiente figuran las cantidades totales que cada grupo debe pagar. Las distintas empresas dentro de cada grupo pueden ser responsables de la totalidad o de parte de la cantidad. En conjunto son trece las empresas concernidas por la investigación relativa a los piensos.

Grupos

Reducción en virtud de la Comunicación sobre clemencia

Reducción en virtud de la Comunicación sobre transacción

Importe final de la multa (EUR)

1.

Yara Phosphates Oy (FI)

Yara Suomi Oy (FI)

Kemira Oyj (FI)

100%

0

2.

Tessenderlo Chemie N.V. (B)

50%

10%

83 752 000

3.

Ercros S.A. and Ercros Industrial S.A. (ES)

10%

14 850 000

4.

Quimitécnica.com – Comercio e Industria Química S.A. (PTS)

José de Mello SGPS S.A. (PT)

25%

10%

2 795 000*

5.

FMC Foret S.A. (ES)

FMC Chemicals Netherlands B.V. (NL)

FMC Corporation (USA)

10%

14 400 000

6.

Timab Industries S.A. (FR)

Compagnie Financière et de Participation Roullier ('CFPR') (FR)

5%

59 850 000

*Quimitécnica.com – Comercio e Industria es responsable de una cantidad de €1 750 905 .

Al establecer las multas, la Comisión ha tenido en cuenta las ventas de las empresas involucradas en el mercado concernido, la naturaleza de la infracción, muy grave, el ámbito geográfico del cártel y su prolongada duración.

Debido a la extremadamente larga duración del cártel, las multas de algunas de las empresas habrían rebasado el máximo legal del 10 % de la facturación de 2009. Así pues, han sido reducidas para respetar ese límite.

En virtud de la Comunicación sobre medidas de clemencia de 2002 (véanse los documentos IP/02/247 y MEMO 02/23), la Comisión ha concedido asimismo, por cooperación, sendas reducciones de las multas impuestas a Tessenderlo (50 %), Quimitécnica/José de Mello (25 %) y Timab Industries S.A./CFPR (5 %).

Dos de las empresas alegaron ser incapaces de pagar de conformidad con el punto 35 de las Directrices de 2006 sobre multas. Las solicitudes han sido examinadas pormenorizadamente sobre la base de los estados financieros de los últimos años, las previsiones para este ejercicio y los ejercicios futuros, los coeficientes que miden la solidez financiera, la rentabilidad, la solvencia, la liquidez y las relaciones con los accionistas y los socios financieros externos. La Comisión también ha examinado el contexto económico y social de cada solicitante y evaluado la probabilidad de que sus activos perdiesen valor significativo en caso de que tuviera que ser objeto de liquidación a consecuencia de la multa. A la luz de los resultados de la evaluación, la Comisión ha aceptado una de las solicitudes y concedido una reducción del 70 % de la multa.

Antecedentes

La investigación de la Comisión comenzó con una serie de inspecciones realizadas sin previo aviso en febrero de 2004. Un conjunto de seis pliegos de cargos se enviaron a las empresas implicadas en noviembre de 2009.

El procedimiento de transacción está basado en los artículos 7 y 23 del Reglamento (CE) nº 1/2003 del Consejo (el Reglamento de modernización de los procedimientos de prevención de prácticas restrictivas de la competencia). Es diferente del procedimiento de las decisiones de compromisos, basadas en el artículo 9 del mismo Reglamento, y tiene por objetivo poner fin a los comportamientos contrarios a la competencia haciendo legalmente vinculantes los compromisos ofrecidos por las empresas.

Las empresas que revelan en primer lugar la existencia de un cártel a la Comisión gozan de inmunidad en lo que hace al pago de multas en virtud de la Comunicación sobre medidas de clemencia de 2002 de la Comisión. Las empresas que colaboran en la investigación pueden recibir reducciones significativas.

La evaluación de las multas se basa en las Directrices sobre la imposición de multas de la Comisión, actualizada por última vez en 2006.

Acciones por daños y perjuicios

Cualquier persona o empresa afectada por prácticas contrarias a la competencia similares a las descritas en el presente caso puede acudir a los tribunales de los Estados miembros y reclamar una indemnización por daños y perjuicios. La jurisprudencia del Tribunal y el Reglamento (CE) nº 1/2003 del Consejo confirman que, en los procesos ante los órganos jurisdiccionales nacionales, una decisión de la Comisión constituye una prueba vinculante de la existencia de las prácticas y de su ilegalidad. Incluso aunque la Comisión haya multado a las empresas implicadas, se pueden conceder indemnizaciones por daños y perjuicios sin que las cantidades correspondientes se reduzcan teniendo en cuenta la multa de la Comisión. Se ha publicado un Libro Blanco sobre las acciones de daños y perjuicios por incumplimiento de las normas comunitarias de defensa de la competencia (véanse los documentos IP/08/515 y MEMO/08/216). Se puede consultar más información, incluido un resumen del Libro Blanco, en el enlace siguiente:

http://ec.europa.eu/comm/competition/antitrust/actionsdamages/documents.html


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website