Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/10/967

Bruselas, el 19 de junio 2010

Los presidentes de la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeo debaten sobre la lucha contra la pobreza y la exclusión social con los líderes religiosos europeos

Alrededor de veinte altos representantes de las religiones cristiana, judía y musulmana, así como de las comunidades sij e hindú, se dieron cita hoy en Bruselas invitados por el presidente José Manuel Barroso y copresididos por Jerzy Buzek, presidente del Parlamento Europeo y Herman van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo. Debatieron sobre métodos eficaces para combatir la pobreza y la exclusión social como algo imperativo para la gobernanza europea.

Este fue el sexto de una serie de encuentros anuales iniciados por el presidente Barroso en 2005. Por primera vez el encuentro tiene lugar en el nuevo contexto del Tratado de Lisboa, en cuyo artículo 17 se establece que la Unión mantiene «un diálogo abierto, transparente y regular» con la religión, las iglesias y las comunidades religiosas. El encuentro de hoy atestigua la importancia que las instituciones europeas dan a este diálogo.

José Manuel Barroso, presidente de la Comisión, declaró: «En Europa, varios millones de ciudadanos viven al borde de la exclusión social. Es triste constatar este hecho en una de las regiones más ricas del mundo. A medida que Europa se recupera de esta crisis, deseo ver una generación de crecimiento que integre a los más vulnerables en el grueso de la sociedad.» Y añadió: «Las iglesias y las comunidades religiosas son importantes proveedores de servicios sociales en los Estados miembros de la UE. Si queremos combatir la pobreza de manera efectiva, es fundamental basarnos en su larga y amplia experiencia.»

Jerzy Buzek, presidente del Parlamento Europeo, añadió: «La promesa de una vida mejor para todos sin excepción debe constituir siempre el núcleo del proyecto europeo. Combatir la pobreza y la exclusión social es una tarea para la cooperación; tanto a nivel local, nacional y europeo como para seglares y eclesiásticos. Nuestra prioridad principal es restablecer la seguridad económica y social. Las iglesias juegan un papel crucial al respecto. Contribuyen con una larga experiencia en trabajo social con individuos y comunidades. Esta experiencia nunca ha sido tan valiosa como ahora en tiempos de crisis.»

Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, dijo: «Todos sabemos que este problema está vinculado principalmente con la falta de vivienda, con un mejor acceso al mercado laboral, con la posibilidad de solicitar servicios de salud, y, sin duda, lo que podríamos llamar "los bienes materiales de la vida". Pero combatir la pobreza y la exclusión social es también, esencialmente, querer restablecer la dignidad humana, la dignidad tanto del hombre como de la mujer. Y es por este motivo por lo que las cuestiones sociales, culturales y éticas también deberían tenerse en cuenta.»

En el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social 2010 y la Plataforma Europea contra la Pobreza, las instituciones europeas entablan un diálogo con la sociedad civil, las ONG, las autoridades públicas y otros proveedores de servicios sociales para encontrar nuevos enfoques, medidas y socios en un esfuerzo a escala europea de erradicar la pobreza.

La promoción del empleo, el crecimiento integrador y la cohesión social es clave de la Estrategia Europa 2020. Uno de los objetivos acordados por toda la UE es reducir en al menos 20 millones el número de europeos expuestos a la pobreza y a la exclusión social en 2020. El progreso se medirá mediante tres indicadores principales, que son: riesgo de pobreza, privación material, y hogares sin empleo. Estos indicadores de la UE y el seguimiento periódico de los progresos realizados rendirán cuentas acerca de los Estados miembros.

Otros dos objetivos esenciales de la estrategia Europa 2020 reflejan la necesidad de mejorar la equidad y calidad en la educación: reducir el índice de abandono escolar a menos de un un 10% y aumentar al menos a un 40% en 2020 el porcentaje de personas entre 30 y 34 años que hayan acabado estudios de enseñanza superior o equivalente.

Las conversaciones se desarrollaron con espíritu sincero y abierto. Los líderes religiosos de catorce Estados miembros (Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia, Países Bajos, Grecia, Rumania, Bulgaria, Chipre, Hungría, Eslovaquia, Polonia y Dinamarca) expresaron su apoyo a la estrategia Europa 2020 y a sus objetivos sociales y educativos. Alentaron a las instituciones europeas a reforzar esta dinámica, en especial en vistas a mejorar el acceso al mercado laboral a través de una mejor selección de los servicios sociales en los Estados miembros y garantizar la igualdad de oportunidades en vistas al acceso a la educación y formación.

Subrayaron su compromiso permanente de fomentar la cohesión social y aumentar la solidaridad y el compromiso cívico entre los europeos. Hicieron hincapié en que superar la crisis actual sólo será posible cuando las personas y la justicia social constituyan el núcleo de las políticas europeas.

Los siguientes miembros de la Comisión Europea también participaron en el encuentro: la vicepresidenta Viviane Reding, el vicepresidente Antonio Tajani, el vicepresidente Maroš Šefčovič, la comisaria Maria Damanaki y el comisario László Andor.

Lista de participantes: véase MEMO/10/342

Enlace a Europa 2020

Enlace al Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social 2010

Enlace a figuras clave en la integración social

Más acerca del diálogo de la UE con la religión, iglesias y comunidades religiosas


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site