Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/10/907

Bruselas, 7 de julio de 2010

Nuevo paquete de la UE sobre inversión para impulsar el comercio y garantizar los derechos de los inversores

La Comisión Europea ha dado hoy el primer paso hacia una política europea global en materia de inversión internacional, con dos iniciativas. En un documento estratégico analiza cómo puede utilizarse la nueva competencia de la UE en materia de inversiones extranjeras directas para impulsar la competitividad y el comercio con vistas a favorecer el crecimiento y crear puestos de trabajo. Al mismo tiempo, en un proyecto de Reglamento se establecen disposiciones transitorias que ofrecen garantías sobre los convenios bilaterales de inversión existentes o pendientes entre la UE y terceros países. En virtud del Tratado de Lisboa, la política de inversión se desarrollará y se gestionará a nivel europeo y, de esta manera, la UE tendrá una posición negociadora más fuerte que le permitirá obtener una mejor protección de las inversiones para todas las empresas europeas.

Karel De Gucht, Comisario de Comercio de la UE, ha declarado: «Los inversores europeos necesitan entornos empresariales abiertos, fiables y previsibles para poder progresar; estas propuestas tienen por objeto consolidar la capacidad de la UE de garantizarles una situación justa. A largo plazo, una política de inversión global permitirá a Europa seguir siendo el principal actor en el ámbito de las inversiones extranjeras directas, garantizar el mejor trato a todas las empresas europeas, impulsar el crecimiento y crear puestos de trabajo en este momento crucial.»

El paquete sobre inversión comprende dos documentos: en primer lugar, el documento estratégico «Hacia una política global europea en materia de inversión internacional», en el que se analiza cómo puede la política de inversión contribuir de la mejor manera a un crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo (objetivos de la Estrategia Europa 2020); en segundo lugar, una propuesta de Reglamento por el que se establecen disposiciones transitorias sobre los acuerdos bilaterales de inversión celebrados entre los Estados miembros y otras partes del mundo antes del Tratado de Lisboa. Con ello, la Comisión ofrece seguridad jurídica a los inversores extranjeros y de la Unión sin que se vea afectada la capacidad de la UE de negociar nuevos tratados de inversión a nivel de la Unión.

Contexto

Las inversiones extranjeras directas constituyen un motor esencial del crecimiento económico. Crean puestos de trabajo, optimizan el reparto de recursos, permiten transferir tecnología e impulsa el comercio. La UE es el principal agente mundial en el ámbito de las inversiones extranjeras directas. En 2008, el volumen saliente de inversiones extranjeras directas ascendió a 3,3 billones de euros, mientras que el volumen entrante en la UE fue de 2,4 billones de euros.

Estas inversiones están garantizadas por convenios bilaterales de inversión. En dichos convenios se establecen los términos y las condiciones de inversión de los nacionales y las empresas de un país en otro y un nivel de protección jurídicamente vinculante para fomentar los flujos de inversión entre dos países. Entre otras cosas, los convenios bilaterales de inversión dan a los inversores un trato justo, equitativo y no discriminatorio, protección contra las expropiaciones ilegales y acceso directo al arbitraje internacional. Los Estados miembros de la UE son los principales suscriptores mundiales de convenios bilaterales de inversión, con un total de 1 200 convenios bilaterales ya celebrados.

Más información:

En esta dirección puede obtenerse una hoja de preguntas y respuestas:

http://trade.ec.europa.eu/doclib/press/index.cfm?id=590

El documento estratégico y el proyecto de Reglamento:

http://trade.ec.europa.eu/doclib/press/index.cfm?id=591


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website