Navigation path

Left navigation

Additional tools

La UE adopta nuevas medidas para simplificar la gestión de los Fondos y ayudar a las regiones a paliar la crisis

European Commission - IP/10/838   25/06/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/838

Bruselas, 25 de junio de 2010

La UE adopta nuevas medidas para simplificar la gestión de los Fondos y ayudar a las regiones a paliar la crisis

El 24 de junio de 2010, la UE adoptó nuevas medidas para simplificar las normas de gestión de los Fondos Estructurales y de Cohesión. Estos cambios van a facilitar el acceso a las ayudas y agilizar los flujos de inversión en un momento en el que los presupuestos públicos se encuentran bajo presión. En el contexto de las medidas destinadas a paliar la crisis económica, varios Estados miembros recibirán 775 millones de euros de anticipos complementarios para abordar problemas inmediatos de tesorería.

Johannes Hahn, Comisario europeo de Política Regional, ha declarado: «La crisis ha minado la confianza de las empresas y hecho crecer el desempleo, y está sometiendo las finanzas públicas a una enorme tensión. Estas medidas ayudarán a resolver problemas de liquidez y reducir la burocracia para facilitar el acceso a las ayudas. Con una ejecución más rápida de los proyectos sobre el terreno se prestará apoyo a las economías nacionales y regionales en estos tiempos de crisis.»

László Andor, Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, y responsable del Fondo Social Europeo (FSE), añadió: «La crisis ha puesto de manifiesto la importancia y el valor del FSE. Las medidas más solicitadas en los últimos meses han sido las políticas activas del mercado de trabajo para facilitar la incorporación al empleo. La formación y la mejora de las capacidades de los desempleados está dando sus frutos; con las medidas de simplificación, los Estados miembros podrán ayudar a las personas más afectadas por la coyuntura negativa.»

A través de los tres fondos que apoyan la política de cohesión —el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión—, los 455 programas de esta política invierten 347 000 millones de euros entre 2007 y 2013 en todas las regiones de la UE.

Una grave consecuencia de la crisis es que los Estados miembros y las regiones tienen dificultades para proporcionar la financiación adicional necesaria para acoplarse a las inversiones europeas. Los cambios anunciados tienen el objetivo de responder a este reto, a fin de acelerar la ejecución de los programas y simplificar la gestión diaria.

Entre las nuevas medidas destacan las siguientes:

  • Introducir un límite máximo único de 50 millones de euros para todos los tipos de proyectos importantes que requieran la aprobación de la Comisión: el nuevo umbral uniforme permitirá que los proyectos medioambientales a menor escala sean aprobados solo por los Estados miembros, con lo que se pondrán en marcha con más rapidez.

  • Permitir que los proyectos grandes se financien con más de un programa: por ejemplo, la construcción de un tramo importante de autopista que cruza varias regiones puede ahora cofinanciarse con cargo a varios programas regionales. Esto no era posible con arreglo a las normas anteriores.

  • Simplificar el procedimiento para la revisión de los programas, a fin de adaptarlos con más rapidez a los retos actuales

  • Reforzar el recurso a la ingeniería financiera: posibilidad de crear sistemas de préstamos para impulsar el gasto en rendimiento energético y energías renovables en las viviendas.

  • Suavizar el requisito de mantener las inversiones: ahora estas normas solo se aplicarán a los proyectos para los que sea oportuno, en sectores como las infraestructuras o las inversiones productivas. No se aplicarán a las empresas que quiebren involuntariamente. Para las operaciones relativas al FSE, esto también se adapta a las normas sobre ayudas estatales.

  • Simplificar las normas sobre proyectos generadores de ingresos (como autopistas de peaje o proyectos que impliquen arriendos o ventas de terreno): para reducir la carga administrativa para los Estados miembros, los ingresos ahora solo se controlarán hasta el cierre del programa correspondiente.

  • Prever 775 millones de euros de anticipos complementarios (4 % del FSE y el 2 % del Fondo de Cohesión) para los Estados miembros que han recibido préstamos del FMI para apoyar su balanza de pagos o han sufrido un descenso del PIB superior al 10 %: estos dos criterios pueden aplicarse a Estonia, Letonia, Lituania, Hungría y Rumanía.

  • Aplazar la aplicación de la norma «n+2» de liberación de créditos: según la norma «n+2», si la financiación asignada en 2007 no se gasta al final de 2009, regresa automáticamente al presupuesto de la UE. Con los nuevos cambios, será posible hacer uso de los compromisos de 2007 durante un período más largo. Así se evitará que se pierdan alrededor de 220 millones de euros (125 para España, 56 para Italia, 9 para el Reino Unido, 6 para Alemania, 4 para los Países Bajos y 20 para proyectos de cooperación entre varios países).

Estas modificaciones vienen a completar muchas otras iniciativas que se han adoptado desde el comienzo de la crisis, conforme al plan europeo de recuperación económica:

http://ec.europa.eu/regional_policy/funds/recovery/

http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=736

Nota para los redactores

La Comisión presentó su propuesta en julio de 2009; esta fue debatida por el Parlamento Europeo y adoptada por los Estados miembros en el Consejo el 3 de junio de 2010. Las modificaciones entran en vigor el 25 de junio de 2010.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website