Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Servicios ferroviarios: actuaciones judiciales de la Comisión contra trece Estados miembros por no aplicar plenamente el primer paquete ferroviario

Commission Européenne - IP/10/807   24/06/2010

Autres langues disponibles: FR EN DE IT PT EL CS ET HU PL SL

IP/10/807

Bruselas, 24 de junio de 2010

Servicios ferroviarios: actuaciones judiciales de la Comisión contra trece Estados miembros por no aplicar plenamente el primer paquete ferroviario

La Comisión Europea ha decidido llevar a trece Estados miembros ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber aplicado correctamente varias partes de la legislación básica de la UE sobre la apertura del mercado ferroviario de la Unión a la competencia, esto es, lo que se conoce por el nombre de primer paquete ferroviario (Directivas 91/440/CEE, en su versión modificada, y 2001/14/CE). Quedan por solucionar cuestiones importantes para abrir los mercados ferroviarios a la competencia en Alemania, Austria, Chequia, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia y Portugal. Los Estados miembros tenían que aplicar esas Directivas para el 15 de marzo de 2003. La falta de aplicación de estas medidas de liberalización del mercado ferroviario priva a los operadores ferroviarios de la oportunidad de ofrecer sus servicios en otros Estados miembros y a los clientes del ferrocarril, de un mayor surtido de servicios ferroviarios competitivos.

Las normas de la UE

El principal objetivo de las Directivas del primer paquete ferroviario es sentar las bases para la liberalización y apertura a la competencia en el mercado de servicios ferroviarios. Las disposiciones del primer paquete ferroviario tienen por objeto principal garantizar la independencia del administrador de la infraestructura frente a las empresas ferroviarias, fijar unos cánones por el acceso a las vías que no sean discriminatorios y crear organismos reguladores que aborden los obstáculos a la competencia en el acceso a la infraestructura ferroviaria.

Los problemas

Tras investigaciones detalladas sobre la aplicación en cada Estado miembro, la Comisión puso en marcha en junio de 2008 procedimientos de infracción contra veinticuatro Estados miembros. A raíz de las modificaciones introducidas en sus ordenamientos jurídicos nacionales por varios Estados miembros a fin de dar cumplimiento a la legislación de la UE en varios puntos, la Comisión remitió en octubre de 2009 dictámenes motivados a veintiún Estados miembros en relación con las infracciones restantes. Después de analizar las respuestas de los Estados miembros a los dictámenes motivados, la Comisión ha decidido hoy llevar ante el Tribunal de Justicia a trece Estados miembros que todavía no aplican correctamente las normas de la UE. Respecto a los otros Estados miembros contra los cuales la Comisión ha remitido dictámenes motivados, siguen en curso las indagaciones al efecto de determinar si resulta necesario interponer recursos ante el Tribunal.

Los Estados miembros llevados ante el Tribunal infringen la legislación pertinente de la UE por distintos motivos, en opinión de la Comisión, lo más a menudo por no garantizarse lo suficiente la independencia del administrador de la infraestructura ferroviaria, por aplicarse incorrectamente las disposiciones relativas a la tarificación del acceso a las vías o por no haberse creado un organismo regulador independiente.

Efectos prácticos de una aplicación incorrecta

La aplicación incorrecta de las Directivas del primer paquete ferroviario se traduce en barreras al acceso al mercado y en una falta de transparencia de las condiciones de dicho acceso, lo que impide la creación de un mercado único de servicios ferroviarios plenamente operativo en Europa. Pueden producirse unas condiciones desleales de competencia en el acceso a la infraestructura cuando el administrador de la infraestructura, que es el encargado de fijar los cánones de acceso y de asignar la capacidad de la red, no es lo bastante independiente de las entidades que explotan los servicios ferroviarios mismos. Las normas de la UE sobre los cánones de acceso a las vías persiguen fomentar el mejor uso de la infraestructura ferroviaria. Una aplicación incorrecta puede tener como consecuencia unos cánones de acceso demasiado altos, que excluyan por tanto a los posibles operadores que habrían podido soportar unos cánones fijados de acuerdo con los costes directos derivados de la explotación de un servicio concreto (el canon mínimo contemplado por el Derecho de la UE). Puede también dar lugar a una discriminación injustificada entre los ferrocarriles que actúan en segmentos de mercado distintos.

Unos organismos reguladores ferroviarios fuertes e independientes con el poder de adoptar decisiones efectivas en materia de tarificación y acceso al mercado también resultan cruciales para el establecimiento de unas condiciones de mercado justas y no discriminatorias.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site