Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE NL IT PT CS SK SL

IP/10/739

Bruselas, 15 de junio de 2010

La Comisión afirma que doce Estados miembros han adoptado medidas eficaces en el marco del procedimiento de déficit excesivo

La Comisión Europea ha evaluado hoy las medidas tomadas por Bélgica, Chequia, Alemania, Irlanda, España, Francia, Italia, los Países Bajos, Austria, Portugal, Eslovenia y Eslovaquia en respuesta a las recomendaciones del Consejo de 2 de diciembre de 2009 relativas a la corrección de sus déficits públicos excesivos. La Comisión ha llegado a la conclusión de que las autoridades han actuado de acuerdo con las recomendaciones.

Según el Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, «la coyuntura económica actual exige una estrategia fiscal coordinada de salida de la crisis para hacer frente tanto a la necesidad de un saneamiento presupuestario decisivo como a la de sostener la incipiente recuperación económica. Los objetivos presupuestarios actuales, incluidos los objetivos revisados de España y Portugal, parecen garantizar una política fiscal global correcta en la UE, pero resulta evidente que hay que avanzar de manera más decidida en el programa estructural. La necesidad de coordinar mejor y con más eficacia refuerza nuestro llamamiento en favor de una gobernanza económica consolidada en Europa.».

Antecedentes

En los doce Estados miembros afectados por la Comunicación, los plazos de los procedimientos de déficit excesivo y los esfuerzos fiscales se fijaron de conformidad con los principios de la estrategia fiscal de salida de la crisis acordada por el Consejo de la UE en octubre. Todas las recomendaciones se formularon en un marco a medio plazo debido a la existencia de circunstancias económicas excepcionales y habida cuenta de la magnitud de las necesidades de saneamiento. Por las mismas razones, el esfuerzo fiscal se definió como media anual.

De acuerdo con el Pacto, el Consejo fijó una cláusula de revisión para evaluar si el saneamiento había registrado sus primeros progresos el 2 de junio.

Francia, Irlanda y España se sometieron al procedimiento de déficit excesivo en abril de 2009 por haber superado el umbral del 3 % en 2008. Francia y España tenían hasta 2012 para corregir su déficit excesivo, mientras que el plazo se fijó en 2013 para Irlanda. Transcurridos seis meses, los plazos para estos países se aplazaron un año, porque la coyuntura económica desfavorable los hacían imposibles de cumplir. Así pues, Francia y España recibieron la recomendación de corregir el déficit para 2013, mientras que Irlanda lo debía hacer para 2014, lo que supone unos esfuerzos medios anuales que varían entre 1,25 % y el 2 % del PIB.

Austria, Bélgica, Chequia, Alemania, Italia, los Países Bajos, Portugal y Eslovenia se sometieron al procedimiento de déficit excesivo en diciembre de 2009 por haber infringido el valor de referencia en 2009. Como Austria, Alemania y los Países Bajos disponían de margen fiscal, se les pidió que empezaran a sanear en 2011 y que corrigieran sus déficits excesivos para 2013 con un esfuerzo medio anual que oscilaba entre el 0,5 % y el 0,75 % del PIB. Se pidió a Chequia, Eslovenia y Eslovaquia que acometieran el saneamiento en 2010 conforme a sus planes nacionales y que corrigieran sus déficits para 2013. Los esfuerzos fiscales anuales medios varían entre el 0,75 % y el 1 % del PIB, atendiendo al margen fiscal algo estrecho. También se pidió a Bélgica y a Italia que empezaran el saneamiento en 2010 y que corrigieran sus déficits para 2012 debido al nivel de endeudamiento elevado y en rápido aumento. El esfuerzo medio anual se cifró en el 0,5 % (Italia) y el 0,75 % (Bélgica) del PIB. Por último, se pidió a Portugal que empezara a corregir su déficit en 2010 y que saneara para 2013, con un esfuerzo fiscal medio anual del 1,25 % del PIB, teniendo en cuenta las dificultades conocidas, a saber, un endeudamiento elevado y en rápido aumento y una amplia balanza por cuenta corriente.

Conclusiones generales

En todos los casos hemos llegado a la conclusión de que las medidas adoptadas eran suficientes para cumplir los objetivos de 2010 y, en la mayoría de los casos, se insta a concretar cuanto antes las posibles medidas que justifiquen los objetivos para los ejercicios siguientes a 2010.

En España y Portugal, aparte de la evaluación de las actuaciones efectivas, también se evalúa la idoneidad de los nuevos objetivos y medidas anunciadas, de acuerdo con las conclusiones del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros celebrado el 9 de mayo. La conclusión es que, en ambos casos, los objetivos son lo debidamente ambiciosos e implican un saneamiento presupuestario sustancial. Se espera que España y Portugal fijen medidas concretas en sus presupuestos de 2011 por un importe de hasta un 1,75 % y un 1,5 % del PIB, respectivamente, al efecto de cumplir los nuevos objetivos. Esta evaluación debe considerarse una orientación temprana para el próximo presupuesto.

En conjunto, los objetivos presupuestarios actuales, incluidas las revisiones recientes, parecen garantizar una política fiscal correcta globalmente.

Evaluación por países

Bélgica

Las autoridades belgas están ejecutando las medidas de reducción del déficit en 2010 según lo previsto en el proyecto de presupuesto, por un importe total del 1 % del PIB. Además, los servicios de la Comisión prevén que el déficit global en 2010 acabará siendo menor que el previsto para ese año en el proyecto de presupuesto.

Chequia

Las autoridades checas han ejecutado las medidas de reducción del déficit en 2010 según lo previsto en el proyecto de ley de presupuesto para 2010 y han tomado nuevas medidas durante el año para alcanzar el objetivo de déficit de 2010. En conjunto, la incidencia fiscal de las medidas se estima en más del 2 % del PIB.

Alemania

Las autoridades alemanas han ejecutado las medidas de estímulo fiscal en 2010 según lo previsto, incluidas nuevas disposiciones de bonificación fiscal introducidas por la Ley de aceleración del crecimiento económico, conforme a las recomendaciones del Consejo. Además, las autoridades han descrito con bastante detalle la estrategia de saneamiento a medio plazo, cuyo inicio está previsto en 2011, y anunciaron el 7 de junio medidas para 2011 y los años siguientes.

Irlanda

Las autoridades irlandesas han ejecutado un conjunto de medidas de saneamiento para 2010 por un importe del 2,5 % del PIB, principalmente en lo que respecta al gasto, a fin de alcanzar el objetivo de déficit del 11,5 % del PIB. En conjunto, el esfuerzo neto de reducción del déficit para 2010 se estima en el 4,25 % del PIB, incluido el efecto durante todo el año de las medidas adoptadas en 2009.

España

Las autoridades españolas han tomado medidas que representan un esfuerzo fiscal anual de más del 1,5 % del PIB tanto en 2010 como en 2011, que se combinan con unos objetivos más ambiciosos de equilibrio presupuestario en esos años anunciados el 12 de mayo.

Francia

Las autoridades francesas han ejecutado en general las medidas de reducción del déficit en 2010 según lo previsto, especialmente la retirada parcial del plan de recuperación. Además, el objetivo de déficit para 2010 se ha revisado a la baja en un 0,5 % del PIB respecto al objetivo del presupuesto.

Italia

Las autoridades italianas están ejecutando las medidas de saneamiento para 2010, que se tomaron en el marco del conjunto de medidas adoptadas en el verano de 2008 para el período de 2009-2011, según las recomendaciones del Consejo, reduciendo así el déficit de 2010 por un importe estimado del 0,5 % del PIB. Se ha confirmado asimismo el objetivo de déficit del 5 % del PIB para 2010. Además, el 25 de mayo el Gobierno adoptó un Decreto-ley con las medidas en que se basarán los nuevos esfuerzos de saneamiento para 2011-2012, que se centran principalmente en los gastos corrientes.

Países Bajos

Las autoridades de los Países Bajos están ejecutando las medidas fiscales en 2010 según lo previsto en el presupuesto de 2010, conforme a las recomendaciones del Consejo. Las autoridades también han descrito con bastante detalle la estrategia de saneamiento a medio plazo, que empezará en 2011.

Austria

Las autoridades austriacas han ejecutado las medidas de estímulo fiscal previstas en 2010, como la desgravación para las familias con hijos y las reducciones de impuestos para los trabajadores autónomos, de acuerdo con las recomendaciones del Consejo. Las autoridades también han descrito con bastante detalle la estrategia de saneamiento a medio plazo, que empezará en 2011.

Portugal

Las autoridades portuguesas han tomado medidas que representan un esfuerzo fiscal anual de más del 1,25 % del PIB tanto en 2010 como en 2011, que se combinan con unos objetivos más ambiciosos de equilibrio presupuestario en esos años anunciados el 8 de mayo.

Eslovenia

Las autoridades eslovenas están ejecutando las medidas de saneamiento contempladas en el presupuesto para 2010, lo que dará lugar a un ahorro en los gastos estimado en alrededor del 1,25 % del PIB en 2010, según lo previsto. Además, el Gobierno adoptó el 10 de junio un presupuesto suplementario para reafirmar el objetivo de déficit.

Eslovaquia

Las autoridades eslovacas han ejecutado varias medidas de reducción del déficit en 2010, cuyo resultado previsto será una importante mejora del equilibrio estructural por un importe del 1,2 % del PIB.

Antecedentes: el procedimiento de déficit excesivo

El procedimiento de déficit excesivo, que representa el componente corrector del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, se rige por el artículo 126 del Tratado y se establece con más claridad en el Reglamento (CE) n° 1467/97 del Consejo. El Pacto, revisado en 2005, permite tener en cuenta la situación económica al formular recomendaciones sobre el calendario de la corrección.

Cuando un Estado miembro notifica un déficit real o previsto superior al 3 % del PIB, la Comisión remite, de conformidad con el artículo 126, apartado 3, un informe al Comité Económico y Financiero, que emite un dictamen sobre el mismo con arreglo al artículo 126, apartado 4. A continuación, si la Comisión considera que existe o puede producirse un déficit excesivo, envía un dictamen al Estado miembro de conformidad con el artículo 126, apartado 5, e informa de ello al Consejo. Al mismo tiempo, la Comisión también propone al Consejo decidir si existe un déficit excesivo con arreglo al artículo 126, apartado 6, y recomienda al Consejo, de conformidad con el artículo 126, apartado 7, que emita recomendaciones para corregir el déficit excesivo en un plazo determinado.

Todos los documentos relativos a los procedimientos de déficit excesivo se pueden consultar en:

http://ec.europa.eu/economy_finance/sgp/deficit/countries/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website