Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión expone sus ideas acerca de un fondo para la resolución de crisis bancarias

European Commission - IP/10/610   26/05/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/610

Bruselas, 26 de mayo de 2010

La Comisión expone sus ideas acerca de un fondo para la resolución de crisis bancarias

La Comisión Europea propone hoy que la Unión Europea cree una red de fondos para la resolución de crisis bancarias con el fin de impedir que futuras quiebras bancarias se produzcan a costa de los contribuyentes o desestabilicen el sistema financiero. Tras los debates que se mantendrán en el próximo Consejo Europeo, la Comisión Europea presentará estas ideas en la cumbre del G-20 que se celebrará en Toronto el 26 y el 27 de junio de 2010. Estos fondos formarían parte de un marco más amplio destinado a prevenir futuras crisis financieras y fortalecer el sistema financiero. La Comisión cree que estos objetivos podrían realizarse, entre otras medidas, introduciendo el requisito de que los Estados miembros creen unos fondos, de acuerdo con unas normas comunes, a los cuales los bancos deberían contribuir mediante el pago de una tasa. Los fondos no se utilizarían para intervenir en ayuda de los bancos o rescatarlos, sino únicamente para garantizar que la quiebra de un banco sea gestionada de manera ordenada y no desestabilice el sistema financiero.

Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, ha dicho lo siguiente: «No es aceptable que los contribuyentes sigan pagando el oneroso coste de rescatar al sector bancario. Ellos no deben estar en primera línea. Creo en el principio de 'el que contamina paga'. Tenemos que construir un sistema que asegure que, en el futuro, el sector financiero pague el coste de las crisis bancarias. Por eso creo que se debe pedir a los bancos que contribuyan a un fondo destinado a gestionar las quiebras bancarias, proteger la estabilidad financiera y limitar el contagio, pero que no sería un fondo para intervenir con ayuda. Europa debe tomar la iniciativa de desarrollar planteamientos comunes y ofrecer un modelo de cooperación que pueda aplicarse a nivel mundial.».

Por qué son necesarios los fondos para la resolución de crisis bancarias

Como resultado de la crisis financiera, los Gobiernos nacionales han tenido que utilizar ingentes cantidades de dinero de los contribuyentes para apoyar a su sector financiero, mantener la estabilidad financiera y proteger a los depositantes. Ahora es preciso actuar para que esas situaciones no vuelvan a producirse nunca. La Comisión está aplicando ya medidas preventivas destinadas a reducir la probabilidad de quiebra bancaria, pero es preciso trabajar también para asegurar que, si este tipo de quiebra vuelve a producirse en el futuro, existan mecanismos robustos sustentados por dinero privado para hacerle frente.

En octubre de 2009, la Comisión manifestó claramente su apoyo a la creación de un nuevo marco para la gestión de las crisis a nivel de la UE. Este nuevo marco incluirá un conjunto armonizado de competencias y normas que permitirán a los reguladores prevenir las quiebras bancarias y tomar medidas que faciliten la resolución ordenada de las situaciones de insolvencia bancaria, reduciendo al mínimo los costes para los contribuyentes (IP/09/1549)). La Comisión propone ahora los fondos para la resolución de crisis como complemento de este nuevo marco. Naturalmente, su tamaño y alcance dependerían de la eficiencia de una supervisión y una regulación mejoradas.

Algunos Estados miembros de la UE han introducido ya exacciones sobre su sector bancario o están considerando hacerlo. Sin embargo, la falta de un planteamiento coordinado respecto a cuánto dinero debe recaudarse mediante la exacción y cómo debe utilizarse conlleva un riesgo de falseamiento de la competencia entre los mercados bancarios nacionales y podría obstaculizar la cooperación transfronteriza durante las crisis.

Por qué propone la Comisión una red de la UE de mecanismos de resolución financiados por los bancos

La Comisión cree que la creación a nivel de la UE de mecanismos prefinanciados con mandatos definidos detalladamente constituiría la mejor manera de utilizar las exacciones bancarias. Estos fondos estarían destinados a proporcionar financiación para los tipos de medidas esbozados en la Comunicación de octubre de 2009 sobre gestión de las crisis, que incluyen: proporcionar financiación para las operaciones de los «bancos puente»; transferencia total o parcial de activos o deudas; y financiación de una división entre «bancos buenos» y «bancos malos».

La creación de fondos para la resolución de las crisis mejoraría la resistencia del sector bancario y evitaría la necesidad de volver a los fondos de los contribuyentes. La Comisión reconoce también que la existencia de grandes mecanismos financiados por los bancos plantea importantes cuestiones de «riesgo moral», si se cree que estos fondos existen para proteger a los bancos frente a futuras quiebras. Esta es una inquietud fundamental que debe disiparse aclarando de manera inequívoca que los accionistas y los acreedores sin asegurar deben ser los primeros en afrontar las consecuencias de una quiebra bancaria, y que los fondos para la resolución de crisis no serán una póliza de seguro ni se utilizarán para intervenir en ayuda de los bancos amenazados de quiebra, sino para facilitar una quiebra ordenada.

Tamaño potencial y funcionamiento

Los fondos para la resolución de crisis bancarias deberían constituirse para un periodo determinado y las contribuciones recaudadas mediante las exacciones bancarias podrían destinarse a medidas que incentivaran un comportamiento apropiado y mitigaran el riesgo de resolución. No obstante, la Comisión no piensa, por el momento, dar detalles precisos acerca de cómo se esperaría que funcionaran estos fondos y cuál debería ser su tamaño. La Comisión reconoce que será esencial que se comprendan con claridad y se evalúen minuciosamente los efectos acumulados del amplio conjunto de reformas relacionadas con las exacciones y el capital bancario. Asimismo, será necesario calibrar estos costes, para evitar que sofoquen la recuperación económica, y el coste del crédito para la economía real.

Próximas etapas

La Comisión expondrá sus ideas a los Ministros de Economía y a los Jefes de Estado de la UE, así como al G-20 en el transcurso de junio de 2010. Promoverá un amplio acuerdo sobre principios y orientaciones generales.

En octubre de 2010 la Comisión presentará propuestas más detalladas en relación con sus planes para la elaboración de un nuevo marco para la gestión de las crisis, así como las propuestas legislativas que prevea adoptar. La Comisión sopesará minuciosamente las consecuencias de sus propuestas en relación con los fondos para la resolución de crisis mediante una labor complementaria de evaluación de impactos.

En aras de mantener unas condiciones de actuación equitativas a nivel mundial, la Comisión tiene el propósito de liderar los esfuerzos del G-20 con el fin de encontrar un planteamiento mundial respecto a los fondos para la resolución de crisis basado en las ideas expuestas en esta Comunicación.

Más información

La Comunicación de la Comisión sobre los fondos para la resolución de crisis bancarias puede consultarse en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/internal_market/bank/crisis_management/index_en.htm

memo 10/214


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website