Navigation path

Left navigation

Additional tools

Espectro radioeléctrico: Normas armonizadas en la UE para impulsar los servicios inalámbricos de Internet de alta velocidad y evitar interferencias perjudiciales

European Commission - IP/10/540   06/05/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/540

Bruselas, 6 de mayo de 2010

Espectro radioeléctrico: Normas armonizadas en la UE para impulsar los servicios inalámbricos de Internet de alta velocidad y evitar interferencias perjudiciales

La Comisión Europea ha adoptado una Decisión por la que se establecen normas técnicas armonizadas para los Estados miembros sobre la atribución de radiofrecuencias en la banda de 800 MHz que contribuyan a la difusión de servicios inalámbricos de Internet de alta velocidad y eviten interferencias perjudiciales. En varios Estados miembros las frecuencias de 800 MHz se están liberando progresivamente por formar parte del denominado «dividendo digital», originado por el paso de la teledifusión analógica a la digital. Los Estados miembros que decidan cambiar la actual atribución de frecuencias (para la teledifusión) deben aplicar inmediatamente las normas técnicas armonizadas establecidas en la citada Decisión para poner dichas frecuencias a disposición de las aplicaciones inalámbricas de banda ancha. La Decisión de hoy no exige expresamente que los Estados miembros pongan la banda de 790-862 MHz a disposición de los servicios de comunicaciones electrónicas. Sin embargo, la Comisión está considerando efectuar una propuesta en ese sentido en el próximo programa estratégico para el espectro radioeléctrico, que tendrá en cuenta una consulta reciente sobre este asunto y la «Cumbre del Espectro», organizada los días 22 y 23 de marzo por la Comisión y el Parlamento Europeo (véase IP/10/232).

Neelie Kroes, Comisaria responsable de la Agenda Digital, ha declarado: «Esta Decisión prepara el terreno para la aplicación de tecnologías innovadoras de banda ancha y para satisfacer la creciente la demanda de servicios inalámbricos. Animo a los Estados miembros a adoptar las medidas necesarias para aplicar la Decisión, de modo que las empresas y los ciudadanos europeos puedan obtener el máximo beneficio del paso a la televisión digital.»

La Comisión respalda firmemente la utilización de la banda de 790-862 MHz (utilizada actualmente para la teledifusión en la mayor parte de los Estados miembros) para servicios de comunicaciones electrónicas y desea que los países de la UE actúen rápidamente, ya que la gestión coordinada de este espectro podría dar un impulso económico de hasta 44 000 millones de euros a la economía de la UE y contribuir a alcanzar el objetivo de la estrategia de Europa 2020 de proporcionar banda ancha de alta velocidad para todos a finales de 2013 (con velocidades que aumentan progresivamente hasta 30 Mbts y más en 2020 - véase IP/10/225).

La nueva Decisión de la Comisión dispone que todos los Estados miembros que decidan poner a disposición la banda espectral de 790-862 MHz (denominada la banda de 800 MHz) para servicios que no sean la teledifusión deberán aplicar las mismas normas técnicas armonizadas. Dichas normas técnicas garantizarán que los equipos de radiocomunicación, como aparatos telefónicos o estaciones base que empleen la banda de 800 MHz, puedan utilizarse eficazmente para redes inalámbricas de banda ancha, como la tecnología móvil de cuarta generación (por ejemplo, LTE o Wimax). LTE y Wimax permiten procesar y transmitir una mayor cantidad de información que en la actualidad, por ejemplo para la emisión sin interrupción de flujo de vídeo (a la carta) de alta calidad en tiempo real a teléfonos móviles/inteligentes y a otros dispositivos.

Los expertos de la industria de las telecomunicaciones calculan que la infraestructura necesaria para proporcionar la cobertura de banda ancha móvil mediante la banda de 800 MHz será alrededor de un 70 % más barata que a través de las radiofrecuencias utilizadas actualmente por la tecnología móvil de tercera generación (UMTS). Los costes menores del despliegue de tales redes harán más atractivas estas inversiones para los operadores, que deben mejorar la cobertura geográfica de servicios inalámbricos de banda ancha. La aplicación de las normas técnicas para la atribución de frecuencias previstas en la citada Decisión incrementará considerablemente los beneficios económicos potenciales del dividendo digital proporcionando un nuevo impulso a los servicios inalámbricos de Internet.

Hasta ahora, la banda de 800 MHz se ha utilizado en la mayor parte de los Estados miembros para la difusión de la televisión terrestre. Las nuevas normas previstas en la Decisión establecen condiciones para la atribución de casi la cuarta parte de las frecuencias que estarán disponibles cuando los Estados miembros pasen de la radiodifusión analógica a la digital (obligatoria al término de 2012 - véase IP/09/266). La Comisión está trabajando actualmente en un programa estratégico para el espectro radioeléctrico (véase IP/10/232) que tendrá en cuenta los demás elementos del dividendo digital y puede también incluir una fecha común en la cual todos los Estados miembros deban poner a disposición la banda de 800 MHz.

Contexto

Los Estados miembros de la UE deberían haber pasado de la televisión analógica a la televisión digital terrestre a finales de 2012 (véase IP/09/266). Este cambio liberará una cantidad de espectro sin precedentes, conocida como «dividendo digital».

La gestión del espectro radioeléctrico en Europa sigue siendo competencia nacional, pero es cada vez más necesaria su coordinación a escala de la UE, ya que la mayor parte de las nuevas aplicaciones inalámbricas consiste en servicios para el mercado de masas que, para ser viables desde el punto de vista comercial, dependen de economías de escala y de los beneficios del mercado único (es decir, es preciso que los dispositivos y los servicios funcionen en todos los Estados miembros de la UE).

En un estudio llevado a cabo para la Comisión se observó que, en comparación con unos planes nacionales individuales, una coordinación adecuada en la UE aumentaría considerablemente el impacto económico potencial del dividendo digital (entre 17 000 y 44 000 millones de euros, dependiendo de la hipótesis elegida) y tendría un impacto positivo general en la sociedad. Para más información, véase

http://www.analysysmason.com/EC_digital_dividend_study.

La Decisión de hoy está disponible en:

http://ec.europa.eu/information_society/policy/ecomm/radio_spectrum/documents/legislation/index_en.htm#800mhz

Véase más información al respecto en MEMO/10/170.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website