Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT EL MT SL

IP/10/392

Bruselas, 30 de marzo de 2010.

Medidas de gestión para la explotación sostenible de los recursos pesqueros del Mar Mediterráneo

Maria Damanaki, Comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca, ha dejado claro ayer que no habrá ningún aplazamiento en la aplicación del Reglamento (CE) n° 1967/2006 (Mediterráneo). En su intervención en la reunión del Consejo de Ministros de Pesca de la UE celebrada ayer, la Comisaria ha recordado que los Estados miembros han tenido tres años para aplicar las normas sobre las que se habían puesto de acuerdo de forma unánime y que, por lo tanto, la Comisión no tolerará más retrasos.

La Comisaria Damanaki ha declarado lo siguiente: «En mi audiencia en el Parlamento Europeo indiqué mi compromiso decidido en favor de una mejora de la gestión pesquera en el Mediterráneo para conseguir unas pesquerías sostenibles y unas condiciones de competencia equitativas.».

Las inspecciones recientes demuestran que los Estados miembros no están cumpliendo sus obligaciones respecto a los planes de gestión o a la designación de zonas de pesca protegidas. La Comisaria Damanaki ha hecho hincapié en que, «como guardiana de los Tratados, a la Comisión no le queda más opción que adoptar las medidas necesarias para velar por el cumplimiento del Derecho de la UE, por lo que no vacilaré a la hora de recurrir plenamente a los instrumentos previstos por los Tratados.».

Se trata de algo urgente, porque muchas poblaciones se encuentran en un estado alarmante y las capturas son cada vez menores cada año. Más del 54 % de las poblaciones analizadas por los científicos sufre de sobreexplotación.

En el caso de muchas poblaciones, como la merluza, el salmonete, el camarón de altura, la cigala o el lenguado, los científicos recomiendan unas reducciones drásticas de la mortalidad cifradas entre el 30 y el 80 %. Además, no existen datos suficientes sobre un gran número de poblaciones importantes, de manera que no conocemos su estado actual.

La Comisaria Damanaki ha afirmado que «es como jugar a la ruleta rusa: quizá estén en buen estado o estén a punto de desaparecer, sencillamente no lo sabemos.».

Transcurridos más de tres años desde su entrada en vigor, «el grado de cumplimiento sigue siendo completamente insuficiente». Está claro que los Estados miembros no han hecho lo bastante para aplicar las normas y garantizar su respeto por los pescadores. La Comisaria Damanaki ha insistido en que los servicios de la Comisión «ayudarán a facilitar la aplicación, pero no a aplazarla».

La Comisaria ha aclarado que el Reglamento no prohíbe la pesca tradicional o «especial». Al contrario, contempla excepciones a las normas específicas, siempre que la evaluación científica indique que su impacto en las especies y los hábitats es compatible con los objetivos de la PPC y que se gestionen con arreglo a un plan nacional.

La Comisaria Damanaki ha señalado que la Unión Europea y el presente Reglamento no pueden gestionar por sí solos eficazmente las pesquerías mediterráneas. «Si deseamos condiciones equitativas para nuestro sector pesquero, tenemos que tomar medidas en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (CICAA) y, muy especialmente, en la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM). Como botón de muestra, la CGPM ha adoptado una malla mínima de 40 mm2, ajustándose así a nuestras disposiciones del Reglamento mediterráneo.».


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website