Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/10/1734

Bruselas, 16 de diciembre de 2010

Hacia la interoperabilidad de los servicios públicos europeos

La Comisión Europea ha adoptado hoy una iniciativa que insta a las administraciones públicas de toda la UE a explotar al máximo el potencial económico y social de las tecnologías de la información y la comunicación. La Comunicación «Hacia la interoperabilidad de los servicios públicos europeos» contempla el establecimiento de un enfoque común para las administraciones públicas de los Estados miembros a fin de ayudar a ciudadanos y empresas a sacar el máximo partido del mercado único de la UE. Los ciudadanos que desean utilizar plenamente el mercado único se ven obligados a menudo a entregar o recoger la información o los documentos que necesitan para trabajar, estudiar o desplazarse dentro de la UE y enviarlos a las administraciones públicas de otro Estado miembro. Las empresas se encuentran en una situación similar. Por esta razón es esencial que las administraciones ofrezcan unos servicios transfronterizos de administración electrónica eficientes y eficaces, según se recoge en el Plan de acción sobre administración electrónica que la Comisión acaba de adoptar (véase IP/10/1718), de conformidad con la Agenda Digital para Europa (véanse IP/10/581, MEMO/10/199 y MEMO/10/200). La necesidad de una interoperabilidad efectiva es un elemento esencial de la Agenda Digital, una de las iniciativas emblemáticas de la estrategia Europa 2020. La Comunicación de la Comisión presenta tanto la Estrategia Europea de Interoperabilidad como el Marco Europeo de Interoperabilidad, que deberían orientar la política de TIC de los organismos públicos en toda la Unión.

Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión, ha declarado: «la Unión Europea se dispone a cooperar para crear un entorno en el que los ciudadanos y las empresas puedan prosperar. Las administraciones públicas europeas tienen que liderar las actividades de colaboración. Esto no sucederá sin una interoperabilidad real y efectiva entre las administraciones públicas a todos los niveles.».

Retos de los servicios públicos electrónicos europeos

Cada vez son más los ciudadanos y empresas que utilizan las libertades del mercado único europeo. Sin embargo, los ciudadanos se ven obligados a menudo a ponerse en contacto con las administraciones públicas del extranjero, o incluso a personarse ante ellas, para entregar o recoger la información o los documentos que necesitan para trabajar, estudiar o desplazarse dentro de la UE. Lo mismo ocurre con las empresas que desean establecerse en más de un Estado miembro.

A fin de superar estas limitaciones (las denominadas barreras electrónicas) es necesario que las administraciones públicas puedan intercambiar la información necesaria y cooperen en la prestación de servicios públicos a través de las fronteras. Esto exige garantizar la interoperabilidad entre las administraciones públicas.

Numerosas administraciones públicas de los Estados miembros están ya tomando medidas para mejorar la interoperabilidad de los servicios públicos a nivel nacional, regional y local, pero, a menos que los Estados miembros y la Comisión actúen conjuntamente, la interoperabilidad a nivel de la UE quedará a la zaga. Por este motivo la Comisión ha elaborado en los últimos años una estrategia común y construido un marco común con los Estados miembros.

Los servicios públicos europeos serán a menudo el resultado de agregar servicios públicos ya existentes prestados a diversos niveles de la administración dentro de los Estados miembros. Y solo será factible establecer servicios públicos europeos si aquellos se han diseñado teniendo en cuenta los requisitos de la interoperabilidad.

Hacia la interoperabilidad de los servicios públicos europeos

Dentro de la Agenda Digital para Europa, la Comisión se comprometió a adoptar una Comunicación que presentara la Estrategia Europea de Interoperabilidad (European Interoperability Strategy, EIS) y el Marco Europeo de Interoperabilidad (European Interoperability Framework, EIF), dos documentos esenciales que promueven la interoperabilidad entre las administraciones públicas.

Los beneficiarios directos de esta acción son las administraciones públicas de los Estados miembros y los servicios de la Comisión Europea, pues su eficiencia aumentará cuando se establezcan unos servicios públicos europeos y serán más conscientes del riesgo de crear nuevas barreras electrónicas si optan por soluciones para los servicios públicos que no sean interoperables a nivel de la UE. Los ciudadanos y las empresas se beneficiarán de unos mejores servicios públicos europeos en su vida cotidiana cuando deseen prolongar sus actividades laborales o de ocio más allá de las fronteras de su país.

Tanto la EIS como el EIF reconocen que la interoperabilidad tiene varias dimensiones: jurídica, organizativa, semántica y técnica. Todas ellas son importantes, pero, gracias a internet y al trabajo de los organismos de normalización y otras entidades, se han conseguido ya progresos importantes en el área de la interoperabilidad técnica, lo que permite garantizar la apertura, promover la reutilizabilidad y fomentar la competencia.

La Estrategia Europea de Interoperabilidad ayudará a centrar los esfuerzos de la UE a través de una organización adecuada de la gobernanza y de unas políticas e iniciativas comunes que permitan crear un entorno favorable al intercambio de información en confianza entre las administraciones públicas.

El Marco Europeo de Interoperabilidad allana el camino hacia el uso de un enfoque común por las administraciones públicas de la UE, mediante la adopción de unos principios orientativos que hagan posible una colaboración genuina entre las administraciones públicas y que a la vez modernicen y racionalicen sus sistemas para incrementar, de manera rentable, su capacidad para prestar servicios públicos de alta calidad.

La Comisión Europea invita a los Estados miembros a seguir colaborando a fin de garantizar la coordinación de sus distintos esfuerzos para alcanzar la interoperabilidad de los servicios públicos y a tener en cuenta la dimensión europea desde las primeras fases del desarrollo de cualquier servicio público que pueda en el futuro convertirse en un componente de un servicio público europeo.

A fin de facilitar esta colaboración, se ha propuesto un modelo conceptual totalmente nuevo para los servicios públicos europeos. Este modelo permitirá detectar tanto los obstáculos que puedan oponerse al despliegue de tales servicios en el futuro como los elementos que lo facilitarían.

http://ec.europa.eu/isa/strategy/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website