Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión Europea reduce la burocracia en asuntos judiciales transfronterizos para empresas y consumidores

European Commission - IP/10/1705   14/12/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1705

Estrasburgo, 14 de diciembre de 2010

La Comisión Europea reduce la burocracia en asuntos judiciales transfronterizos para empresas y consumidores

Una empresa con sede en Francia tiene un contrato de construcción con otra con sede en Polonia para construir una fábrica cerca de París. Ambas acuerdan que un tribunal de Varsovia se encargue de cualquier tipo de conflicto referente al contrato. La empresa polaca denuncia a la francesa porque esta no está al día con los pagos. El tribunal de Varsovia dictamina que la empresa francesa tiene que abonar la cantidad pendiente. La empresa polaca quiere que la sentencia se aplique a los activos de la empresa francesa en Francia. A día de hoy, para ello es necesario que la empresa polaca primero pase por un largo procedimiento, el «exequátur», en un tribunal francés, cuyo coste puede ascender a 3 000 euros. Este procedimiento, que se lleva a cabo más de 10 000 veces al año en la UE, está obsoleto dado el desarrollo del mercado único europeo y el nivel de confianza entre los sistemas judiciales de los Estados miembros en materia civil y comercial. Por ello, la Comisión Europea ha propuesto hoy su supresión, que permitirá ahorrar hasta 48 millones de euros al año y facilitará los negocios transfronterizos, en concreto para las PYME. Este ahorro forma parte de la propuesta de la Comisión para una drástica reforma del llamado Reglamento «Bruselas I» de 2001, una serie de normas de la UE que determinan qué tribunal tiene jurisdicción en asuntos judiciales transfronterizos y cómo las sentencias dictadas en un Estado miembro se reconocen y aplican en otro. La reforma pretende reforzar el mercado único y reducir la burocracia. Asimismo, incrementará la protección de los consumidores europeos cuando traten con empresas en terceros países, potenciará la seguridad jurídica para la elección de acuerdos legales entre empresas y aumentará la competitividad de la industria del arbitraje europea.

En palabras de José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea: «La Comisión propone hoy que se elimine un procedimiento complicado y caro relativo al reconocimiento y la ejecución de sentencias en materia civil y comercial entre los Estados miembros. Son buenas noticias para los ciudadanos y las PYME de Europa. Gracias a nuestra propuesta, los litigios transfronterizos se resolverán de una manera más rápida y económica, lo que supondrá un ahorro de entre 2 000 y 12 000 euros por caso.»

Viviane Reding, Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria de Justicia de la UE, ha dicho: «En un verdadero mercado único, las sentencias que se dictan en un Estado miembro en materia civil y comercial se deberían reconocer en su totalidad en otro Estado miembro de la Unión Europea. Por ello hoy sugerimos la supresión del "exequátur", un procedimiento anticuado y excesivamente burocrático. Pretendemos eliminar un importante elemento disuasorio para las transacciones transfronterizas en Europa.» y ha añadido: «Mi objetivo es que en 2013 las sentencias en materia civil y comercial se puedan ejecutar de manera efectiva, rápida y asequible desde el punto de vista económico en la UE, ya sean dictadas por un tribunal nacional o de otro Estado miembro.»

Aunque el mercado único de la UE da a las empresas acceso a un mercado de 500 millones de consumidores, solo una cuarta parte de los veinte millones de PYME europeas llevan a cabo un comercio transfronterizo. Según una encuesta reciente, casi el 40 % de las empresas se inclinarían más por comerciar fuera de sus fronteras si se simplificaran los procedimientos para resolver litigios en el extranjero. Por ello, eliminar los obstáculos burocráticos que imponen costes adicionales e inseguridad jurídica a las empresas es una parte clave de la motivación de la Comisión para hacer más fácil la vida a empresas y ciudadanos (véanse IP/10/1390 y MEMO/10/525).

La Comisión ha acordado hoy reformar el Reglamento «Bruselas I» de 2001, fundamental para los litigios transfronterizos, puesto que determina qué tribunal tiene jurisdicción en este tipo de casos y que permite que una sentencia dictada en un Estado miembro se reconozca en otro.

La reforma propuesta hoy por la Comisión incluye cuatro cambios clave:

  • Suprimir el «exequátur», un procedimiento muy pesado. Según la normativa actual, una sentencia dictada en un Estado miembro no tiene efecto automáticamente en otro, sino que antes es necesario un paso intermedio especial, el llamado procedimiento de «exequátur», mediante el cual un tribunal del Estado miembro en el que se ejecutará tiene que validarla y declararla ejecutable. En casos complejos, este procedimiento puede llegar a costar hasta 12 700 euros en honorarios a abogados, traducción y gastos procesales. Además, es posible que en algunos países se tarden meses en reconocer y en ejecutar la sentencia. En casi el 95 % de los casos, este procedimiento no es más que un mero trámite. Por todo ello, la Comisión propone su supresión. Esto significa que, en el futuro, las sentencias en materia civil y comercial dictadas por un tribunal en un Estado miembro se ejecutarán automáticamente en toda la UE. Los tribunales podrán detener la ejecución de una sentencia, pero solo en circunstancias excepcionales (como la violación del derecho a un juicio justo por parte del tribunal que dictó la sentencia en el extranjero).

  • Mejorar la protección de los consumidores en lo que respecta a litigios que impliquen a países que no pertenecen a la UE. Actualmente, la normativa nacional sobre jurisdicción de demandados de terceros países varía ampliamente en los diferentes Estados miembros. La legislación nacional de algunos países permite a un ciudadano o a una empresa denunciar a alguien que no sea de la UE en un tribunal nacional, mientras que en otros no es posible. La reforma propuesta hoy lo modificará. En particular, en las relaciones entre un consumidor domiciliado en la UE y una empresa establecida fuera de la UE, en el futuro, los tribunales del país en el que el consumidor está domiciliado tendrán jurisdicción, sea cual sea el Estado miembro.

  • Aportar seguridad jurídica a los acuerdos de elección de foro entre empresas. En las relaciones de empresa a empresa, estas a menudo acuerdan resolver todos sus conflictos en un tribunal concreto. No obstante, las tácticas de litigio han llevado a una situación en la que la validez de estos acuerdos de elección de foro se cuestiona en un tribunal de otro Estado miembro para así retrasar la resolución del conflicto, una práctica que se suele conocer con el nombre de «torpedo italiano». La Comisión ha propuesto hoy medidas para poner fin a este tipo de tácticas abusivas al garantizar que el tribunal elegido en el acuerdo de elección de foro siempre sea el primero en determinar si el acuerdo es o no válido.

  • Reforzar la competitividad de la industria del arbitraje europea. Las propuestas de reforma de la Comisión arrojarán luz al arbitraje, que de momento no está cubierto por el Reglamento «Bruselas I». Más del 60 % de las grandes empresas europeas prefiere el arbitraje al litigio para resolver sus disputas empresariales. Los centros de arbitraje europeos de Londres y París se ocupan de casos que representan un valor total de más de 50 000 millones de euros. Es un negocio que factura 4 000 millones de euros al año en la UE. Sin embargo, actualmente, una empresa que se quiera librar de un acuerdo de arbitraje puede alegar con relativa facilidad que este no es válido y presentar una demanda en el tribunal del Estado miembro en el que sea más fácil conseguir una decisión favorable que cuestione su validez. Por eso, la Comisión ha propuesto hoy garantizar a las empresas que la elección del tribunal de arbitraje estará protegida contra la litigación abusiva.

Antecedentes

El Reglamento «Bruselas I» facilita la cooperación judicial en materia civil en la UE mediante la identificación de la jurisdicción más apropiada para resolver conflictos transfronterizos y garantiza el reconocimiento y la ejecución de las sentencias dictadas en otro Estado miembro, lo que ayuda a que el mercado único funcione correctamente.

Ocho años después de que dicho reglamento inicial entrara en vigor, las propuestas de reforma de la Comisión buscan ahora mejorar su eficacia.

La propuesta de suprimir el procedimiento de «exequátur» toma el relevo de acciones llevadas a cabo con anterioridad, como el requerimiento europeo de pago (un procedimiento simplificado para la reclamación de créditos transfronterizos no impugnados), el proceso europeo de escasa cuantía para la reclamación transfronteriza de créditos que no superan los 2 000 euros y el Reglamento sobre obligaciones de alimentos de la UE.

En abril de 2009, la Comisión publicó un informe sobre la aplicación de «Bruselas I» junto con un libro verde en el que presentaba varias acciones posibles.

La Comisión también ha publicado hoy un libro verde con varias opciones para facilitar la libre circulación de documentos relativos al estado civil (véase IP/10/1704).

Siguiente paso

Ahora es necesario que el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros lleguen a un acuerdo sobre la propuesta de la Comisión para que el Reglamento «Bruselas I» se reforme.

Para más información

MEMO/10/677

Página de noticias de la DG de Justicia:

http://ec.europa.eu/justice/news/intro/news_intro_en.htm

Sitio web de Viviane Reding, Vicepresidenta y Comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/reding/index_en.htm

ANNEX

Chart 1: Relevance of rules on jurisdiction and enforcement for cross-border commercial activity

"To what extent would you be inclined to engage in (more) cross-border commercial activity if, in the event of a dispute, a judgement obtained in one Member State would be enforceable in another without additional procedures?"

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED

Source: CSES study, Text box 3.3, p. 61

Chart 2: Number of exequatur applications and success rates (2009)

Member State

No. Applications

Success rate %

Austria

244

93

Belgium*†

307

95

Bulgaria

54

56

Cyprus

14

75

Czech Rep

42

93

Denmark*

163

95

Estonia

8

78

Finland

46

100

France

1,176

99

Germany*

1,638

88

Greece*

500

95

Hungary*

53

88

Ireland

127

93

Italy

1,156

93

Latvia

55

76

Lithuania

183

83

Luxemburg

244

95

Malta

7

93

Netherlands*

378

95

Poland

444

88

Portugal

205

93

Romania

153

93

Slovakia

18

83

Slovenia

238

93

Spain

887

93

Sweden

380

90

UK*

1,202

93

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED
EU27

9,922

93

Chart 3: Cost and length of exequatur proceedings in the EU Member States

Member State

Estimated cost of exequatur proceedings

(€)

Length of 1st instance exequatur proceedings

Length of 2nd instance exequatur proceedings

Austria

2,786

1 week

n.a

Belgium

1,893

1-4 months

Liège: 1 year; Antwerp: 1 year; Brussels: up to 2 years

Bulgaria

1,102

n.a.

n.a

Cyprus

1,824

1-3 months

n.a

Czech Rep

1,334

n.a

n.a

Denmark

2,666

n.a

n.a

Estonia

1,883

3-6 months

6 months to 1-2 years

Finland

2,765

2-3 months

6 months

France

3,086

10-15 days

n.a

Germany

2,986

3 weeks

1-6 months; applications which obviously have no chance of success are immediately closed within a period of 1-2 weeks

Greece

1,873

10 days-7 months

6-10 months

Hungary

1,878

1-2 hours

3 months (in more than 50 % of the cases)

Ireland

3,565

1 week or more

n.a

Italy

3,855

Milan: 20-30 days ; Bolzano: 7-20 days

about 2 years

Latvia

2,616

10 days

2-6 months

Lithuania

1,309

up to 5 months

up to 2 months

Luxemburg

1,863

1-7 days

10-12 months

Malta

1,449

Exemplary single cases with procedures concluded within days up to 3 months

first hearing after 2 years; decision 3-12 months later

Netherlands

3,136

n.a.

n.a.

Poland

1,299

1-4 months

1-3 months

Portugal

2,193

n.a.

4-5 months

Romania

1,296

n.a.

n.a.

Slovakia

1,308

n.a.

n.a.

Slovenia

1,893

n.a.

2-12 months

Spain

1,048

n.a.

2-4 months

Sweden

2,646

2-3 weeks

n.a.

UK

3,955

1-3 weeks

1-2 months

EU27

2,208

n.a.

n.a.

Source: CSES study, p. 42.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website