Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/10/1495

Bruselas, 10 de noviembre de 2010

África - Europa: ochenta países, dos continentes asociados para un futuro mejor

Con antelación a la Cumbre África-UE que se celebrará los días 29 y 30 de noviembre en Libia, la Comisión presenta hoy sus propuestas para consolidar las relaciones África-UE. A partir de la Estrategia Conjunta África-UE existente que se puso en marcha en 2007, la Comisión detalla los desafíos comunes en los que se ha progresado y que aún hay que abordar conjuntamente, por ejemplo, la erradicación de la pobreza, la paz y la seguridad, la democracia y los derechos humanos, y la gobernanza global y el cambio climático. Aunque el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) seguirá siendo el centro de la Estrategia Conjunta África-UE, la Comisión reconoce que es necesario apoyar a África en la consolidación de su gobernanza política y económica para permitir una mejor movilización de los activos propios del continente de manera sostenible. Con ese espíritu, la Comisión propone centrarse en las iniciativas que podrían desencadenar un crecimiento integrador y sostenible a largo plazo. Estas propuestas contribuirán a dar forma al Plan de Acción relativo a la ejecución de la Estrategia Conjunta África-UE que se adoptará durante la Cumbre.

La Alta Representante y Vicepresidenta de la Comisión, Cathy Ashton, declaró: «La consolidación y profundización de las relaciones UE-África es una prioridad clave de mi mandato. África no es solo un beneficiario de la UE, sino que también es un socio importante en una serie de cuestiones regionales e internacionales importantes de interés común, tales como la seguridad regional — en la que trabajamos juntos para luchar contra la piratería y cooperamos en la pacificación y estabilidad de la región — y la gobernanza global, de la que el cambio climático es un ejemplo».

«Tres años después del lanzamiento de una Asociación única, es hora de consolidar las relaciones UE-África, ofreciendo la perspectiva de un futuro más próspero y mejor a 1 500 millones personas en ochenta países», afirmó Andris Piebalgs, Comisario de Desarrollo de la UE. «Para garantizar el desarrollo a largo plazo, se prestará más atención a la forma en la que la cooperación al desarrollo debe contribuir a crear condiciones que permitan un crecimiento integrador y sostenible. Ello ayudará a reducir la pobreza y a confirmar el dinamismo político y económico de África en la escena mundial».

La crisis económica, medioambiental y alimentaria, la aparición de nuevos donantes, además del nuevo marco institucional de la UE, requieren ajustes de la Asociación UE-África. Europa y África partirán de los logros de la Estrategia Conjunta para aumentar su impacto a nivel global, continental y regional.

UE-África: abordando desafíos comunes juntos

El valor añadido específico de la Asociación África-UE es su naturaleza política, su amplio alcance y su capacidad de abordar conjuntamente cuestiones de alcance mundial. Se reforzará la cooperación en el contexto de las diversas asociaciones temáticas de cara a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; para hacer frente a las amenazas a la paz y la seguridad, incluidas las acciones comunes en materia de nuevas amenazas, tales como el terrorismo, la piratería o diversas formas de tráfico; para el fomento de la gobernanza, la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos; y la consolidación de la legitimidad y eficiencia de las instituciones multilaterales; así como para combatir el cambio climático y la degradación medioambiental.

UE-África: una asociación con perspectiva de futuro

Dado el nivel de los desafíos a los que se enfrentan los dos continentes, la Comisión reconoce que la Asociación UE-África necesita desarrollarse más. Propone concentrar la cooperación al desarrollo en el apoyo al crecimiento integrador y sostenible en África. La cooperación en la próxima década debe centrarse en actividades con un alto impacto que puedan impulsar las inversiones con el objetivo de materializar el enorme potencial de nuestra asociación.

El crecimiento integrador se refiere a la reducción de la pobreza y las desigualdades. La cooperación al desarrollo debe centrarse especialmente en lograr una población sana e instruida, en contar con más servicios e infraestructuras, en las cualificaciones, en la innovación y el espíritu empresarial, así como en problemas tales como la emigración. El objetivo es trabajar juntos en asociación para crear un entorno favorable al estímulo de la inversión, el comercio y la creación de empleo.

El crecimiento sostenible se refiere al desarrollo de economías eficientes, ecológicas y competitivas. África tiene un vasto potencial sin aprovechar de energías renovables, que varían de la energía hidráulica a la solar, eólica, geotérmica y la biomasa, y que podrían utilizarse para que millones de personas pudieran tener acceso a la electricidad. El crecimiento sostenible también incluye la cooperación en la consolidación de la integración y el comercio regionales en África; el apoyo a la gestión sostenible de las materias primas, el desplazamiento del apoyo a la agricultura hacia los pequeños agricultores que produzcan respetando el medio ambiente; y la aplicación de programas conjuntos para suministrar energía limpia a todos los ciudadanos.

Próximos pasos

La Comunicación de la Comisión sobre la consolidación de las relaciones UE-África aportará su contribución a la inminente Tercera Cumbre África-UE. El tema global «Crecimiento, inversión y creación de empleo» fijará el contexto de la cooperación entre los dos continentes y proporcionará orientaciones a largo plazo en estos ámbitos. Se adoptará un plan de acción conjunto y realista que concederá prioridad a las actividades que tengan una clara dimensión regional, continental o mundial, aporten un valor añadido evidente y cuenten con una masa crítica demostrada.

Antecedentes

En su Cumbre de Lisboa, ochenta Jefes de Estado y de Gobierno de Europa y África pusieron en marcha la Asociación Estratégica Conjunta UE-África para tratar de lograr juntos intereses comunes y objetivos estratégicos más allá del enfoque de la política tradicional de desarrollo. La Asociación UE-África es la única asociación estratégica de continente a continente con la que cuenta la UE. Ocho asociaciones temáticas aseguran el seguimiento operativo: Paz y seguridad, Gobernanza democrática y derechos humanos, Comercio, integración regional e infraestructura, Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), Energía, Cambio climático, Migración, movilidad y empleo y Ciencia, sociedad de la información y espacio.

Para más información:

MEMO/10/566

Véase también los documentos IP/10/1494 y MEMO/10/565 sobre el Libro Verde: «La política de desarrollo de la UE a favor del crecimiento integrador y del desarrollo sostenible; aumentar el impacto de la política de desarrollo de la UE»

Sitio en Internet de la Asociación UE-África:

http://www.africa-eu-partnership.org/


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website