Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión presenta opciones para la futura política de cohesión

European Commission - IP/10/1490   10/11/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1490

Bruselas, 10 de noviembre de 2010

La Comisión presenta opciones para la futura política de cohesión

El V Informe de la Comisión sobre Cohesión Económica, Social y Territorial, publicado hoy, pone de manifiesto que la política de cohesión de la UE ha contribuido significativamente al crecimiento y a la prosperidad, así como a promover un desarrollo equilibrado en toda la Unión. Sin embargo, en vista de los importantes cambios económicos y sociales que han tenido lugar en los últimos años, la política de cohesión se enfrenta ahora a nuevos retos. En el contexto más amplio de la revisión del presupuesto de la UE, el Informe destaca que las futuras inversiones en el marco de la política de cohesión deben seguir muy de cerca los objetivos de Europa 2020. El Informe también propone introducir condiciones mucho más estrictas, además de incentivos, para garantizar el uso eficaz de los fondos destinados a la política de cohesión, así como una mayor focalización en los resultados.

Al presentar el Informe, Johannes Hahn, Comisario de Política Regional de la UE, ha afirmado: «Este Informe pone de manifiesto el gran impacto que la política de cohesión ha tenido en la economía europea, al reducir las diferencias económicas y promover el desarrollo medioambiental y social. Para garantizar una mayor rentabilidad de las inversiones, debemos conseguir que la política sea aún más eficaz, obteniendo para ello resultados concretos y cuantificables. Debemos gastar de manera más inteligente, centrándonos en las principales prioridades de la UE, y añadir un valor visible a lo que ya están haciendo las autoridades nacionales y regionales. Las conclusiones de este Informe, así como la consulta que tendrá lugar a continuación, nos ayudarán a elaborar una política de cohesión mejor adaptada a la situación económica actual».

Por su parte, László Andor, Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE, ha dicho: «La política de cohesión ha desempeñado un papel fundamental a la hora de afrontar la crisis económica, y el Fondo Social Europeo ha contribuido, en particular, a amortiguar el impacto de la crisis en los trabajadores y las pequeñas empresas». Y ha añadido: «Hoy más que nunca, dicho Fondo debe estar al servicio de una auténtica iniciativa europea para el empleo, ayudando a la gente a encontrar trabajo rápidamente. La política de cohesión será fundamental para lograr los objetivos de la UE en materia social y de empleo como parte de la nueva estrategia Europa 2020».

El Informe presenta una amplia evaluación de la situación y las tendencias en materia económica, social y medioambiental en las regiones de la UE y plantea diferentes opciones para adaptar la política a partir de 2013. Muestra, asimismo, cómo la política de cohesión ha beneficiado a todas las regiones, tanto a través de inversiones directas como a través de ventajas comerciales indirectas, así como por medio del apoyo a prioridades de la UE en su conjunto, como son la protección medioambiental y la investigación e innovación.

Los análisis muestran que, entre 2000 y 2006, las inversiones en el marco de la política de cohesión:

  • contribuyeron a crear alrededor de 1,4 millones de nuevos empleos, ayudaron a las pequeñas empresas e impulsaron la investigación;

  • ofrecieron valiosas oportunidades de formación a millones de mujeres, jóvenes, personas vulnerables y desempleados, y ayudaron cada año a unos 2 millones de beneficiarios de la formación a encontrar trabajo;

  • modernizaron los medios de transporte, financiando la construcción o la mejora de miles de kilómetros de carreteras y vías ferroviarias, así como la modernización de puertos y aeropuertos;

  • mejoraron las condiciones medioambientales de millones de europeos, al adaptar a las normas de la UE la calidad del agua potable y el tratamiento de las aguas residuales.

Sin embargo, a pesar de estos logros, persisten amplias diferencias económicas entre regiones. El Informe pone de manifiesto sorprendentes diferencias regionales en ámbitos que van desde la productividad hasta los índices de mortalidad infantil, pasando por la vulnerabilidad ante el cambio climático. A partir de la experiencia adquirida durante el período de programación actual y en períodos anteriores, así como de discusiones con un amplio espectro de partes interesadas, el Informe plantea una serie de propuestas para reformar la política.

La crisis económica y financiera ha acentuado la necesidad de contar con una política que invierta en la competitividad de todas las regiones y, al mismo tiempo, siga respaldando el desarrollo de aquellas que se han quedado atrás. Coincidiendo con el examen más general del gasto total de la UE, el Informe destaca que la futura financiación debería centrarse en un número limitado de prioridades, en consonancia con los objetivos establecidos en la estrategia Europa 2020 para lograr «un crecimiento inteligente, sostenible e integrador». Al hacer hincapié en las ventajas de configurar los fondos de manera que respondan a las necesidades de desarrollo nacional y regional, el Informe abre un debate sobre el modo en que la estructura global de la política de cohesión puede garantizar que cada fondo contribuya de manera eficaz a lograr los objetivos de las políticas de Europa 2020. El Informe sostiene que deberían modificarse los ciclos de planificación y gestión de la política de cohesión, a fin de velar por que dichos objetivos se traduzcan en prioridades de cara a la inversión.

Para ello, la Comisión propone establecer un marco estratégico global y exhaustivo en el que se detallen las prioridades, los objetivos y las reformas que se necesitan para maximizar el impacto de la inversión en materia de cohesión. A través de un contrato entre los Estados miembros y la Comisión se determinaría el modo de lograrlo, sobre la base de los futuros programas nacionales de reforma de los países, estableciendo unos objetivos claros y cuantificables y haciendo hincapié en la importancia de coordinar a nivel nacional los fondos procedentes de diversas fuentes de la UE para garantizar una aplicación eficaz y unos resultados visibles.

Otra idea presentada consiste en ofrecer incentivos para que la ejecución de los programas de cohesión sea tan eficaz y ambiciosa como sea posible. Un porcentaje de los fondos de cohesión podría reservarse y ponerse a disposición de las autoridades nacionales y regionales en función de la calidad —y los avances— de los programas que estas presenten. El Informe también propone ideas para simplificar el sistema de aplicación mediante la reducción del papeleo y la mejora de la evaluación, la ejecución y los resultados a través de una fijación de objetivos más efectiva.

Otra información

La publicación de este Informe pone en marcha un proceso de consulta pública que estará abierto hasta el 31 de enero. Todas las partes interesadas están invitadas a presentar sus opiniones sobre las diferentes cuestiones planteadas en las conclusiones del V Informe de Cohesión en línea:

http://ec.europa.eu/regional_policy/consultation/index_es.htm

El Informe íntegro se encuentra en la dirección siguiente:

http://ec.europa.eu/regional_policy/cohesion_report

El V Foro de Cohesión, que se celebrará en Bruselas el 31 de enero y el 1 de febrero de 2011, ofrecerá una nueva oportunidad para debatir las orientaciones y opciones presentadas en el Informe. La Comisión presentará propuestas legislativas formales sobre la futura política de cohesión antes del verano de 2011, tras la adopción de propuestas sobre el nuevo presupuesto de la UE.

Encontrará más información sobre política regional en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/regional_policy/index_es.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website