Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Residuos nucleares: La Comisión propone normas de seguridad para el almacenamiento definitivo

Commission Européenne - IP/10/1460   03/11/2010

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1460

Bruselas, 3 de noviembre de 2010

Residuos nucleares: La Comisión propone normas de seguridad para el almacenamiento definitivo

La Comisión ha propuesto hoy unas normas de seguridad para el almacenamiento del combustible gastado y los residuos radiactivos procedentes de las centrales nucleares, así como de la medicina o la investigación. En la Directiva presentada hoy, se pide a los Estados miembros que presenten unos programas nacionales que indiquen cuándo, dónde y cómo construirán y gestionarán los depósitos definitivos que garanticen el cumplimiento de las normas de seguridad más estrictas. En virtud de la Directiva, las normas de seguridad internacionalmente aceptadas serán jurídicamente vinculantes y exigibles en la Unión Europea.

Günther Oettinger, Comisario de Energía, ha manifestado: «La seguridad afecta a todos los ciudadanos y a todos los países de la UE, estén a favor o en contra de la energía nuclear. Tenemos que estar seguros de disponer de las normas de seguridad más estrictas del mundo para proteger de la contaminación nuclear a nuestros ciudadanos, aguas y suelos. La seguridad es indivisible. Si ocurre un accidente en un país, puede tener efectos devastadores también en otros.».

La Comisión propone establecer en la UE un marco jurídicamente vinculante y exigible para garantizar que todos los Estados miembros apliquen las normas comunes elaboradas en el contexto del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en todas las etapas de la gestión del combustible gastado y los residuos radiactivos hasta su almacenamiento final.

En particular, la Directiva establece que:

  • Los Estados miembros tienen que elaborar programas nacionales en el plazo de cuatro años tras la adopción de la Directiva. Estos programas deben incluir unos planes para la construcción y gestión de las instalaciones de almacenamiento, fijando un calendario de construcción concreto, con sus correspondientes hitos, y una descripción de todas las actividades necesarias para aplicar las soluciones de almacenamiento, las evaluaciones de los costes y los regímenes de financiación elegidos.

  • Los programas nacionales deben ser notificados. La Comisión podrá solicitar a los Estados miembros que modifiquen sus planes.

  • Dos o más Estados miembros pueden concertarse para utilizar un depósito definitivo ubicado en uno de ellos. No está permitida la exportación de residuos nucleares a países de fuera de la UE para su almacenamiento definitivo.

  • El público debe ser informado por los Estados miembros y debe tener la posibilidad de participar en la toma de decisiones sobre gestión de residuos nucleares.

  • Las normas de seguridad elaboradas por el Organismo Internacional de Energía Atómica adquieren fuerza legal. Esto comporta la existencia de autoridades independientes que concedan licencias para la construcción de depósitos y comprueben los análisis de seguridad de cada depósito.

Contexto:

Más de 50 años después de la entrada en funcionamiento de la primera central nuclear (1956 en Calder Hall, Reino Unido) sigue sin contarse con depósitos definitivos. Cada año se vienen produciendo en la UE 7 000 metros cúbicos de residuos de alta actividad, almacenándose la mayor parte del material en depósitos provisionales. Son residuos de alta actividad las partes del combustible gastado reprocesado que no se pueden reutilizar y, en consecuencia, deben ser almacenadas para siempre.

Aun cuando estos depósitos provisionales resulten necesarios para reducir la temperatura de los elementos de combustible y los residuos de alta actividad, así como para que disminuyan los niveles de radiación, no constituyen una solución a largo plazo, ya que exigen un mantenimiento y una supervisión permanentes. Dado que suelen estar en superficie o próximos a ella, existe riesgo de accidentes como caídas de aeronaves, incendios o terremotos. Existe un amplio consenso entre los científicos y las organizaciones internacionales como el OIEA en que el almacenamiento geológico profundo constituye la solución más apropiada para el almacenamiento a largo plazo de los residuos nucleares de alta actividad.

Con arreglo al Tratado Euratom, la UE es competente para proteger de las radiaciones ionizantes al público en general. La combinación concreta de energías, sin embargo, es una competencia nacional. De los 27 Estados miembros, 14 cuentan con centrales nucleares.

Información complementaria:

Para más información, véase también MEMO/10/540.

La propuesta de Directiva del Consejo relativa a la gestión del combustible gastado y los residuos radiactivos puede consultarse en:

http://ec.europa.eu/energy/nuclear/waste_management/waste_management_en.htm

Las normas de seguridad del OIEA se presentan en:

http://www-pub.iaea.org/MTCD/publications/PDF/Pub1273_web.pdf

Una convención internacional relacionada con el tema se encontrará en:

http://www.iaea.org/Publications/Documents/Infcircs/1997/infcirc546.pdf


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site