Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Transporte aéreo: la Comisión abre procedimientos de infracción contra Alemania, Austria, Finlandia y Francia por los acuerdos celebrados con Rusia para el sobrevuelo de Siberia

Commission Européenne - IP/10/1425   28/10/2010

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1425

Bruselas, 28 de octubre de 2010

Transporte aéreo: la Comisión abre procedimientos de infracción contra Alemania, Austria, Finlandia y Francia por los acuerdos celebrados con Rusia para el sobrevuelo de Siberia

La Comisión Europea ha abierto hoy procedimientos de infracción contra Alemania, Austria, Finlandia y Francia por los acuerdos bilaterales de servicios aéreos que han celebrado con Rusia. Estos acuerdos contienen, entre otras, algunas disposiciones relativas a los vuelos sobre Siberia. La decisión se tomó a iniciativa de Siim Kallas, Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de transportes. Son dos cuestiones principalmente las que preocupan a la Comisión. En primer lugar, pese a la jurisprudencia del Tribuna de Justicia de la UE en el tema de los «cielos abiertos», los acuerdos en cuestión no contienen ninguna cláusula por la que se reconozca que las condiciones en ellos establecidas se aplican igualmente a todas las compañías aéreas de la UE. Esta circunstancia puede crear graves problemas en la práctica: por ejemplo, si una compañía aérea fuera absorbida por otra compañía de otro Estado miembro, correría el riesgo de perder todos sus derechos de ruta. Y, en segundo lugar, los acuerdos bilaterales de servicios aéreos celebrados entre esos cuatro Estados miembros y Rusia contienen disposiciones específicas sobre el establecimiento de los derechos de tránsito y sobre los métodos de fijación de las tasas que las compañías aéreas designadas de la UE tienen que pagar a Aeroflot para poder sobrevolar Siberia en dirección a Asia. Temiendo que tales disposiciones puedan infringir las normas antimonopolio de la Unión y falsear la competencia en perjuicio tanto de las compañías aéreas de la UE como de los consumidores, la Comisión está evaluando en profundidad si los acuerdos bilaterales de servicios aéreos celebrados con Rusia por los otros veintitrés Estados miembros cumplen o no la normativa de la UE.

La Comisión Europea opina que los acuerdos de transporte aéreo deben tratar por igual a todas las compañías aéreas de la UE y respetar las normas de defensa de la competencia. De no ser así, es posible que algunas aerolíneas de la Unión sean tratadas de forma menos favorable que sus competidoras directas o que, al tener que pagar tasas adicionales excesivas, decidan repercutir en los consumidores el peso de esas tasas con el cobro de tarifas aéreas superiores.

Libertad de establecimiento

Los acuerdos bilaterales de servicios aéreos entre un Estado miembro y un tercer país tienen que incluir una «cláusula de designación de la UE» por la que se disponga que las condiciones en ellos establecidas se apliquen igualmente a todas las compañías aéreas de la Unión y no sólo a las de ese Estado miembro. Se trata ésta de una parte esencial del mercado único europeo de la aviación, que se creó a comienzos de la década de los 90 para garantizar que las compañías aéreas pudiesen operar en cualquier parte de la UE en iguales condiciones. La exigencia de que los acuerdos incluyeran una «cláusula de designación de la UE» quedó confirmada en las sentencias dictadas en 2002 por el Tribunal de Justicia en el tema de los «cielos abiertos». El Tribunal declaró que las disposiciones que restringen los beneficios de los acuerdos de servicios aéreos a los ciudadanos del Estado miembro que los celebra infringen las normas de la UE sobre la libertad de establecimiento (recogida actualmente en el artículo 49 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea). La mayoría de los acuerdos celebrados con terceros países se han adaptado desde entonces a la jurisprudencia del Tribunal. Rusia, sin embargo, es uno de los pocos países del mundo que no reconocen que todas las compañías aéreas de la UE deban ser tratadas igualmente y que las disposiciones de cualquier acuerdo bilateral tengan que incluir una «cláusula de designación de la UE» y aplicarse a todas ellas. Esta circunstancia crea graves problemas en la práctica y pone en riesgo los derechos de ruta en caso de que, por ejemplo, una aerolínea de un Estado miembro sea absorbida por otra de otro Estado miembro.

Tasas de sobrevuelo de Siberia

En paralelo a ciertos derechos de tránsito específicos, las compañías aéreas designadas de la UE están obligadas a pagar una tasa de sobrevuelo de Siberia en las rutas que conducen a numerosos destinos asiáticos. Se calcula que, sólo en 2008, las compañías de la UE afectadas pagaron alrededor de 420 millones de USD en concepto de tasas (la mayoría de ellas directamente a Aeroflot). La Comisión considera que este hecho infringe la normativa de la UE en materia de defensa de la competencia, que prohíbe que las compañías aéreas sean forzadas a celebrar acuerdos comerciales con sus competidoras directas. Opina también que con esas tasas se infringe el Derecho internacional (Convenio de Chicago). Además, los acuerdos bilaterales de servicios aéreos imponen a las aerolíneas de la UE condiciones diferentes en función del país en el que tengan su sede, y esta circunstancia viene a falsear aún más la competencia. Al final, son los pasajeros quienes corren el riesgo de tener que pagar tarifas superiores a las que se les cobrarían en ausencia de dichas tasas.

Próximas medidas

En el marco de los procedimientos de infracción de la UE que han quedado hoy abiertos, la Comisión ha enviado peticiones de información –en forma de cartas de emplazamiento– a Alemania, Austria, Finlandia y Francia con relación a sus acuerdos de aviación bilaterales con Rusia. La Comisión, además, está evaluando en profundidad si los acuerdos bilaterales de servicios aéreos que tienen celebrados con Rusia los otros veintitrés Estados miembros se ajustan o no a la normativa de la Unión.

Los cuatro Estados miembros disponen de dos meses para responder a las cartas de emplazamiento. Transcurrido ese plazo y si concluye que tales acuerdos infringen efectivamente la normativa de la UE, la Comisión podrá decidir que Alemania, Austria, Finlandia y Francia modifiquen el contenido de los mismos.

Para más información sobre los procedimientos de infracción de la UE, véase v-MEMO/10/530.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site