Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión Europea anuncia planes encaminados a reforzar el mercado único, con medidas orientadas a impulsar el crecimiento y consolidar los derechos de los ciudadanos

European Commission - IP/10/1390   27/10/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1390

Bruselas, 27 octubre 2010

La Comisión Europea anuncia planes encaminados a reforzar el mercado único, con medidas orientadas a impulsar el crecimiento y consolidar los derechos de los ciudadanos

El mercado único de la Unión Europea constituye la piedra angular de más de 60 años de integración europea. Los obstáculos que, tiempo atrás, impedían el tránsito fluido de bienes y servicios entre Lisboa y Helsinki se han desmantelado. Las empresas cuentan ahora con un mercado de 500 millones de consumidores. Los consumidores que se desplazan al extranjero han sido testigos de la espectacular reducción de las tarifas de telefonía móvil. Con la moneda única, viajar a otros países o comprar en ellos no requiere ahora ningún esfuerzo. Los trabajadores disfrutan de amplios derechos. Los ciudadanos puede trabajar, estudiar y vivir en cualquier lugar de los 27 Estados miembros de la UE. Ahora bien, aunque estos logros son motivo de orgullo para los europeos, las empresas y los ciudadanos saben también que sigue habiendo trabas para el ejercicio de esos derechos. En dos informes que se publican hoy, la Comisión Europea presenta una serie de soluciones concretas con vistas a impulsar el mercado único. En el Informe sobre la ciudadanía de la UE, la Comisión propone medidas orientadas a facilitar a los ciudadanos de la UE el ejercicio de su derecho a casarse, comprar una casa o matricular un coche en otro país de la UE. A fin de impulsar el crecimiento, la competitividad y el progreso social, el Pacto en pro del Mercado Único aboga por la adopción de medidas que faciliten la vida a todos los participantes en el mercado: empresas, consumidores y trabajadores.

«La libre circulación es un derecho sumamente apreciado en la Unión Europea. El constante desmantelamiento de las barreras que obstaculizaban la circulación de bienes, servicios y personas ha reportado enormes beneficios a las empresas y a los ciudadanos. Deseo que, a partir de estos logros, sigamos avanzando de modo que todo el mundo –desde los turistas y estudiantes hasta los trabajadores y pequeños empresarios– pueda realmente beneficiarse de un espacio europeo de libertad, seguridad y justicia,» ha declarado Viviane Reding, Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria responsable de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía. «Mi objetivo ahora es cerciorarme de que se eliminen los obstáculos con que los ciudadanos aún se enfrentan a la hora de ejercer sus derechos. Los ciudadanos deben poder viajar, estudiar o instalarse a vivir en otros países sin dificultad, y deben disfrutar de los mismos derechos con independencia del lugar en que estén.».

En palabras, por otra parte, de Michel Barnier, Comisario responsable de Mercado Interior: «Los mercados deben estar al servicio de la economía y de los ciudadanos.. Es esto lo que define a nuestra sociedad. Sin embargo, el mercado único de la UE no está dando todos los frutos que cabría esperar: debe ofrecer más. Los ciudadanos y las empresas, sean grandes o pequeñas, deben encontrar que el mercado único encierra algún atractivo para ellos. Urge actuar, ya que Europa no se puede permitir el desaprovechamiento de este potencial. Por ello se presentan hoy, en relación con el mercado único, 50 propuestas destinadas a mejorar su funcionamiento, que deberán ponerse en práctica de aquí a 2012.».

Facilitar la vida a los ciudadanos

El primer Informe sobre la ciudadanía de la UE jamás publicado analiza los problemas cotidianos a los que se enfrentan los ciudadanos a la hora de ejercer sus derechos europeos y desarrollar parte de sus vidas más allá de las fronteras nacionales, esto es, cuando viajan, estudian, trabajan, contraen matrimonio o compran una casa o un automóvil en otro país de la UE. El informe contiene 25 medidas que la Comisión se propone adoptar en el transcurso de los próximos tres años a fin de facilitar la vida a los ciudadanos europeos:

  • Turistas/ Expatriados: la Comisión actualizará las normas que regulan la protección de los turistas frente a situaciones como la quiebra de su proveedor de servicios de viaje durante sus vacaciones (IP/09/1824). Propondrá asimismo nuevas formas de reforzar los derechos de los pasajeros en todos los modos de transporte y de garantizar el respeto de los derechos de los pasajeros aéreos (p.ej., en caso de retrasos prolongados o de cancelaciones). Además, la Comisión reforzará el derecho a la protección consular de los ciudadanos de la UE cuyo Estado miembro de origen no esté representado en un tercer país, mediante el perfeccionamiento del marco jurídico y una mayor toma de conciencia tanto de los ciudadanos como de los funcionarios consulares.

  • Consumidores: la Comisión ayudará a los ciudadanos a obtener resarcimiento si experimentan problemas en una operación comercial, facilitando una resolución extrajudicial de litigios transfronterizos rápida y poco onerosa mediante el fomento de la mediación y de mecanismos alternativos de resolución de litigios.

  • Parejas: la Comisión propondrá medidas legislativas destinadas a facilitar a las parejas «internacionales» la determinación de los tribunales competentes y de la legislación aplicable por lo que respecta a la vivienda o las cuentas bancarias cuya propiedad comparten.

  • Trabajadores: la Comisión está desarrollando un nuevo sistema de intercambio electrónico de datos entre Administraciones nacionales, con vistas a simplificar y acelerar la transferencia de los derechos de Seguridad Social de quienes trabajan en otro país de la UE.

  • Propietarios de automóviles: la Comisión presentará propuestas legislativas dirigidas a simplificar los trámites y las formalidades de matriculación de automóviles adquiridos en otro país de la UE y regulará aquellos casos en los que se exige a los ciudadanos abonar el impuesto de matriculación por duplicado.

Revisión del Programa «Europa con los ciudadanos»

El Programa «Europa con los ciudadanos», que apoya el hermanamiento entre ciudades y proyectos cívicos, está siendo revisado. La Comisión emprende hoy una consulta pública que permita a las personas pronunciarse sobre la próxima etapa de las actividades del programa. La consulta está disponible en las 23 lenguas de la UE a través de la página web de la Comisión dedicada a consultas públicas.

Un mercado único que potencie el crecimiento

Con 20 millones de empresas que proporcionan empleo a 175 millones de personas, el sector empresarial desempeña un papel fundamental en la recuperación del crecimiento. El Pacto en pro del Mercado Único simplificará la vida a las PYME, que representan más del 99 % de las empresas europeas. Con todo, la riqueza y el crecimiento de Europa no reposan únicamente sobre las empresas europeas. Tan importantes como las empresas son un buen sistema de prestaciones sociales, una educación de calidad, y unos empleos y salarios competitivos. El Pacto en pro del Mercado Único dará mayor impulso a la altamente competitiva economía social de mercado europea, situando a los ciudadanos el corazón de dicho mercado, ya sea en calidad de consumidores, contribuyentes, trabajadores, inversores, empresarios, pacientes o pensionistas.

Entre las principales prioridades, cabe citar:

  • Empresas: capital destinado a las PYME. El acceso de las PYME a la financiación plantea serias dificultades. Las empresas más pequeñas de Europa no tienen suficiente visibilidad para los inversores potenciales y las exigencias impuestas para cotizar en los mercados financieros son complejas. La Comisión va a presentar propuestas para cambiar esta situación. Además, merced a la simplificación de las normas contables y la facilitación del acceso a los contratos públicos, la Comisión reducirá los costes que deben soportar las PYME. Asimismo, la Comisión estudiará la manera de implantar una base impositiva común para las empresas que desarrollen actividades transfronterizas, lo que también supondría un ahorro de costes.

  • Empresas: empresas sociales e inversión a largo plazo. Europa dispone de un enorme potencial de desarrollo de empresas sociales. Numerosas han sido, en los últimos años, las iniciativas emprendidas por particulares, fundaciones y empresas para mejorar el acceso de los necesitados a los alimentos, la vivienda, la asistencia sanitaria, el empleo y los servicios bancarios. A fin de fomentar una mayor actividad transfronteriza, la Comisión propondrá desarrollar estatutos europeos para tales organizaciones, con objeto de servir a la economía social y potenciarla. La Comisión alentará también las inversiones a largo plazo, entre otras las de carácter ético, y estudiará la posibilidad de establecer un sistema específico de distintivos.

  • Consumidores: comercio en línea. Los jóvenes europeos no pueden comprender por qué no pueden comprar música en cualquier sitio web. Actualmente, el funcionamiento del mercado en línea dista mucho de ser adecuado. De ahí que en 2011 la Comisión vaya a proponer normas orientadas a garantizar que los creadores y artistas gocen de una retribución adecuada por la venta de sus obras en toda Europa, mediante el establecimiento de una ventanilla única a efectos de autorización. El logro de estos objetivos se verá asimismo favorecido por la plena implementación de la Directiva de servicios y la actualización de la normativa que regula el comercio electrónico

  • Trabajadores: cualificaciones profesionales. Actualmente, 4 600 profesiones están reguladas de distinta manera en los Estados miembros. Es hora, pues, de emprender una profunda revisión de la Directiva sobre las cualificaciones profesionales. La Comisión considera que la introducción de «tarjetas profesionales» reduciría la burocracia que aún subsiste.

Hacer que el mercado único funcione

Sin un control eficaz de la aplicación de las normas, el mercado único quedaría paralizado. Corresponde a los Estados miembros de la UE incorporar, oportuna y correctamente, la normativa europea a su ordenamiento jurídico interno. Al margen de las habituales medidas de vigilancia del cumplimiento, la Comisión mantendrá también un diálogo permanente con los Estados miembros, por ejemplo, en relación con la evaluación mutua de la incorporación de los actos legislativos de la UE y los mecanismos alternativos de resolución de litigios.

Para hacer avanzar ese diálogo, la Comisión ha abierto un debate a escala europea en torno al Pacto en pro del Mercado Único, con todos los interesados. De cara al futuro, la Comisión seguirá intensificando el diálogo con la sociedad civil y las consultas. Concretamente, la Comisión abrirá sus grupos de expertos a la participación de organizaciones de consumidores, sindicatos, empresas, y autoridades locales.

El Informe sobre la ciudadanía que hoy se publica puede consultarse en la Sala de Prensa en línea de la Dirección General de Justicia:

http://ec.europa.eu/justice/news/intro/news_intro_en.htm

Página en Internet de la Vicepresidenta Viviane Reding, Comisaria de la UE responsable de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/reding/index_en.htm

Página en Internet de Michel Barnier, Comisario de la UE responsable de Mercado Interior:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/barnier/index_en.htm

Puede obtenerse más información sobre el Pacto en pro del Mercado Único en:

http://ec.europa.eu/internal_market/smact/index_en.htm

MEMO/10/525


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website