Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/10/1346

Bruselas, 18 de octubre de 2010

Día contra la trata de seres humanos: la Comisión a favor de mejorar la protección de las víctimas

La mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea sólo concede un número reducido de permisos de residencia a las víctimas de la trata de seres humanos. Así lo pone de manifiesto el informe publicado hoy, Día de la UE contra la trata de seres humanos, sobre la aplicación de la Directiva sobre permisos de residencia a las víctimas de la trata de seres humanos.

«No podemos aceptar que solo se dé asistencia a escasos miles de víctimas de la trata de seres humanos, cuando son varios cientos de miles las personas objeto de este abuso entre países de la UE o con terceros países», ha afirmado Cecilia Malmström, Comisaria de la UE para Asuntos de Interior. «La trata de seres humanos, ya sea para trabajos forzados o para la explotación sexual, constituye un delito execrable y debería llamarse con el nombre que le corresponde: esclavitud moderna. La lucha contra la trata es una de mis prioridades y debemos movilizar todos los instrumentos de actuación para reforzar la prevención, el cumplimiento de la ley y la protección de las víctimas».

La Comisión Europea ha contraído un fuerte compromiso con la lucha contra la trata de seres humanos, como deja patente su propuesta de nueva Directiva de la UE, que presentó en marzo de 2010. Además de abordar la aproximación de las disposiciones de Derecho penal sustantivo, la nueva propuesta garantiza una mejor asistencia y protección de las víctimas al tiempo que refuerza la prevención del delito. La Directiva también contempla el principio de no penalización de las víctimas por los delitos que se hayan visto obligadas a cometer como consecuencia directa de la trata de que hayan sido objeto.

La asistencia a las víctimas implica no solo prestarles ayuda, sino evitar que las mismas redes traten con otros seres humanos. Las víctimas de la trata de seres humanos no están siempre dispuestas a cooperar con las fuerzas policiales, lo que hace difícil la identificación de los delincuentes. Por lo tanto, son varias las razones que aconsejan hacer un uso exhaustivo de los instrumentos existentes en materia de protección de las víctimas. En particular, la Directiva 2004/81/CE permite a los Estados miembros conceder permisos de residencia temporales, en función de la duración de los procedimientos nacionales pertinentes, a las víctimas de terceros países que cooperen con las autoridades investigadoras. En su informe de aplicación de la Directiva, la Comisión Europea señala que aunque el número anual de víctimas identificadas en algunos Estados miembros va de varios cientos hasta dos mil, la cifra de permisos de residencia concedidos en virtud de la Directiva raramente supera la veintena anual. Si bien es cierto que una parte de las víctimas no cumple los requisitos de la Directiva (porque proceden del interior de la UE), es notable la diferencia entre el número de víctimas identificadas y el de las que obtuvieron permisos de residencia específicos.

La Comisión estudiará todos los casos en los que se han presentado problemas de aplicación de la Directiva y estudiará la necesidad de modificarla de forma que se refuerce su potencial en términos de lucha contra la trata y de protección de las víctimas. Entre las novedades cabría incluir la posibilidad de conceder un permiso de residencia temporal a las víctimas que se encuentren en una situación vulnerable, sin que sea necesaria la cooperación con las autoridades competentes. Otras modificaciones podrían incluir una duración específica para los periodos de reflexión de las víctimas, un refuerzo del marco para el tratamiento, en particular de los menores de edad, así como el refuerzo de la obligación de informar a las víctimas de sus derechos.

Antecedentes

Cada año, el 18 de octubre es el Día de la UE contra la trata de seres humanos. El primer Día contra la trata de seres humanos se celebró en 2007. Con motivo de este cuarto aniversario desde su lanzamiento, la Presidencia belga de la UE organiza una conferencia de alto nivel con el título «Hacia un enfoque pluridisciplinario de la prevención de la trata de seres humanos, del enjuiciamiento de los delincuentes y de la protección de las víctimas». A ella acudirán políticos, profesionales de los gobiernos y representantes de la sociedad civil de toda la UE.

En marzo de 2010, la Comisión Europea propuso una nueva Directiva UE contra la trata de seres humanos, que incluye acciones en los frentes siguientes:

  • Disposiciones del Derecho penal, incluida una definición común del delito, las circunstancias agravantes y penas máximas, así como la no imposición de penas a las víctimas.

  • Enjuiciamiento de los delincuentes, incluida la posibilidad de procesar a nacionales de la UE por crímenes cometidos en otros países.

  • Derechos de las víctimas en los procesos penales, con un tratamiento específico para las víctimas vulnerables, la protección policial de las víctimas, el asesoramiento jurídico y medidas de protección especial para los menores de edad.

  • Apoyo a las víctimas, incluidos los mecanismos nacionales de identificación y asistencia rápidas.

  • Prevención, incluidas medidas dirigidas a disuadir la demanda que favorece la trata.

  • Supervisión, que incluye la designación de ponentes nacionales o mecanismos equivalentes para supervisar la aplicación.

La Directiva 2004/81/CE relativa a la expedición de un permiso de residencia a nacionales de terceros países que sean víctimas de la trata de seres humanos o hayan sido objeto de una acción de ayuda a la inmigración ilegal, que cooperen con las autoridades competentes, establece un sistema por el que de entrada, se ofrezca a cada víctima de la trata que sea nacional de un tercer país un período de reflexión para que puedan decidir si cooperan con las autoridades competentes. Durante el periodo de reflexión, las víctimas podrán beneficiarse de los recursos y el tratamiento necesarios, especialmente concebidos para las víctimas con necesidades especiales. Las víctimas que decidan cooperar con las autoridades competentes pueden obtener un permiso de residencia temporal en función de la duración de los procedimientos nacionales.

Para más información

Página Internet de Cecilia Malmström, Comisaria de la UE de Asuntos de Interior:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/malmstrom/index_en.htm


Side Bar