Navigation path

Left navigation

Additional tools

El Código de fronteras Schengen evaluado: la Comisión, preocupada por las dificultades para los viajeros descritas

European Commission - IP/10/1329   13/10/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1329

Bruselas, 13 de octubre de 2010

El Código de fronteras Schengen evaluado: la Comisión, preocupada por las dificultades para los viajeros descritas

En su informe sobre la aplicación del Código de fronteras Schengen referente a las fronteras interiores, la Comisión señala tres elementos específicos preocupantes: dificultades vinculadas a supuestos controles regulares y sistemáticos en determinadas zonas fronterizas interiores; mantenimiento de obstáculos a un tráfico fluido en pasos fronterizos de carretera en las fronteras interiores; y retrasos en la notificación de las reintroducciones previstas de controles fronterizos interiores.

«La existencia de un espacio sin fronteras interiores en el que las personas pueden moverse libremente representa uno de los mayores logros de la cooperación europea y algo que beneficia realmente a los ciudadanos. Por ello, es lamentable que esto no se respete en todas partes, tal como pone de manifiesto este informe», declaró Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior de la UE.

El Acuerdo Schengen significa que los individuos, independientemente de su nacionalidad, pueden cruzar las fronteras interiores en cualquier punto sin ser objeto de controles fronterizos. Sin embargo, las autoridades competentes de los Estados miembros, en el ejercicio de sus competencias de policía, pueden realizar controles sobre las personas en la totalidad de su territorio, incluidas las zonas fronterizas, en la medida en que el ejercicio de esas competencias no surta un efecto que sea el equivalente de los controles fronterizos.

La Comisión está preocupada por las dificultades comunicadas por los viajeros en relación con los supuestos controles sistemáticos y regulares que se realizan en determinadas zonas fronterizas interiores. Para hacer un seguimiento adecuado de esta situación y abordar las preocupaciones de los ciudadanos, la Comisión considera que es necesaria más información de los Estados miembros sobre las razones y la frecuencia de los controles que realizan en las zonas fronterizas interiores.

En respuesta a esta situación, la Comisión evalúa actualmente las denuncias y se dirige a los Estados miembros para pedirles explicaciones. Si las explicaciones no son satisfactorias, la Comisión utilizará todos los medios disponibles para velar por la correcta aplicación del Derecho de la Unión. Asimismo, la Comisión pedirá a los Estados miembros que le suministren estadísticas sobre los controles policiales realizados en la totalidad de sus territorios y, en particular, en las zonas fronterizas interiores. Además, en su propuesta sobre el mecanismo de evaluación de Schengen revisado, la Comisión contemplará realizar visitas in situ imprevistas para comprobar la ausencia de controles en las fronteras interiores.

La Comisión también observa que, en pasos de carretera de las fronteras interiores, se mantienen aún grandes infraestructuras, frecuentemente acompañadas de importantes límites de velocidad. La Comisión opina que los Estados miembros deben retirar todos estos obstáculos para facilitar un tráfico fluido, y, en especial, todo límite de velocidad que no se base exclusivamente en consideraciones de seguridad vial.

Finalmente, con respecto al hecho de que el Código de fronteras Schengen permita la reintroducción temporal de los controles fronterizos en las fronteras interiores, la Comisión insiste en la notificación oportuna de toda reintroducción prevista de los controles fronterizos interiores. Asimismo, la Comisión pide a los Estados miembros que faciliten información detallada para permitir a dicha Institución, cuando sea necesario, que emita su dictamen y proceda a las consultas formales entre los Estados miembros y la Comisión.

Antecedentes

El Acuerdo de Schengen fue firmado el 14 de junio de 1985 por Bélgica, Alemania, Francia, Luxemburgo y los Países Bajos. Permite la libre circulación de personas dentro del espacio Schengen mediante la abolición de los controles sistemáticos de las fronteras interiores.

El espacio Schengen está constituido actualmente por veinticinco Estados miembros de Schengen, es decir, algunos países de la UE, a saber, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Francia, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, España, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia, así como los tres países asociados no pertenecientes a la UE, que son Noruega, Islandia y Suiza. Por el momento, Bulgaria, Rumanía y Chipre solo aplican parcialmente la legislación de Schengen y, por lo tanto, en las fronteras de estos tres Estados miembros de la UE se siguen efectuando controles.

El Código de fronteras Schengen (Reglamento (CE) nº 562/2006) entró en vigor el 13 de octubre de 2006. Consolida y desarrolla la legislación de Schengen. El título III del Código confirma la ausencia de controles de las personas que cruzan las fronteras interiores entre los países de Schengen.

El artículo 38 del Código de fronteras Schengen establece que, a más tardar el 13 de octubre de 2009, la Comisión debe presentar al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre la aplicación del título III. Con este fin, la Comisión dirigió un cuestionario a los Estados miembros para obtener información sobre la aplicación de las disposiciones de dicho título del Código de fronteras Schengen. El plazo para la presentación del informe no pudo respetarse debido a la transmisión tardía de la información por parte de varios Estados miembros. El informe de la Comisión, elaborado sobre la base de las respuestas de los Estados miembros, también refleja la información presentada a la Comisión por los ciudadanos y Miembros del Parlamento Europeo, señalando supuestos controles fronterizos en las fronteras internas y obstáculos que todavía perduran al tráfico fluido en determinados antiguos pasos fronterizos.

Para más información:

Página en Internet de Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/malmstrom/index_en.htm

MEMO/10/488


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website