Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/10/1152

Bruselas, 21 de septiembre de 2010

Agenda Digital: La UE destina cinco millones de euros para contribuir a transformar la antigua Ruta de la Seda en una autopista ultrarrápida de enseñanza e investigación

La Comisión Europea ha contribuido hoy a incrementar la capacidad de internet que pueden utilizar los investigadores de la región de Asia Central (Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán). Con su contribución de cinco millones de euros en favor de la Red de Enseñanza e Investigación de Asia Central (Central Asia Research and Education Network, CAREN) se ha modernizado la antigua Ruta de la Seda hasta convertirla en una autopista de internet de alta velocidad del siglo XXI al servicio de la enseñanza y la investigación. A partir de ahora, los investigadores, docentes y estudiantes de la región disponen de conexiones de internet ultrarrápidas que les brindan posibilidades sin igual para desempeñar un papel de primer orden en el ámbito de la investigación internacional. La Red CAREN, a la que también desean sumarse Kazajstán y Uzbekistán, establecerá vínculos entre más de medio millón de usuarios de más de quinientos centros de investigación y universidades.

La Vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, ha declarado: «La Red CAREN plasma la estrategia de la Comisión de corregir una deficiencia importante de la infraestructura global europea de investigación estableciendo, a un coste reducido, canales de transmisión de datos de alta capacidad con Asia Central. Reduce la brecha digital y contribuye a la modernización y al desarrollo de la enseñanza y la investigación en la región».

El Comisario Europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, ha declarado asimismo: «Este proyecto mejorará y facilitará la labor de más de quinientos mil investigadores de Asia Central. Apoyar las conexiones en el ámbito de la enseñanza superior e internet constituye una inversión en favor de la excelencia futura de los centros de innovación de Asia Central. Confío en que la ayuda de la UE contribuya en gran medida al crecimiento económico de esos países».

La Red de Enseñanza e Investigación de Asia Central (CAREN) puesta en marcha oficialmente hoy en Bishkek, Kirguistán, permite acceder a cerca de medio millón de investigadores de esa región a las grandes bases de datos y a la gigantesca capacidad de tratamiento de información necesarias para las labores de investigación de vanguardia que redundarán directamente en beneficio de la región. Por ejemplo, en esa zona de intensa actividad sísmica, situada en la intersección de la placa tectónica euroasiática y la placa tectónica de la India, los vínculos de alta velocidad de CAREN permitirán a los científicos consultar e intercambiar datos de las estaciones de vigilancia sísmica casi instantáneamente. Se mejorará así la evaluación del peligro y la gestión eficaz del riesgo de catástrofes, por ejemplo estableciendo conexiones entre los investigadores del Instituto de Asia Central de Ciencias de la Tierra (Kirguistán) y sus compañeros del Centro de Investigación sobre Ciencias de la Tierra de Alemania (Deutsches GeoForschungsZentrum, GFZ).

La mejora de la capacidad de internet resulta también beneficiosa en otros ámbitos, por ejemplo facilita las iniciativas de telemedicina desarrolladas en Tayikistán, las iniciativas de colaboración previstas en el ámbito textil entre el London College of Fashion y entidades asociadas de Tashkent, y las labores de supervisión medioambiental de la cuenca del lago Issyk-Kul desarrolladas en cooperación por el Instituto de Física de Kirguistán y organismos asociados de EE.UU. y Alemania. Ya se han emprendido varios proyectos de aprendizaje a distancia, en particular en Turkmenistán, en colaboración con la Universidad Técnica de Hamburgo y la Universidad Autónoma de Barcelona. En el acto de lanzamiento de hoy, diversas presentaciones sobre tales iniciativas conjuntas entre Europa y Asia Central han puesto de manifiesto el potencial de la Red CAREN para fomentar la colaboración.

Pero la Red CAREN va más allá del establecimiento de conexiones de alta velocidad entre científicos de toda la región; gracias a la interconexión con su socio paneuropeo, la Red GÉANT, CAREN enlaza también a esos científicos con la comunidad mundial de enseñanza e investigación. Los investigadores pueden consultar bibliotecas digitales, acceder a bases de datos dispersas geográficamente, compartir herramientas científicas distantes entre sí e intercambiar con fiabilidad y rapidez grandes cantidades de datos desde lugares repartidos por todo el mundo.

Cofinanciada por la Oficina de Cooperación de la Comisión Europea, EuropeAid, CAREN recibe de esta institución el 80 % (5 millones de euros) de su presupuesto, que asciende a 6,25 millones de euros. Los países beneficiarios aportan los fondos restantes con arreglo a un planteamiento de reparto de los costes. El proyecto es impulsado y gestionado por DANTE, una organización especializada en la configuración de redes de investigación, junto con las redes nacionales de enseñanza e investigación de los países participantes.

Contexto

La Red CAREN se apoya en los logros alcanzados en el marco del proyecto Silk, financiado por la OTAN, que sentó las bases de la configuración de redes de investigación con el Cáucaso y Asia Central. Aunque en un principio se empleó tecnología de satélite de baja capacidad, más recientemente se ha comenzado a sustituir por fibra óptica terrestre. Después de que la financiación de la OTAN finalizara en junio de 2010, CAREN se encarga ahora del establecimiento y mantenimiento de conexiones destinadas a la enseñanza y la investigación en Asia Central.

Puesta en marcha en 2000, la red GÉANT dispone ahora de enlaces de alta velocidad con Asia, el Mediterráneo, África Meridional, América Latina (IP/08/354) y el Mar Negro (IP/09/407). Conecta asimismo a Pakistán con la comunidad de investigación mundial (IP/08/1590) y a la comunidad de investigación sobre fusión nuclear en Europa con sus centros de superordenadores (IP/09/117). La Comisión Europea apoya a la red GÉANT a través de su Programa Marco de Investigación, en virtud de cual le destinará un total de 93 millones de euros durante el periodo 2009-2013.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site