Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Agenda Digital: el proyecto de red de la UE pone a disposición de los investigadores europeos una capacidad de tratamiento equivalente a 200 000 ordenadores de mesa

Commission Européenne - IP/10/1119   14/09/2010

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1119

Bruselas, 14 de septiembre de 2010

Agenda Digital: el proyecto de red de la UE pone a disposición de los investigadores europeos una capacidad de tratamiento equivalente a 200 000 ordenadores de mesa

Gracias al proyecto de infraestructura de red europea o «European Grid Infrastructure» (EGI) que, financiado por la Comisión Europea, se ha puesto hoy en marcha, los investigadores de la UE tendrán un acceso no sólo continuo sino, además, sostenible a la capacidad de tratamiento combinada de más de 200 000 ordenadores de mesa en más de 30 países europeos. La Comisión contribuye al proyecto EGI-InSPIRE con 25 millones de euros a lo largo de cuatro años. El objetivo es interconectar unas capacidades de tratamiento informático que, de no ser por el proyecto, se mantendrían infraexplotadas y que, una vez combinadas, pondrán en manos de los investigadores los medios necesarios para resolver problemas complejos en el ámbito del medio ambiente, la energía o la salud pública. El proyecto EGI, que constituye la mayor infraestructura de red en colaboración jamás creada hasta ahora para la e-Ciencia, hará posible que varios equipos de investigadores que se hallen en distintas localidades puedan trabajar juntos para la resolución de un problema como si se encontraran en el mismo laboratorio. Reforzar las infraestructuras de investigación, como lo hace EGI, forma parte de la Agenda Digital para Europa, que es la estrategia de la Comisión destinada a maximizar el potencial social y económico de las tecnologías de la información y la comunicación (véanse los documentos IP/10/581, MEMO/10/199 y MEMO/10/200).

En palabras de Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión responsable de la Agenda Digital, «el acceso de los investigadores europeos a una mayor capacidad informática les ayudará a abordar los grandes retos a los que se enfrenta la investigación en ámbitos tales como el del cambio climático o el de la salud pública. La infraestructura de red europea no sólo reforzará la posición de Europa en el sector de la investigación y brindará a nuestros científicos el apoyo que precisan, sino que, además, permitirá ahorrar energía y recortar costes.»

La enorme capacidad de tratamiento que requiere la investigación para hacer frente a los problemas que plantean hoy, entre otros temas, el cambio climático o la salud pública, puede conseguirse utilizando los «superordenadores» ofrecidos por la iniciativa PRACE (Partnership for Advanced Computing in Europe, véase el documento IP/10/706), o explotando la capacidad de tratamiento de miles de ordenadores de mesa, hasta ahora desaprovechados, que se conecten entre sí por medio de redes de comunicaciones de alta velocidad.

Como media, un ordenador se mantiene inactivo durante aproximadamente el 60-85 % del tiempo. Las redes como EGI permiten que las tareas informáticas que manejan ingentes cantidades de datos se repartan entre muchos miles de ordenadores de mesa separados, poniendo así a trabajar sus procesadores durante los ciclos de inactividad. EGI-InSPIRE dará a los investigadores europeos acceso a la capacidad de tratamiento combinada de 200 000 ordenadores de mesa situados en más de 300 centros de todo el mundo. El proyecto, que tiene un coste de 73 millones de euros, contará con una contribución de la Comisión de 25 millones a lo largo de cuatro años. El resto de la financiación procederá de fuentes nacionales y, entre ellas, de las iniciativas nacionales de conexión en red (National Grid Initiatives o NGI).

El proyecto precursor de EGI, que se conoce con los términos ingleses de Enabling Grid for eScience, recibió en ocho años más de 100 millones de euros en subvenciones de la UE y es utilizado hoy por 13 000 investigadores, ayudando, por ejemplo, a los físicos del gran colisionador de hadrones de Suiza a estudiar las partículas más pequeñas que hoy se conocen o asistiendo a biólogos y científicos a desarrollar nuevos medicamentos para enfermedades tales como la gripe aviar o la malaria.

El hecho de que distintas comunidades de investigadores se conecten a la capacidad de tratamiento de ordenadores existentes puede coadyuvar también a un importante ahorro de costes y de energía. Se prevé que en los próximos años Europa invierta más de 2 000 millones de euros en nuevas infraestructuras de investigación de TIC destinadas a la física y la ingeniería, la energía, las ciencias medioambientales, la biología y la medicina, las ciencias sociales y las humanidades, así como al desarrollo de materiales e instalaciones de análisis. El nivel de ahorro puede ser importante si, en lugar de desarrollar como alternativa sus propias redes o superordenadores, los investigadores hacen uso en esas instalaciones de la capacidad de tratamiento que EGI pone a su disposición. EGI, además, puede utilizarse para someter a pruebas diversas tecnologías y servicios basados en la computación en nube.

Contexto

El proyecto EGI será coordinado por la organización EGI.eu, que, con base en Amsterdam, fue creada en febrero de 2010 para gestionar y explotar la infraestructura de red paneuropea. Esa organización trabajará en conjunción con las National Grid Initiatives para explotar y desarrollar la infraestructura EGI y garantizar así su disponibilidad a largo plazo.

Para más detalles sobre EGI, véase:

www.egi.eu

Para más detalles sobre las infraestructuras electrónicas, véase:

http://cordis.europa.eu/fp7/ict/e-infrastructure/home_en.html


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site