Navigation path

Left navigation

Additional tools

Previsiones intermedias para la UE: progreso de la recuperación en un entorno mundial incierto

European Commission - IP/10/1111   13/09/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1111

Bruselas, 13 de septiembre de 2010

Previsiones intermedias para la UE: progreso de la recuperación en un entorno mundial incierto

La recuperación económica en la UE ha ganado terreno en los últimos meses. El crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2010 fue especialmente fuerte, y estuvo más inclinado hacia la demanda interna de lo que se había previsto inicialmente. Si bien aún se espera que la actividad se modere en la segunda mitad del año, las perspectivas apuntan a un perfil trimestral ligeramente mejorado con respecto a las previsiones de primavera, debido a la prolongación en parte del impulso del segundo trimestre. La previsión actual para el conjunto de 2010 es de un crecimiento del PIB real del 1,8 % en la UE y del 1,7 % en la zona del euro, lo que representa una considerable revisión al alza. No obstante, la recuperación sigue siendo frágil, con una elevada incertidumbre y una evolución desigual de unos Estados miembros a otros. La inflación prevista por la Comisión para 2010 se mantiene en términos generales inalterada desde la primavera, con un 1,8 % para la UE y un 1,4 % para la zona del euro.

El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, ha dicho lo siguiente: «La economía europea se encuentra claramente en una senda de recuperación, más fuerte de lo que se había previsto en primavera, y el repunte de la demanda interna es un buen presagio para el mercado de trabajo. No obstante, persisten las incertidumbres y sigue siendo prioritario salvaguardar la estabilidad financiera y continuar el saneamiento presupuestario. Al mismo tiempo, tenemos que poner en marcha reformas estructurales para aumentar nuestro potencial de crecimiento. Cuanto antes y con más determinación actuemos, más seguros podremos estar de conseguir un crecimiento y una creación de empleo sostenidos.»

Revisión al alza de las previsiones de crecimiento para la UE y la zona del euro

Como reflejo de un primer semestre del año mejor de lo esperado, y de la prolongación de parte de este impulso durante el segundo semestre, se prevé que el PIB real crecerá un 1,8 % en la UE y un 1,7 % en la zona del euro en 2010 (lo que representa una revisión al alza de alrededor de 0,75 puntos porcentuales con respecto a las previsiones de primavera). Este panorama global se basa en las previsiones actualizadas correspondientes a Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, Polonia, España y el Reino Unido, que representan en conjunto alrededor del 80 % del PIB de la UE. Desglosada por Estados miembros, la evolución sigue siendo desigual, y son las economías alemana y polaca las que obtienen los mejores resultados. Esta desigualdad refleja las diferencias en las estructuras de producción, la magnitud del proceso de adaptación que se debe llevar a cabo y el reajuste que se está produciendo dentro de la UE y en la zona del euro.

Pérdida de vigor de la recuperación mundial

Al desvanecerse los efectos de las medidas de estímulo y de la constitución de existencias, es previsible que la recuperación mundial atraviese una etapa de aminoración en la segunda mitad del año, aunque parece improbable una nueva recesión. Pese a esta ralentización, se prevé que el PIB mundial (excluida la UE) crezca en alrededor de un 5 % en 2010, un 0,25 % más de lo previsto en primavera. Permite llegar a esta conclusión el hecho de que la actividad económica fue más fuerte de lo previsto en la primera parte del año. Al igual que en primavera, la perspectiva es de una recuperación desigual, con un crecimiento sólido en las economías emergentes pero una situación todavía frágil en varias economías avanzadas.

Reequilibrio del crecimiento de la UE hacia la demanda interna

Se espera que el crecimiento del PIB en la UE disminuya también en la segunda mitad de 2010, como reflejo de la ralentización de la economía mundial y de la desaparición gradual de los factores temporales que dieron impulso inicial a la recuperación. No obstante, la prolongación de parte del impulso del segundo trimestre justifica una ligera revisión al alza del perfil trimestral con respecto a las previsiones de primavera. La previsión actual es que el PIB crezca en un 0,5 % en la UE y en la zona del euro en el tercer trimestre, y en un 0,4 % y un 0,3 % respectivamente en el cuarto. Esta mejor perspectiva está basada, entre otras cosas, en indicadores de confianza que apuntan a una expansión continua de la actividad económica en los próximos meses.

Además, se observa que la recuperación se está extendiendo a diferentes sectores y componentes de la demanda. En concreto, la contribución de la inversión y el consumo privados al crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2010 rebasó la contribución combinada de las existencias y las exportaciones netas. Este reequilibrio es alentador, en especial teniendo en cuenta que el debilitamiento del entorno exterior en la segunda parte del año desincentivará previsiblemente el crecimiento de las exportaciones de la UE. Por otra parte, los mercados financieros siguen siendo frágiles, al haberse recuperado solo parcialmente de las tensiones experimentadas el pasado mayo.

La inflación sigue estando contenida

En la primera mitad de 2010 se registró un moderado aumento de la inflación IPCA, como consecuencia de la subida mundial de los precios de los productos básicos y de los efectos de base alcistas de la alimentación y de la energía. En los próximos meses, la morosidad de la economía y las expectativas de crecimiento contenido de los salarios y de baja inflación deberían mantener esta última bajo control, pese a la evolución reciente de los tipos de cambio y a la subida de los precios de algunos productos agrícolas por causas meteorológicas. Para 2010 en su conjunto, se prevé un promedio de inflación IPCA del 1,8 % en la UE y el 1,4 % en la zona del euro, sin apenas variaciones con respecto a las previsiones de primavera.

Evaluación de los riesgos

Aunque se mantiene una situación de elevada incertidumbre, los riesgos para las perspectivas de crecimiento de la UE en 2010 parecen, en términos generales, equilibrados. En el lado positivo, el reequilibrio del crecimiento del PIB hacia la demanda interna y la propagación de la reactivación de la actividad en Alemania a otros Estados miembros podrían materializarse en mayor medida de lo previsto actualmente. En el lado negativo, no pueden descartarse una demanda exterior más débil de lo previsto y nuevas tensiones en los mercados financieros, mientras que el saneamiento presupuestario podría tener mayores repercusiones de lo esperado sobre la demanda interna de los países afectados. En cuanto a las perspectivas en materia de inflación, los riesgos para 2010 también parecen estar, en términos generales, equilibrados.

Se puede consultar un informe más detallado en:

http://ec.europa.eu/economy_finance/articles/eu_economic_situation/2010-09-13-interim_forecast_en.htm

Table 1: Real GDP growth

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED

Note: the quarterly figures are working-day and seasonally adjusted, while the annual figures are unadjusted.

Table 2: Consumer price inflation

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website