Navigation path

Left navigation

Additional tools

El Comisario Šemeta visita China para impulsar la cooperación en materia de controles aduaneros y lucha contra la falsificación de productos

European Commission - IP/10/1079   31/08/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/10/1079

Bruselas, 31 de agosto de 2010

El Comisario Šemeta visita China para impulsar la cooperación en materia de controles aduaneros y lucha contra la falsificación de productos

Algirdas Šemeta, Comisario de la UE de Fiscalidad, Unión Aduanera, Lucha contra el Fraude y Auditoría, abrirá mañana una conferencia internacional en la exposición universal de Shangai 2010 sobre cómo tender puentes para facilitar el comercio entre China y la UE. La conferencia tiene por objeto estudiar cómo reforzar la cooperación aduanera entre la UE y China al efecto de facilitar unas relaciones comerciales fluidas entre ambas partes garantizando un alto nivel de protección a los ciudadanos. Proteger la cadena de suministro, hacer frente al contrabando (especialmente de cigarrillos) y proteger los derechos de propiedad intelectual serán los puntos principales del orden del día. China es el segundo socio comercial de la UE después de los EE UU y el primer país de origen de sus importaciones. La UE es el mayor mercado de exportación de China. Por consiguiente, tanto a la UE como a China les interesa verdaderamente que unos productos seguros, auténticos y legales puedan acceder fácilmente a los respectivos mercados. El Comisario Šemeta permanecerá tres días en China hablando con las autoridades del país y con representantes de las empresas de temas clave relacionados con las aduanas y las medidas de lucha contra el fraude y visitará el puerto de Shangai para observar personalmente cómo funcionan los controles aduaneros chinos.

El Comisario Šemeta ha declarado lo siguiente: «El auge del comercio entre la UE y China es muy positivo. Sin embargo, su lado negativo es que asistimos a un aumento paralelo del comercio ilegal, que debe atajarse. El respeto de la normativa aduanera es esencial para proteger a nuestros ciudadanos y para garantizar el libre flujo de mercancías entre las potencias comerciales. Por eso debemos trabajar aún más duro en pro de una cooperación aduanera eficaz entre la UE y China, que se base en la confianza mutua y en objetivos comunes.».

Las aduanas de la UE desempeñan un papel crucial al garantizar el equilibrio entre la protección de la sociedad y el fomento de los flujos comerciales legítimos. Las aduanas tienen información sobre cada importación y exportación que cruza las fronteras de la UE y recurre a métodos sofisticados para controlar esos productos. China constituye el desafío más importante para la política comercial de la UE. La cooperación entre las autoridades aduaneras de ambos partes es esencial para facilitar el comercio.

Seguridad de la cadena de suministro

Unas buenas relaciones comerciales deben fundarse en la confianza de que ambas partes están plenamente comprometidas en garantizar un alto grado de seguridad de las mercancías que exportan. La UE y China han trabajado durante varios años para consolidar esta confianza en el ámbito de las aduanas. Entre las medidas importantes tomadas se cuenta la firma de Acuerdo de cooperación aduanera y asistencia administrativa mutua y la creación del Comité Mixto UE-China de Cooperación Aduanera (CMCA), para fomentar la cooperación y el intercambio de información y contribuir a encontrar soluciones comunes a los problemas encontrados a este respecto.

Un tema importante sobre el que el Comisario hablará con sus homólogos en Shangai será la ampliación del proyecto piloto de rutas comerciales seguras e inteligentes (Smart and Secure Trade Lanes, SSTL) que se puso en marcha en 2006. Este proyecto crucial prueba las medidas de seguridad aplicadas a los contenedores y la tecnología asociada (p. ej., sellos inteligentes) a lo largo de todo su trayecto, además de fomentar el intercambio de datos y el reconocimiento mutuo en asuntos aduaneros fundamentales. En la primera fase han participado puertos del Reino Unido y los Países Bajos, así como el puerto chino de Shenzhen. El proyecto piloto SSTL ha tenido un gran éxito a la hora de fomentar la confianza, la cooperación y el entendimiento entre los servicios de aduanas participantes, además de hacer avanzar el trabajo de reconocimiento mutuo por ambas partes de los programas de asociación empresarial. La UE y China se están preparando ahora para poner en marcha la próxima fase del SSTL, en que participarán también Bélgica, Francia, Alemania e Italia, así como el puerto de Shangai. El objetivo a largo plazo de este proyecto es facilitar un acuerdo sobre el reconocimiento mutuo de las medidas de seguridad, los resultados de los controles y los agentes económicos autorizados.

Derechos de propiedad intelectual

La protección de derechos de la propiedad intelectual (DPI) y la lucha contra la falsificación y la piratería son esenciales para garantizar el éxito de las relaciones económicas y comerciales entre la Unión Europea y China. En enero de 2009, la UE y China firmaron un acuerdo sobre un ambicioso plan de acción con vistas a una cooperación aduanera más estrecha entre la UE y China en materia de aplicación de los DPI al efecto de reforzar los controles aduaneros contra la falsificación y la piratería en los productos objeto de comercio entre ambas partes (véase IP/09/193). En este plan de acción, ambas partes se han centrado en la creación y funcionamiento de una red aduanera sobre protección de los DPI, además de en el fomento de actividades en ámbitos fundamentales tales como el intercambio de datos, la difusión de mejores prácticas y la cooperación con la industria en esta materia. Durante la visita del Comisario a China, ambas partes debatirán la prórroga de este plan de acción hasta finales de 2012 a fin de garantizar su aplicación correcta y fructífera y estudiarán como mejorar las actividades realizadas al amparo del plan.

Lucha contra el contrabando de tabaco

El Comisario Šemeta también hablará sobre cómo intensificar la cooperación entre la Unión Europea y China para atajar el comercio ilegal de tabaco. Los cigarrillos falsificados y de contrabando plantean un grave problema para la UE: Las aduanas de la UE decomisaron más de 5 000 millones cigarrillos ilegales el año pasado y esta cifra solo equivale quizás al 5-10 % de lo que se sospecha puede ser el volumen real de este comercio. La UE y los Estados miembros pierden hasta 10 000 millones de euros en impuestos no recaudados al año debido al comercio ilícito de tabaco. Además, el dinero procedente de la falsificación y el contrabando financia la delincuencia organizada y el terrorismo, lo que afecta a países de todo el mundo. La cooperación entre la Unión Europea y China en materia de contrabando de tabaco se enmarca en el Acuerdo de ayuda mutua firmado por ambas partes en 2004 (véase IP/04/599). Desde 2008, la OLAF (Oficina Europea de Lucha contra el Fraude) tiene un funcionario de enlace en Pekín para colaborar con las aduanas chinas y otras autoridades para hacer frente al contrabando de tabaco. Una colaboración estrecha y el intercambio de información sobre los envíos sospechosos son esenciales a la hora de orientar las operaciones y mejorar los controles contra el tráfico ilegal de tabaco.

Para más información, véase MEMO/10/389

http://ec.europa.eu/taxation_customs/customs/policy_issues/conference_events/shangai/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website