Navigation path

Left navigation

Additional tools

El Espacio Europeo de Investigación gana en atractivo, pero la intensidad de la I+D de la UE se estanca: no es momento para relajarse

European Commission - IP/09/92   22/01/2009

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/09/92

Bruselas, 22 de enero de 2009

El Espacio Europeo de Investigación gana en atractivo, pero la intensidad de la I+D de la UE se estanca: no es momento para relajarse

Un informe con los datos fundamentales de 2008 sobre ciencia, tecnología y competitividad, publicado hoy, proporciona por primera vez una visión general de la evolución registrada entre los años 2000 y 2006 en las inversiones de la UE en I+D y en la puesta en práctica del Espacio Europeo de Investigación (EEI). El informe muestra un incremento del número de investigadores europeos y del atractivo de la UE para los investigadores extranjeros y las inversiones privadas en I+D procedentes de Estados Unidos. Sin embargo, el estancamiento de la intensidad de la I+D (porcentaje del PIB destinado a I+D) de la UE-27 en el 1,84 % frena la aspiración de la UE de convertirse en una sociedad basada en el conocimiento competitiva a nivel mundial. Pese al aumento de las inversiones en investigación de muchos Estados miembros y a la mejora de la eficiencia de sus sistemas de investigación, la UE está aún lejos de alcanzar el objetivo fijado en Lisboa de alcanzar una inversión del 3 % del PIB en I+D. El rendimiento de la UE se ve obstaculizado por el mantenimiento del bajo nivel de inversiones de las empresas en I+D, ligado a una estructura industrial con un sector de alta tecnología menor que en Estados Unidos. El Cuadro europeo de indicadores de 2008, publicado simultáneamente, proporciona información detallada del rendimiento de la innovación de la UE. Ambos informes ponen de relieve que la UE debe cambiar su estructura industrial, concentrarse en la innovación y asegurar un mayor y mejor uso de la I+D.

Al comentar estos informes, el Comisario Europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potočnik, y el Vicepresidente Günter Verheugen, responsable de Empresa e Industria, indicaron: En tiempos de crisis, no es oportuno interrumpir ni las inversiones en investigación ni la innovación. Dichas inversiones son esenciales si Europa quiere salir fortalecida de la crisis económica y desea afrontar los desafíos del cambio climático y de la globalización. La UE cuenta con muchos activos, en especial un Espacio Europeo de Investigación cada vez más atractivo y con unos resultados cada vez mejores por lo que se refiere a la innovación. Pero queda bastante por hacer, sobre todo por lo que se refiere a la inversión de las empresas, que es relativamente baja. Las iniciativas de la Comisión para mejorar la eficiencia de la investigación de la UE, estimular la innovación y desarrollar mercados de la alta tecnología están colocando a la UE en el buen camino.

Los principales resultados del informe de 2008 sobre ciencia, tecnología y competitividad indican los siguientes aspectos:

1. En un mundo globalizado, la investigación es un activo fundamental para la competitividad.

En el ámbito de la ciencia y la tecnología han surgido importantes competidores, especialmente en Asia. La distribución de los conocimientos es cada vez más uniforme y la UE representa actualmente un porcentaje inferior al 25 %. El Espacio Europeo de Investigación debe hacerse más atractivo, abierto y competitivo en el escenario mundial.

2. La intensidad general de la I+D de la UE está estancándose, pero este dato oculta disparidades a nivel nacional.

El hecho de que todos los Estados miembros de la UE hayan aumentado sus gastos en I+D entre los años 2000 y 2006 demuestra su compromiso con la estrategia de Lisboa. Sin embargo, el PIB experimentó el mismo índice de crecimiento durante dicho periodo, lo que significa que la intensidad de la I+D se ha mantenido en torno al 1,84 % desde 2005[1]. Entre 2000 y 2006, hubo diecisiete Estados miembros, principalmente los que están acortando distancias, que aumentaron su intensidad de I+D, pero diez, que representan el 47 % del PIB de la UE, la redujeron. Por su parte, Japón ha aumentado su intensidad de I+D del 3,04 % al 3,39 %, Corea del Sur ha pasado del 2,39 % al 3,23 % y China acorta diferencias rápidamente, pasando del 0,90 % al 1,42 %.

3. La intensidad de la inversión del sector privado es aún demasiado baja.

La razón principal de la diferencia entre la intensidad de la I+D de la UE y la de sus competidores reside en la financiación de la I+D por parte del sector empresarial, que en la UE se redujo entre 2000 y 2005 mientras que en Estados Unidos, Japón y China aumentó sustancialmente. Esto responde sobre todo al menor tamaño del sector de alta tecnología intensivo en investigación de la UE. La construcción de una economía basada en los conocimientos exige cambios estructurales que procuren una mayor intensidad de la I+D en los distintos sectores y una mayor participación de los sectores de alta tecnología en la economía de la UE. Esto requiere condiciones marco que favorezcan el desarrollo de PYME de alta tecnología de crecimiento rápido, el desarrollo en Europa de mercados propicios a la innovación y un acceso más barato a la patentación a escala comunitaria.

4. Excelencia en la investigación: aumenta el número de investigadores, pero disminuye la capacidad de explotación de los conocimientos respecto a los competidores.

Aunque el porcentaje de investigadores en la fuerza de trabajo es aún inferior, el número de investigadores de la UE ha crecido desde el año 2000 dos veces más rápido que en Estados Unidos y Japón. Por lo que se refiere al impacto de la investigación, la UE está aún entre los principales productores mundiales de conocimientos científicos (medido por publicaciones), pero contribuye menos que Estados Unidos a las publicaciones de mayor impacto.

5. Aumenta el atractivo para las inversiones extranjeras y los profesionales de la ciencia y la tecnología.

Pese al ascenso de Asia como nuevo polo de I+D, la UE ha ido atrayendo cada vez más inversiones privadas en I+D procedentes de Estados Unidos. En 2005, las filiales de Estados Unidos hicieron el 62,5 % de sus inversiones en I+D en la UE y sólo el 3,3 % en China. Asimismo, la UE atrae cada vez a más profesionales de la ciencia y la tecnología de terceros países.

Para más información:

Full report on Science, Technology and Competitiveness (ST&C) key figures 2008:

http://ec.europa.eu/research/era/

Full report on Innovation Scoreboard 2008:

http://www.proinno-europe.eu/metrics

Véase también: MEMO/09/19 + IP/09/112 + MEMO/09/18


[1] Cifra provisional para 2007: 1,83 %.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website