Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Remuneración en el sector de los servicios financieros: la Comisión fija principios sobre la remuneración del personal que asuma riesgos en las entidades financieras

Commission Européenne - IP/09/674   29/04/2009

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/09/674

Bruselas, 29 de abril del 2009

Remuneración en el sector de los servicios financieros: la Comisión fija principios sobre la remuneración del personal que asuma riesgos en las entidades financieras

La Comisión Europea ha adoptado una Recomendación sobre la remuneración en el sector de los servicios financieros. En ella, recomienda que los Estados miembros velen por que las entidades financieras adopten políticas de remuneración del personal con capacidad para asumir riesgos que favorezcan una gestión sólida y eficaz de éstos, y que sean coherentes con este objetivo. La Recomendación ofrece orientaciones sobre la estructura remunerativa, el proceso de elaboración y aplicación de las políticas en materia de remuneración y el papel de las autoridades de supervisión en el proceso de revisión de las políticas de remuneración de las entidades financieras. La Comisión ha adoptado también una Recomendación sobre el sistema de remuneración de los consejeros (véase IP/09/673).

Según Charlie McCreevy, Comisario de Mercado Interior, «Hasta ahora ha habido demasiados incentivos de efectos perversos en el sector de los servicios financieros. No es sensato ni lógico que los incentivos remunerativos alienten la asunción de riesgos excesivos para obtener ganancias a corto plazo. El G-20 ha acordado que se apliquen los rigurosos nuevos principios del Fondo de Estabilidad Financiera (FSF) sobre los sistemas remunerativos. La Comisión abre camino a este respecto. Es necesario que los incentivos guarden relación con la rentabilidad a largo plazo de la empresa en su conjunto. Naturalmente, los niveles de la remuneración deben seguir basándose en los resultados, pero en los criterios aplicables para determinar los resultados ha de tenerse en cuenta el riesgo, el coste del capital y la liquidez. La elaboración y la supervisión de las políticas remunerativas deben seguir siendo competencia del consejo de administración, y no delegarse en los cuadros superiores de las entidades. Al mismo tiempo, es necesaria una mayor intervención de las autoridades de supervisión en la revisión de las prácticas de remuneración de las entidades financieras, a fin de impulsar el rigor de dichas prácticas.»

La Recomendación invita a los Estados miembros a adoptar medidas en cuatro terrenos:

  • Estructura remunerativa: las políticas de remuneración del personal responsable de asumir riesgos deben favorecer una gestión sólida y eficaz de los riesgos, y ser coherentes con este objetivo. A estos efectos, las entidades financieras deben alcanzar el oportuno equilibrio entre el nivel de los conceptos remunerativos fijos y el nivel de las primas. La mayor parte del pago de las primas debe aplazarse, con el fin de atender a los riesgos asociados a los resultados esperados durante el ciclo económico de la entidad. Los criterios de medición de los resultados deben favorecer los resultados a largo plazo de las entidades financieras y atender al riesgo, al coste del capital y a la liquidez. Además, las entidades financieras deben poder recuperar las primas que se hayan abonado basándose en datos cuya inexactitud quede demostrada de forma manifiesta («cláusula de recuperación»).
  • Gobernanza: la política de remuneración debe ser internamente transparente, ha de ser clara, estar debidamente documentada y prever medidas dirigidas a evitar los conflictos de intereses. El consejo de administración debe tener la responsabilidad de supervisar la aplicación de la política de remuneración del conjunto de la entidad financiera, con la oportuna intervención también de los departamentos de control interno y de recursos humanos, o de expertos. Los miembros del consejo de administración y el resto de personal que intervenga en la elaboración y aplicación de las políticas remunerativas han de ser independientes.
  • Obligación de información: la política de remuneración debe divulgarse adecuadamente entre los interesados. Ello se hará de forma clara y comprensible, describiendo los elementos esenciales de la política de remuneración, su elaboración y aplicación.
  • Supervisión: los supervisores, haciendo uso de los instrumentos de supervisión de que disponen, deben velar por que las entidades financieras apliquen, en toda la medida de lo posible, los principios propios de unas políticas de remuneración rigurosas, y por que tales políticas sean acordes con una eficaz gestión del riesgo. En aras de la proporcionalidad, los supervisores deben tener en cuenta la naturaleza y el tamaño de la entidad financiera y la complejidad de sus actividades, a la hora de verificar si cumplen los citados principios.

La Recomendación tiene debidamente en cuenta los esfuerzos ya realizados por varios Estados miembros y pretende impulsar más esos esfuerzos mediante la determinación de las mejores prácticas, en aras de una mayor convergencia en la UE. Al mismo tiempo, la Recomendación abarca todos los segmentos del sector de los servicios financieros, al objeto de que no queden lagunas por cubrir y de evitar que surjan falseamientos de la competencia entre diferentes segmentos y entidades financieras. Los principios se aplican a todas las categorías de personal de las entidades financieras cuyas actividades profesionales afectan de manera importante al perfil de riesgo de las mismas.

La Recomendación irá seguida de propuestas legislativas dirigidas a someter los sistemas de remuneración a supervisión prudencial. En junio, la Comisión presentará propuestas de revisión de la Directiva sobre los requisitos de capital, con el propósito de garantizar que el capital reglamentario cubra adecuadamente los riesgos inherentes a la cartera de negociación, las posiciones de titulización y las políticas de remuneración de los bancos.

Una vez transcurrido un año, la Comisión procederá a examinar las dos nuevas Recomendaciones a la vista de la experiencia adquirida y de los resultados que arrojen las tareas de seguimiento y presentará un informe de evaluación sobre la aplicación de ambas en los Estados miembros.

El texto completo de la Recomendación puede consultarse en la dirección siguiente:

http://ec.europa.eu/internal_market/company/directors-remun/index_en.htm

MEM0/09/212


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site