Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/09/409

Bruselas, 18 de marzo de 2009

Simplificación de la PAC: la Comisión sigue avanzando hacia el objetivo de reducir la carga administrativa en la agricultura en un 25 % antes de 2012

Gracias a los importantes avances ya realizados de cara a la simplificación de la política agrícola común (PAC), y a otras medidas aún pendientes de ejecución, la Comisión tiene la certeza de que alcanzará su objetivo de reducir la carga administrativa que genera la PAC en un 25 % antes de 2012. Esta opinión se ve corroborada por el dictamen sobre la agricultura emitido recientemente por el Grupo Stoiber. Un nuevo informe destaca una serie de medidas adoptadas en los últimos tres años y medio, que reducen las tareas burocráticas de los agricultores, de las empresas del ramo de la alimentación y de las Administraciones, y que pueden reducir los costes anuales en cientos de millones de euros, haciendo así que la agricultura europea sea más competitiva.

Desde 2005, la Comisión ha venido desarrollando un Plan de Acción para la Simplificación de la PAC, y desde entonces ha derogado cientos de actos obsoletos, ha introducido reformas que racionalizan la PAC y ha mejorado las prácticas de elaboración de las normas, y los sistemas informáticos. Un cambio fundamental es el constituido por el acuerdo recientemente alcanzado para una revisión a fondo («chequeo»), gracias al cual la PAC será mucho menos compleja. Otras medidas que figuran en el programa de la Comisión son la posibilidad de racionalizar las normas sobre condicionalidad, mayor frecuencia de revisión de la legislación y posibles cambios en la política de calidad de la UE, entre otras cosas en relación con las normas de comercialización y el sistema de indicaciones geográficas.

«Hemos avanzado enormemente en nuestros esfuerzos por hacer que la PAC sea más simple y comprensible», ha manifestado Mariann Fischer Boel, Comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural. «Simplificar la política supone simplificar la tarea de los administradores, pero, sobre todo, que los agricultores puedan dedicar más tiempo a sus tierras, haciendo lo que mejor saben hacer, y menos a tareas burocráticas. Los cambios introducidos reducirán también los gastos de los agricultores en cientos de millones de euros. En tiempos de dificultades económicas, esto es una grandísima ventaja».

La Comisión viene persiguiendo la simplificación de la PAC ya desde su primera Comunicación sobre este tema, publicada en octubre de 2005. El programa está plenamente integrado en la estrategia general de la Comisión sobre mejora de la legislación.

Logros desde 2005

Plan de Acción:

Emprendido a finales de 2006, ha evolucionado desde los 20 proyectos iniciales a los 50 actuales, 43 de los cuales ya se han ejecutado.

La supresión de la obligación de disponer de un certificado de exportación para la carne de vacuno sin restituciones por exportación ha reducido los costes de los operadores en unos 16 euros por tonelada.

La supresión de la obligación de que el agricultor, si desea acogerse a los pagos directos, debe disponer de una parcela durante al menos diez meses, recortará los gastos administrativos de las explotaciones en cerca de 19 millones de euros.

En cuanto a la exigencia de certificados de importación, se ha pasado de 500 a 65, y en el caso de las exportaciones tan sólo quedan vigentes 43. Previsiblemente, esto reducirá los costes en aproximadamente 7,4 millones de euros.

La Comisión ha derogado normas de comercialización específicas en relación con 26 tipos de frutas y hortalizas, lo que conlleva que los operadores ya no deban soportar costes de cumplimiento, que las autoridades ya no tengan que realizar controles y, en consecuencia, que se desperdicie menos producción.

La modificación de las normas sobre condicionalidad podría recortar los gastos administrativos de los agricultores en hasta 5,7 millones de euros.

Cambios en la política:

El «chequeo» de la PAC se considera que probablemente reducirá los gastos administrativos de las explotaciones en unos 135 millones de euros, como consecuencia de la eliminación de una serie de regímenes de ayuda específicos. La supresión del régimen de retirada de tierras se estima que reducirá los costes de las explotaciones en 146 millones de euros.

A la simplificación contribuyen las reformas de los sectores del azúcar, del vino y de las frutas y hortalizas, y su inclusión en el régimen de pago único y en la organización común de mercados única.

Simplificación técnica:

Se han derogado casi 300 actos ya obsoletos.

La adopción de la organización común de mercados única supone sustituir 21 organizaciones comunes de mercado individuales por una sola, lo que comporta una reducción de los artículos, que de 920 pasan a ser 230, y la derogación de 78 actos del Consejo.

El número de instrumentos legales aplicables a las ayudas estatales se ha reducido de seis a tres.

Cabe mencionar también el ISAMM, nuevo sistema informático destinado a facilitar el intercambio de información entre la Comisión y los Estados miembros, que se encuentra en la última fase de desarrollo.

Con un mejor uso de la informática, los Estados miembros podrían reducir los gastos administrativos de las explotaciones en más de 400 millones de euros adicionales.

Futuras actuaciones:

Están previstas las siguientes medidas:

Nuevas actividades de formación de los funcionarios, con estancia en explotaciones; una posible armonización de las normas sobre condicionalidad; mejoras en la política de calidad; revisión más frecuente de la legislación; formación en la redacción de textos, a fin de conseguir que la legislación resulte más comprensible.

http://ec.europa.eu/agriculture/simplification/index_fr.htm


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site