Navigation path

Left navigation

Additional tools

10 de diciembre de 2009: Día de los Derechos Humanos

European Commission - IP/09/1901   10/12/2009

Other available languages: EN FR DE PT

IP/09/ 1901

Bruselas, 10 de diciembre de 2009

10 de diciembre de 2009: Día de los Derechos Humanos

El Día de los Derechos Humanos hace hincapié en la no discriminación, con el lema «Elija la diversidad, ponga fin a la discriminación». Si bien la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que «todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos», millones de personas en el mundo son objeto de discriminación en su vida diaria. La discriminación por razones tales como el sexo, el origen racial y étnico, la religión o las creencias, la discapacidad, la edad o la orientación sexual es incompatible con los principios básicos que subyacen a la Unión Europea. La prohibición de la discriminación está inscrita en la Carta de Derechos Fundamentales. La UE está comprometida en la lucha contra todas las formas de discriminación, en la UE y en el mundo.

Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, ha declarado: «La Unión Europea y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos están unidos en su deseo y sus esfuerzos por conseguir que la discriminación sea cosa del pasado.» La Comisión es uno de los principales contribuyentes al presupuesto voluntario de la OACDH a través del Instrumento para la Democracia y los Derechos Humanos. Se trata de una clara demostración de nuestra voluntad de unir fuerzas con la OACDH en la lucha contra las discriminaciones, tanto en la UE como en el mundo.«

Jacques Barrot, Vicepresidente y Comisario responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, ha declarado: «El racismo y la xenofobia constituyen una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales, que son los principios en los que se basa la Unión Europea y que son comunes a los Estados miembros. No hay lugar para el racismo y la xenofobia en Europa, ni debe haberlo en ninguna otra parte del mundo. El diálogo y la comprensión deben prevalecer sobre el odio y la provocación.»

Vladimír Špidla, Comisario responsable de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades, ha añadido: «La discriminación constituye un desperdicio de talento y una negación de los derechos fundamentales. La igualdad y la no discriminación no son lujos reservados a los períodos de crecimiento económico. Ahora que crece el desempleo y aumenta el riesgo de pobreza y marginación debido a la recesión económica, la UE y los Estados miembros deben reforzar más que nunca su compromiso con la igualdad de oportunidades. La lucha contra cualquier forma de discriminación constituye una prioridad para esta Comisión y para mí personalmente.»

Antecedentes :

Tanto l a discriminación como el racismo, la xenofobia y la intolerancia a ellos asociada constituyen problemas a los que se enfrentan todas las sociedades y todos los países del mundo. La lucha contra el racismo y la discriminación es prioritaria para la Unión Europea (UE).

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea establece la base jurídica necesaria para luchar contra la discriminación. Más concretamente, además de las leyes sobre la igualdad de trato a hombres y mujeres, la UE ha aprobado otras destinadas a garantizar un nivel mínimo de protección contra la discriminación para toda persona que viva y trabaje en Europa. El objetivo de dichas leyes consiste en garantizar la igualdad de trato en numerosos aspectos de la vida cotidiana, independientemente del origen racial o étnico, la religión o las creencias, la discapacidad, la orientación sexual o la edad. Según el motivo de la discriminación, esas leyes cubren el empleo y la ocupación, así como la educación, la seguridad social y la atención sanitaria y el acceso a los bienes y servicios a disposición del público. La UE ha aprobado también leyes que prohíben la incitación pública a la violencia y al odio contra un grupo de personas o un miembro de ese grupo, definido este en relación con la raza, el color, la religión, la ascendencia o el origen nacional o étnico. Dichas leyes deben ser aplicadas por todos los Estados miembros de la UE de aquí al final de 2010. Asimismo, la UE ha aprobado leyes que prohíben la incitación al odio por motivos relacionados con la raza, el sexo, la religión o la nacionalidad en los programas de televisión y los servicios de vídeo a la carta.

La Comisión Europea realiza también otras actividades para promover la igualdad de oportunidades y luchar contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia a ellos asociada. Se trata, especialmente, de actividades de sensibilización destinadas a promover el intercambio de información y buenas prácticas entre los Estados miembros de la UE y otros protagonistas relevantes en este ámbito. Asimismo, la Comisión apoya las actividades in situ gracias a sus programas financieros. En 2007, se creó una Agencia de Derechos Fundamentales de la UE para recoger, analizar y difundir datos destinados a ayudar a las instituciones europeas y a los Estados miembros cuando aprueban medidas o adoptan líneas de actuación en sus respectivos ámbitos de competencia.

La UE es plenamente consciente de los problemas existentes en nuestra propia región. Los gitanos, una de las más importantes minorías étnicas de la UE, gozan de protección legal contra la discriminación, si bien muchos de ellos todavía la sufren. La Comisión Europea colabora con los Estados miembros de la UE en la lucha contra esa discriminación y para mejorar la situación económica y social de esa comunidad. Promover la integración de la misma en el sistema educativo y en el mercado laboral, así como luchar contra la violencia que sufre, constituyen prioridades contempladas en el Programa de Estocolmo que se aprobará en el Consejo Europeo de los días 10 y 11 de diciembre de 2009. Para dicho Programa, los ciudadanos y los derechos fundamentales constituyen el núcleo de la política de justicia y asuntos de interior de los cinco próximos años.

La igualdad de re tribución por un trabajo equivalente constituye uno de los principios fundamentales de la UE. No obstante, las diferencias salariales entre hombres y mujeres afectan aún, por término medio, a un 17,5 % de trabajadores en el conjunto de la UE y ponen de manifiesto la discriminación y las desigualdades existentes en el mercado de trabajo, que, en la práctica, afectan sobre todo a las mujeres. La Comisión Europea lanzó en 2009 una campaña de información en todos los países europeos, destinada a sensibilizar a los ciudadanos, los empresarios y los trabajadores respecto a esta divergencia salarial basada en el género y a encontrar el modo de luchar contra ella.

La UE está también contribuyendo de manera significativa a la lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia en el mundo. En sus conversaciones políticas con terceros países, la UE plantea frecuentemente estas cuestiones. Asimismo, coopera activamente con las Naciones Unidas en la lucha contra el racismo y la discriminación y apoya el mandato del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de racismo, xenofobia y de intolerancia a ellas asociada.

L as personas discapacitadas son especialmente vulnerables a la discriminación. La Unión Europea y todos sus Estados miembros firmaron la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. El proceso de celebración está bastante avanzado y constituye un hito para Europa, al ser la primera vez que la UE se convierte en Parte en un convenio general de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos.

La lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia se ha incluido también en las estrategias de cooperación. Por ejemplo, en los Planes de Acción de la Política Europea de Vecindad, los países socios se comprometen a cooperar en la lucha contra cualquier forma de discriminación, intolerancia religiosa, racismo y xenofobia. Además, a través de su Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos, la UE presta también su apoyo al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y, a través del Programa PROGRESS y del Programa «Derechos Fundamentales y Ciudadanía», la UE ayuda también a ONG europeas y a otras partes interesadas en su lucha contra el racismo, la xenofobia y la discriminación.

Para más información sobre la política de la UE en materia de derechos humanos:

Derechos humanos en el mundo

http://ec.europa.eu/external_relations/human_rights/index_en.htm

Diversidad y no discriminación

http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=en&catId=781

Derechos fundamentales

http://ec.europa.eu/justice_home/fsj/rights/fsj_rights_intro_en.htm

Instrumento europeo para la democracia y los derechos humanos

http://ec.europa.eu/europeaid/how/finance/eidhr_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website