Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/09/1710

13 de noviembre de 2009

Medio ambiente : el mantenimiento de la salud de los ecosistemas es, además de una decisión económica acertada, un factor esencial para el control del cambio climático, afirma el Comisario Dimas

El Comisario Europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, subrayará hoy la importancia de apreciar en su justo valor los beneficios que nos aporta la naturaleza, a fin de preservarlos con mayor eficacia. En efecto, la naturaleza nos dispensa de forma gratuita numerosos servicios como la regulación del agua, protección frente a las inundaciones y el almacenamiento de carbono. La creciente presión sufrida por los ecosistemas de todo el mundo supone actualmente un riesgo para la pervivencia de muchos de estos servicios. Las soluciones tecnológicas que pueden sustituirlos presentan un coste por lo general elevado. La protección y la reconstitución de la biodiversidad son por lo tanto medidas esenciales en la transición hacia una economía más sostenible, y serán factores cruciales para el éxito de la lucha contra el cambio climático. El Comisario Dimas presentará los resultados de un informe clave del proyecto TEEB (Aspectos económicos de los ecosistemas y la biodiversidad), importante estudio global independiente cofinanciado por la Comisión Europea. Pavan Sukhdev, director del estudio, presentará además el Informe TEEB destinado a los responsables políticos.

Según aseveró el Comisario Dimas, «los resultados de este informe TEEB son inequívocos: la negligencia de la protección de la naturaleza es a menudo consecuencia de nuestra escasa comprensión de su valor. Para protegerla con mayor eficacia, tenemos que aprender a valorarla. Con demasiada frecuencia se pasa por alto la importancia económica de la naturaleza, cuando en realidad es el sustento y el apoyo de nuestras economías y sociedades, y puede ofrecer una protección efectiva contra el cambio climático. No conseguiremos mitigar las consecuencias del cambio climático, ni adaptarnos a él, en tanto no protejamos nuestros valiosos ecosistemas, del mismo modo que no podremos detener la pérdida de biodiversidad si fracasamos en nuestro empeño de impedir que el cambio climático adquiera proporciones peligrosas.».

Pavan Sukhev, director jefe del estudio TEEB, añadió lo siguiente: «La invisibilidad económica de los ecosistemas y la biodiversidad es uno de los principales motivos de los alarmantes daños que están sufriendo, a pesar de su enorme valor económico para la sociedad . Nuestra reserva de bienes naturales (nuestro capital natural) es tan importante como los activos fabricados por el hombre (nuestro capital físico). El reconocimiento y la retribución de los beneficios que se derivan del capital natural deben ascender al rango de prioridades políticas » .

La naturaleza: una inversión rentable

El informe demuestra que las inversiones en la protección de los ecosistemas pueden resultar muy rentables . La naturaleza es el sustento de numerosos y variados sectores económicos y amplía nuestras posibilidades de crecimiento económico a largo plazo. La oferta natural de servicios vitales como el agua dulce y la regulación del clima suele ser más barata que la inversión en soluciones tecnológicas. La delimitación de zonas protegidas (piedra angular de nuestras políticas de conservación) no sólo es positiva para la naturaleza, sino que además puede generar importantes beneficios. Se calcula que los beneficios públicos en Escocia de la protección de la red Natura 2000 (red europea de zonas protegidas) son tres veces superiores a sus costes.

La naturaleza es , asimismo, el medio más rentable de mitigar el cambio climático y de adaptarse al mismo. A pesar de las medidas de mitigación adoptadas, se prevé que el cambio climático acrecentará el riesgo de catástrofes naturales. Las inversiones en ecosistemas sanos reforzarán la protección frente a fenómenos como inundaciones y tormentas, y resultarán tanto más atractivas cuanto mejor se conozca la gama completa de servicios que generan.

Los resultados subrayan una vez más la necesidad de llegar en Copenhague a un acuerdo sobre la financiación de las medidas de reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO 2 ) procedentes de la deforestación y la degradación en los países tropicales (mediante un programa conocido como REDD). La deforestación y la degradación son responsables de aproximadamente un 20 % de las emisiones globales de CO 2 , porcentaje superior al producido por todas las formas de transporte combinadas. La UE desea que el acuerdo de Copenhague fije los objetivos de reducir la deforestación tropical al menos en un 50 % respecto de sus niveles actuales de aquí a 2020 y de detener completamente la pérdida de cobertura forestal mundial de aquí a 2030. La propuesta de la Comisión Europea que amplía los fondos de ayuda para la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo incluye medidas dirigidas a frenar la deforestación (véase el comunicado IP/09/1297 ).

Desafíos futuros

El informe pone de manifiesto la existencia de dos grandes desafíos para los responsables políticos . El primero consiste en comprender el valor de nuestros ecosistemas, nuestra biodiversidad y nuestros recursos naturales y en integrarlos en el proceso de adopción de decisiones en todos los sectores de intervención política y en todos los niveles (local, nacional y mundial). El segundo es reaccionar con eficacia y adaptar las soluciones estratégicas a las necesidades de las distintas economías y sociedades. Toda solución a largo plazo requiere esencialmente una mayor comprensión y una mejor apreciación de los valores que representan la biodiversidad y los ecosistemas con vistas a la elaboración de análisis estratégicos integrados.

Contexto

El proyecto TEEB fue emprendido por Alemania y la Comisión Europea como respuesta a una propuesta de los Ministros de Medio Ambiente del G8 + 5 (reunidos en Postdam, Alemania, en 2007), y consiste en la realización de un estudio mundial independiente sobre las repercusiones económicas de la pérdida de biodiversidad. Realizado bajo la dirección del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), recibe ayuda financiera de la Comisión Europea y el Reino Unido, a los que se han unido más recientemente Noruega, los Países bajos y Suecia..

En la dirección www.teebweb.org . pueden consultarse un comunicado de prensa del PNUMA y todos los informes TEEB.

La rueda de prensa se celebrará a las 14.00 horas en el Hotel Sofitel Brussels Europe, 1 Place Jourdan, Bruselas. Puede verse un comunicado de noticias en vídeo en la dirección electrónica siguiente:

http://www.tvlink.org/media.php?type=video&chid=11&titleleft=Environment&order_by=date&chid=11&offset=5


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site