Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Telecomunicaciones: La Comisión intensifica las medidas legales contra el Reino Unido en relación con la protección de la privacidad y los datos personales

Commission Européenne - IP/09/1626   29/10/2009

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/09/ 1626

Bruselas, 29 de octubre de 2009

Telecomunicaciones: La Comisión intensifica las medidas legales contra el Reino Unido en relación con la protección de la privacidad y los datos personales

La Comisión ha iniciado hoy la segunda fase de un procedimiento de infracción contra el Reino Unido, a fin de garantizar a sus ciudadanos la plena protección que brinda la normativa comunitaria relativa a la protección de la privacidad y los datos personales en las comunicaciones electrónicas. La normativa comunitaria establece que los países de la UE deben garantizar la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas de los ciudadanos, en particular en el correo electrónico o la navegación por Internet, prohibiendo la interceptación y la vigilancia ilegales sin el consentimiento del usuario. Dado que esta normativa no se ha incorporado plenamente en el Derecho nacional del Reino Unido, la Comisión ha anunciado hoy que enviará al Reino Unido un dictamen motivado.

«La privacidad de las personas y la integridad de sus datos personales en el mundo digital son no solo una cuestión importante, sino también un derecho protegido por la normativa comunitaria. Por esta razón, la Comisión se mantiene vigilante para garantizar la aplicación de las normas y derechos de la EU», ha afirmado Viviane Reding, Comisaria responsable de las telecomunicaciones. «Garantizar la privacidad digital es esencial para reforzar la confianza en Internet. Por consiguiente, insto a las autoridades británicas a que modifiquen su legislación nacional a fin de que sus ciudadanos puedan beneficiarse plenamente de las salvaguardias establecidas en la normativa comunitaria en relación con la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas.»

La Comisión mantiene su posición, según la cual el Reino Unido no está cumpliendo las normas comunitarias relativas a la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas, como el correo electrónico o la navegación por Internet, establecidas en la Directiva sobre privacidad en las comunicaciones electrónicas 2002/58/CE y en la Directiva relativa a la protección de datos 95/46/CE . Esta convicción se desprende del análisis exhaustivo de la respuesta de las autoridades del Reino Unido a la carta de emplazamiento (primera fase de un procedimiento de infracción) enviada por la Comisión el 14 de abril de 2009 ( IP/09/570 ). La Comisión ha emprendido esta acción legal a raíz de la respuesta de las autoridades británicas a las denuncias de los ciudadanos en relación con la utilización por parte de los proveedores de servicios de Internet de una tecnología de publicidad basada en el comportamiento.

En concreto, la Comisión ha señalado tres lagunas en la normativa actual del Reino Unido relativa a la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas :

  • N o existe una autoridad nacional independiente que supervise la interceptación de las comunicaciones, a pesar de que el establecimiento de dicha autoridad está previsto en las Directivas sobre privacidad electrónica y protección de los datos personales con el objetivo de atender las reclamaciones en el ámbito de la interceptación de comunicaciones.

  • La normativa actual del Reino Unido ( Regulation of Investigatory Powers Act 2000 (RIPA)) autoriza la interceptación de las comunicaciones no solo cuando existe el consentimiento previo del interesado, sino también cuando la persona que intercepta las comunicaciones tenga «motivos razonables para creer» que se ha otorgado dicho consentimiento. Estas disposiciones no cumplen la normativa comunitaria que define el consentimiento como la manifestación libre, específica e informada de la voluntad del usuario.

  • Las disposiciones RIPA que prohíben y establecen sanciones en caso de interceptación ilegal se limitan únicamente a la interceptación «intencionada», mientras que la legislación comunitaria exige a los Estados miembros prohibir y aplicar sanciones en relación con toda interceptación ilegal, con independencia de que dicha interceptación se haya cometido deliberadamente o no.

El Reino Unido dispone de dos meses para respon der a esta segunda fase del procedimiento de infracción. Si la Comisión no recibe respuesta, o si la respuesta presentada por el Reino Unido no es satisfactoria, la Comisión puede decidir remitir el asunto al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Contexto

La Directiva de la UE relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas contempla que los Estados miembros de la UE garanticen la confidencialidad de las comunicaciones y de los datos de tráfico asociados a ellas, prohibiendo la interceptación y la vigilancia ilegales salvo consentimiento expreso de los usuarios interesados (artículo 5, apartado 1, de la Directiva 2002/58/CE ). La Directiva comunitaria sobre la protección de los datos especifica que el consentimiento del usuario debe ser una «manifestación de voluntad, libre, específica e informada» (artículo 2, letra h), de la Directiva 95/46/CE ). Además, el artículo 24 de esta misma Directiva dispone que los Estados miembros deben establecer sanciones apropiadas en caso de infracción, y el artículo 28, que autoridades independientes deben encargarse de vigilar su aplicación. Estas disposiciones de la Directiva sobre la protección de los datos también se aplican al ámbito de la confidencialidad de las comunicaciones.

Puede consultarse un panorama detallado de los procedimientos de infracción en materia de telecomunicaciones en:

http://ec.europa.eu/information_society/policy/ecomm/implementation_enforcement/infringement/


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site