Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/09/138

Bruselas, 28 de enero de 2009

Ayudas estatales: La Comisión prorroga las normas sobre ayudas a la producción cinematográfica hasta finales de 2012

La Comisión Europea ha adoptado hoy una Comunicación por la que se prorroga la vigencia de los criterios de evaluación de las ayudas estatales para la producción de películas y obras audiovisuales hasta el 31 de diciembre de 2012. Estos criterios, establecidos en una Comunicación de la Comisión de 2001, se utilizan para aprobar los regímenes de ayudas a la producción cinematográfica nacionales, regionales y locales europeos en el marco de las normas sobre ayudas estatales de la Unión Europea. La nueva Comunicación de la Comisión señala también una serie de tendencias que probablemente deberán tratarse en una futura Comunicación sobre el cine. En la Unión Europea se destinan unos 1 600 millones de euros a ayudas a las cinematografías nacionales.

La Comisaria de Competencia, Neelie Kroes, declaró: «El cine europeo es una de las piedras angulares de la expresión cultural europea. Su importancia viene reconocida por las normas de competencia de la Unión Europea y el control de la ayuda estatal, en particular. Me satisface poder seguir refrendando el apoyo de los Estados miembros a las películas europeas mediante la prórroga de la Comunicación sobre el cine. Nuestras normas son prueba de que competencia y cultura pueden cohabitar muy bien y fortalecerse mutuamente.»

«El gran éxito de la mejor película europea de 2008, la italiana «Gomorra», muestra el vigor de la cinematografía europea que puede viajar y triunfar por encima de las fronteras» señaló Viviane Reding, Comisaria de medios de comunicación de la Unión Europea. «Para que los creadores europeos puedan expresarse por sí mismos, la industria cinematográfica necesita un entorno estable. Por estas razones volvemos a confirmar hoy el planteamiento actual de la Comisión respecto a las ayudas nacionales al cine por tres años más. La industria audiovisual europea está haciendo frente a nuevos desafíos en unos mercados que evolucionan con rapidez. Por esta razón debemos también poner en marcha un debate para hallar la forma de convertir estos retos en oportunidades, en particular hacer un mejor uso de la dimensión de mercado interno y mirar más allá de las fronteras europeas. La reciente propuesta de la Comisión sobre MEDIA Mundus, un programa de cooperación entre profesionales del cine europeos y profesionales de los países emergentes, va en esa dirección (véase IP/09/26).

Con la decisión tomada hoy, la Comisión seguirá aplicando los criterios de la Comunicación sobre cine de 2001 (véase IP/01/1326) para evaluar la compatibilidad de los regímenes de ayuda de los Estados miembros con las normas sobre ayudas estatales del Tratado CE hasta el 31 de diciembre de 2012 como máximo. Estos criterios ya se habían prorrogado en 2004 y 2007 (véanse IP/04/343 e IP/07/820).

Las tendencias más recientes señaladas en la actual Comunicación incluyen el apoyo a actividades distintas de la producción cinematográfica o televisiva (tales como la distribución de películas y la proyección digital), el incremento de los regímenes regionales de ayudas al sector, así como la competencia existente entre algunos Estados miembros que usan las ayudas estatales como medio para atraer inversiones de grandes productoras cinematográficas extranjeras, especialmente estadounidenses. Estas tendencias pueden conducir a su debido tiempo a pulir los criterios sobre ayudas estatales. Sin embargo, como todas estas cuestiones son complejas, la Comisión desea reflexionar a este respecto con los Estados miembros, los organismos de apoyo a la cinematografía y la industria europea del cine.

Antecedentes

La Comunicación de la Comisión sobre cine de 2001 fija los criterios específicos de compatibilidad según los que pueden aprobarse las ayudas a la producción de películas para cine o televisión como ayuda cultural de conformidad con el artículo 87, apartado 3, letra d), del Tratado CE, exigiendo también que se cumpla el principio general de legalidad. Los criterios son:

  • la ayuda debe beneficiar a un producto cultural
  • el productor debe poder gastar al menos el 20 % del presupuesto de producción en otros Estados miembros sin sufrir reducción alguna de la ayuda prevista en el marco del sistema como resultado de obligaciones de territorializar los gastos
  • en principio la intensidad de la ayuda debe limitarse al 50 % del presupuesto de producción, excepto en el caso de películas difíciles y de bajo presupuesto, y
  • no se autorizan las ayudas suplementarias destinadas a actividades cinematográficas específicas.

La vigencia de estos criterios debía expirar el 31 de diciembre de 2009. Tras una consulta pública sobre esta cuestión iniciada en octubre de 2008 (véase IP/08/1580), la Comisión ha decidido hoy prorrogar su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2012.

La Unión Europea misma presta su apoyo al sector cinematográfico europeo a través del programa MEDIA de 2007, que dispone, para el periodo de 2007 a 2013, de 755 millones de euros para formación y para la realización y distribución de películas europeas por encima de las fronteras (véase IP/07/169). 9 de cada 10 películas europeas se exhiben fuera de su país de realización gracias al apoyo de MEDIA.

Véase más información al respecto en MEMO/09/33.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website