Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE PT EL

IP/09/1297

Bruselas, 10 de septiembre de 2009

Cambio climático: la Comisión expone un plan de financiación de alcance mundial que permita a los países desarrollados actuar con ambición

La Comisión Europea ha presentado hoy un plan para aumentar la financiación internacional dirigida a ayudar a los países en desarrollo a luchar contra el cambio climático. Con esta iniciativa, se pretende potenciar al máximo las posibilidades de lograr un ambicioso acuerdo mundial sobre el cambio climático en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima que tendrá lugar en Copenhague en diciembre. En 2020 los países en desarrollo deberán hacer frente a gastos anuales de en torno a 100 000 millones de euros para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a las repercusiones del cambio climático. Aunque, en gran medida, estos fondos habrán de proceder de fuentes nacionales y de un mercado internacional del carbono ampliado, previsiblemente será también necesario disponer de financiación pública internacional, por un importe anual de entre 22 000 y 50 000 millones de euros. La Comisión propone que los países industrializados y los países en desarrollo económicamente más avanzados aporten esa financiación pública, en proporción a su grado de responsabilidad en las emisiones y su capacidad de pago. Esto podría suponer para la Unión Europea una aportación de entre 2 000 y 15 000 millones de euros anuales en 2020, si se llegara a un acuerdo ambicioso en Copenhague.

El Presidente Barroso ha manifestado que «A menos ya de 90 días para la cita de Copenhague, es preciso que las negociaciones avancen realmente. Es esto lo que mueve a la Comisión a presentar la primera propuesta significativa sobre la forma de financiar la lucha contra el cambio climático. Las cuantías en juego son potencialmente importantes, a la vez ambiciosas y equitativas. Estoy resuelto a que Europa siga llevando el liderazgo, pero los países desarrollados y los países en desarrollo económicamente avanzados deben también hacer su aportación».

El Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ha añadido que «La Unión Europea ha marcado la senda en el compromiso de reducir considerablemente las emisiones y acordar las medidas necesarias para lograrlo. Avanzamos a buen ritmo hacia el cumplimiento del objetivo de reducción que nos marcamos en Kyoto. Ahora es preciso salir del estancamiento en las negociaciones de Copenhague. Por ello, la Comisión presenta un plan equilibrado de financiación de las medidas que los países en desarrollo deben tomar para limitar el aumento de sus emisiones y adaptarse al cambio climático. Esta iniciativa demuestra la prioridad estratégica que otorgamos al logro de un firme acuerdo en Copenhague.»

Negociaciones internacionales

Las negociaciones para un acuerdo mundial sobre el cambio climático, que sustituya al Protocolo de Kyoto, han de concluir en la Conferencia sobre el clima que se celebrará en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre. La UE promueve con ahínco un acuerdo ambicioso y de gran alcance que evite que el calentamiento global se sitúe en los peligrosos niveles –más de 2º C por encima de la temperatura de la era preindustrial- que predicen los científicos.

Necesidades de financiación

Según las estimaciones más optimistas de la Comisión, suponiendo que se alcance un ambicioso acuerdo internacional, los países en desarrollo necesitarán aproximadamente 100 000 millones de euros anuales en 2020 para reducir sus emisiones y adaptarse al cambio climático.

Estas necesidades deberían ser cubiertas a través de tres fuentes principales de financiación: fondos públicos y privados de los países en desarrollo podrían sufragar entre el 20 % y el 40 %; el mercado internacional del carbono, en torno al 40 %; y fondos públicos internacionales, el resto.

1. Financiación nacional

En los países en desarrollo, del mismo modo que en los países industrializados, buena parte de la inversión necesaria para reducir las emisiones habrá de provenir de fuentes nacionales.

2. Un mercado del carbono ampliado

La Comisión estima que un mercado del carbono bien planificado y ampliado podría generar recursos financieros para los países en desarrollo por importe de hasta 38 000 millones de euros anuales en 2020. Ahora bien, ello comporta que, tal y como defiende la UE, los países desarrollados asuman un objetivo colectivo de reducción de las emisiones de un 30 %, y la implantación de un mecanismo sectorial de créditos dirigido a los países en desarrollo más avanzados, en lugar del Mecanismo de Desarrollo Limpio, basado éste en proyectos.

3. Financiación pública internacional

Cuanto más ambicioso sea el mercado del carbono, menos necesidad habrá de financiación internacional procedente de fuentes públicas. La financiación pública internacional no debe provenir sólo de los países industrializados, sino también de los países en desarrollo económicamente más avanzados. La aportación de cada país debería basarse en una escala acordada que refleje su responsabilidad en las emisiones y su capacidad de pago. En función del peso relativo que se asigne a estos criterios, la aportación de la UE sería de entre un 10 % y un 30% del total mundial.

La Comisión estima que los países en desarrollo podrían necesitar entre 9 000 y 13 000 millones de euros anuales de financiación pública internacional en 2013, importe que se incrementaría hasta alcanzar entre 22 000 y 50 000 millones de euros anuales en 2020. Estas cifras supondrían una aportación de la UE de entre 900 y 3 900 millones de euros en 2013 y de entre 2 000 y 15 000 millones de euros anuales en 2020.

Financiación de «rápido impulso» a partir de 2010

Si se alcanzara un acuerdo satisfactorio en Copenhague, sería preciso dar un rápido impulso a la financiación pública internacional destinada a los países en desarrollo. En el período de 2010 a 2012, es probable que se necesiten entre 5 000 y 7 000 millones de euros anuales, aproximadamente.

Basándose en la escala común propuesta, la aportación de la UE sería de entre 500 y 2 100 millones de euros anuales. Sin embargo, la Comisión propone que la UE estudie la posibilidad de aumentar su aportación más allá de esta horquilla.

Siguientes pasos

Se invita al Parlamento Europeo y al Consejo a que aprueben los elementos esenciales de la Comunicación.

Información adicional:

Preguntas y respuestas sobre la Comunicación

MEMO/09/384

DG Medio Ambiente, página web dedicada a las negociaciones internacionales

http://ec.europa.eu/environment/climat/future_action.htm

Anexo

Necesidades anuales de financiación pública internacional* estimadas para los países en desarrollo durante el período de 2010-2020, en miles de millones de euros (a precios constantes de 2005)

2010-2012(«rápido impulso»)

2013

2020

Reducción

1

3-7

10-20

Energía e industria

3-6

Agricultura y REDD**

7-14

Adaptación

2-3

3

10-24

Incremento de capacidad

1-2

2

1-3

Difusión de la investigación y la tecnología

1

1

1-3

Total

5 – 7

9 - 13

22 – 50

* suponiendo un acuerdo en Copenhague acorde con el objetivo de limitar el calentamiento mundial a no más de 2º C por encima del nivel preindustrial

** REDD: Reducción de las emisiones provocadas por la deforestación y la degradación forestal


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website