Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/09/1257

Bruselas, 28 de agosto de 2009

La biblioteca digital europea se duplica en tamaño, pero también revela la falta de una solución común comunitaria sobre los derechos de autor en la red

Los usuarios de Internet pueden acceder ahora a 4,6 millones de libros, mapas, fotografías, imágenes de cine y periódicos en Europeana, la biblioteca digital multilingüe de Europa ( www.europeana.eu ). La colección Europeana ha aumentado más del doble desde su puesta en marcha en noviembre de 2008 ( IP/08/1747 ). La Comisión Europea ha declarado hoy en un documento político que tiene por meta que el número de objetos digitalizados alcance la cifra de 10 millones de aquí a 2010. La Comisión también ha abierto un debate público sobre los desafíos futuros de la digitalización de libros en Europa: el potencial de asociación público-privada y la necesidad de reformar el marco jurídico demasiado disperso de los derechos de autor en Europa.

Viviane Reding, Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, ha declarado que «l a digitalización de libros es una tarea hercúlea, pero también pone los contenidos culturales al alcance de millones de ciudadanos europeos y de todo el mundo. Me congratulo por ello de los primeros esfuerzos de los Estados miembros y de sus instituciones culturales por llenar los estantes de la biblioteca digital europea . Sin embargo, me parece alarmante que solo el 5 % de todos los libros digitalizados en la Unión Europea esté disponible en Europeana. También observo que casi la mitad de las obras digitalizadas de Europeana procede un único país, mientras que los demás Estados miembros siguen actuando por debajo de sus posibilidades. Esto me sugiere sobre todo que los Estados miembros deben dejar de envidiar los progresos de otros continentes y hacer por fin sus deberes. También indica que Europeana no bastará por sí sola para poner a Europa en el mapa digital del mundo. Tenemos que cooperar mejor para adaptar la legislación europea sobre los derechos de autor a la era digital».

U n usuario puede encontrar hoy 4,6 millones de objetos digitalizados en Europeana, frente a 2 millones hace nueve meses. Entre los nuevos objetos añadidos se cuentan una colección de 70 incunables (libros impresos con las técnicas de impresión más antiguas) de la Biblioteca de Cataluña, una edición de 1572 del poema nacional de Portugal Os Lusíadas , de Luís de Cam õ es, e imágenes de la Friedrichstra ß e en Berlín desde 1913, de la Association des Cinémathèques Européennes.

Sin embargo, los grandes progresos de Europeana también revelan las dificultades que entraña el proceso de digitalización. Actualmente, Europeana incluye principalmente libros digitalizados de dominio público, que ya no están protegidos por la legislación sobre los derechos reservados (cuya validez se prolonga 70 años desde la muerte del autor).

Por el momento, Europeana no incluye, por razones legales, ni los libros agotados (casi el 90 % de los libros de las bibliotecas nacionales europeas) ni las obras huérfanas (estimadas en un 10 % – 20% de las colecciones protegidas), aún sujetas a derechos de autor, pero cuyo autor resulta imposible de identificar.

Europeana también demuestra que la autorización de material protegido en Europa sigue produciéndose dentro de un marco jurídico muy fragmentado. A principios de este año, un agrupador de contenidos francés tuvo que retirar fotografías de Europeana, porque solo tenía el derecho a difundir el material en el territorio francés.

Para tratar todos estos problemas, la Comisión ha puesto en marcha hoy una consulta pública sobre el futuro de Europeana y la digitalización de libros que durará hasta el 15 de noviembre de 2009 . Entre las preguntas de la Comisión se cuentan las siguientes: ¿Cómo asegurar que el material digitalizado pueda ponerse a disposición de los consumidores de toda la Unión Europea? ¿Debería cooperarse mejor con los editores en lo que atañe a los materiales protegidos? ¿Sería una buena idea crear registros europeos de obras huérfanas y agotadas? ¿Cómo debería financiarse Europeana a largo plazo?

Antecedentes

La Comisión Europea creó Europeana en noviembre de 2008 ( IP/08/1747 ). En el perído comprendido entre 2009 y 2011, el programa comunitario e Content plus sufragará alrededor del 80 % del presupuesto de Europeana, que asciende a 2,5 millones de euros al año). Los Estados miembros y las instituciones culturales pondrán el resto. Hasta 2013, la Comisión Europea podrá seguir financiando Europeana con 9 millones de euros a través de su Programa para la Competitividad y la Innovación . La oficina de Europeana tiene su sede en la Biblioteca Nacional de los Países Bajos, en La Haya, y la administra la Fundación Europea de Bibliotecas Digitales.

Al ponerse en marcha en noviembre de 2008, el sitio de Internet de Europeana tuvo tal aceptación que quedó bloqueado ( MEMO/08/733 ). Hoy funciona normalmente.

Se puede encontrar un expediente de prensa sobre Europeana en:

http://ec.europa.eu/information_society/newsroom/cf/itemlongdetail.cfm?item_id=5181

Europeana – Biblioteca digital europea: http://www.europeana.eu/

Iniciativa de bibliotecas digitales de la Unión Europea:

http://ec.europa.eu/information_society/activities/digital_libraries/index_es.htm

Annex

Overview of the contribution of EU Member States to Europeana

in % of the total number of objects (4.6 million)

– situation end July 2009 –

EU countries

France

47%

Germany

15.4%

Netherlands

8%

United Kingdom

7.9%

Sweden

5.2%

Finland

4%

Greece

1.6%

Italy

1.2%

Belgium

1.1%

Slovenia

0.7%

Spain

0.6%

Estonia

0.4%

Luxembourg

0.4%

Poland

0.3%

Romania

0.3%

Austria

0.2%

Portugal

0.2%

Hungary

0.1%

Latvia

<0.1%

Cyprus

<0.1%

Bulgaria

<0.1%

Czech Republic

<0.1%

Denmark

<0.1%

Ireland

<0.1%

Lithuania

<0.1%

Malta

<0.1%

Slovakia

<0.1%

Non EU countries

Norway

4.3%

Switzerland

0.4%


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website