Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/ 09/1070

Bruselas , 2 de julio de 2009

1 00 millones EUR del instrumento de microfinanciación de la UE para ayudar a personas en paro a crear pequeñas empresas

La Comisión Europea ha propuesto hoy la creación de un nuevo instrumento de microfinanciación que ofrezca microcréditos a pequeñas empresas y a gente que haya perdido su trabajo y desee establecer un pequeño negocio propio. Contará con un presupuesto inicial de 100 millones EUR, que podría movilizar más de 500 millones EUR en una iniciativa conjunta con instituciones financieras internacionales, en particular el Grupo Banco Europeo de Inversiones (BEI). El nuevo instrumento constituye una de las acciones anunciadas el 3 de junio en la comunicación de la Comisión «Un compromiso compartido en favor del empleo» (véase IP/09/859 y MEMO/09/259 ).

«La crisis económica hará que este año pierdan su trabajo en la UE tres millones y medio de personas. La crisis financiera ha agotado el crédito para quienes desean crear o desarrollar su propia empresa», declaró Vladimír Špidla, Comisario de Empleo y Asuntos Sociales, que añadió: «En la actual recesión, queremos ofrecer un nuevo comienzo a las personas en paro, facilitándoles el acceso a créditos para crear empresas o desarrollar otras ya existentes, y queremos también ayudar a las pequeñas empresas a que se desarrollen a pesar de la crisis. Con ello ayudaremos a crear puestos de trabajo. La UE puede proporcionar un auténtico valor añadido maximizando el apalancamiento financiero en cooperación con el Grupo BEI y dando así a más personas la oportunidad de hacer realidad sus sueños como empresarias».

La actual recesión económica comenzó como una crisis financiera generada por unos problemas graves de liquidez: los bancos no solo dejaron de prestarse unos a otros, sino que también dejaron de conceder préstamos a la gente para hacer negocios y crear puestos de trabajo. La finalidad del nuevo instrumento de microfinanciación es ponérselo más fácil a las personas que, en el actual contexto de oferta crediticia reducida, podrían tener dificultades a la hora de acceder a fondos para la creación de empresas.

Los trabajadores que han perdido su empleo o corren el riesgo de perderlo y desean establecer su propio negocio tendrán un mejor acceso a fondos y se beneficiarán de medidas de apoyo adicionales, como tutoría, formación y entrenamiento. Las personas con discapacidad, en especial las jóvenes, que quieran crear una pequeña empresa o desarrollar la que ya tienen también se beneficiarán de garantías y de asistencia para preparar su plan de empresa.

Se espera que el presupuesto inicial de 100 millones EUR movilice 500 millones EUR de crédito en cooperación con instituciones financieras internacionales, como el Grupo BEI. Esto podría dar lugar a cerca de 45 000 préstamos a lo largo de un periodo de hasta ocho años. Además, el acceso a los fondos será aún más fácil con la posibilidad de aplicar a los préstamos rebajas del tipo de interés del Fondo Social Europeo.

En la UE, microcrédito significa préstamos inferiores a 25 000 EUR. Los microcréditos están diseñados para microempresas, con menos de diez empleados (el 91 % de todas las empresas europeas), y para personas en paro o inactivas que quieren hacerse trabajadoras autónomas pero no tienen acceso a los servicios bancarios tradicionales. El 99 % de las empresas que se crean en Europa son microempresas o pequeñas empresas, y un tercio de ellas son creadas por personas sin trabajo.

La propuesta de la Comisión será debatida por los Estados miembros de la UE en el Consejo de Ministros (voto por mayoría cualificada) y por el Parlamento Europeo, siguiendo el procedimiento de codecisión. La Comisión espera que el nuevo instrumento de microfinanciación del programa Progress esté operativo en 2010.

Antecedentes

Como parte de la respuesta de la UE a la crisis, en el Consejo Europeo de Primavera y la Cumbre de Empleo celebrada en mayo en Praga se identificaron y definieron tres prioridades clave: mantener el empleo, crear puestos de trabajo y promover la movilidad. Basándose en este esfuerzo común, la Comisión propuso el 3 de junio «un compromiso compartido en favor del empleo» para intensificar la cooperación entre la UE y los Estados miembros, así como entre los interlocutores sociales europeos, en relación con esas tres prioridades. La propuesta de hoy es una de las iniciativas esbozadas el 3 de junio.

Más información

Propuesta de un instrumento de microfinanciación europeo y documento que la acompaña

http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=en&catId=89&newsId=547&furtherNews=yes

Sitio web de la Comisión Europea sobre el impacto social de la crisis

http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=736

Un compromiso compartido en favor del empleo

http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=89&newsId=514&furtherNews=yes


Side Bar