Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/08/474

Bruselas, 28 de marzo de 2008

Acuerdo «Cielo Abierto» entre la UE y los EE.UU.: El 30 de marzo se abre una nueva era para la aviación transatlántica

Este domingo entrará en vigor el nuevo Acuerdo de transporte aéreo entre la UE y los EE.UU. Por primera vez en la historia, las compañías aéreas europeas podrán volar sin restricciones desde cualquier lugar de la UE hacia cualquier lugar de los EE.UU. «Este Acuerdo marca el inicio de una nueva era para la aviación transatlántica. Con él se abrirá aún más la competencia y se abaratarán los vuelos con destino a los Estados Unidos», ha dicho Jacques Barrot, Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de la política de transportes. Es el acuerdo de servicios aéreos más ambicioso jamás negociado. Los dos mercados de la aviación más importantes del mundo, que representan el 60 % del tráfico mundial, van a cooperar más estrechamente en todos los campos de la política de aviación. En mayo de 2008, la Comisión Europea abrirá una segunda fase de negociaciones con los EE.UU. «Nuestro objetivo tiene que seguir siendo un Espacio Aéreo Abierto entre la UE y los EE.UU.» insiste el Vicepresidente Barrot.

Todas las compañías aéreas de la UE pueden ahora realizar vuelos directos hacia los Estados Unidos desde cualquier lugar de Europa, y no sólo desde su país de origen. El Acuerdo suprime todas las restricciones en cuanto a rutas, precios o frecuencia semanal de vuelos. Muchas compañías van a incrementar el número de vuelos y destinos en domingo. Los servicios entre Londres-Heathrow y los EE.UU., por ejemplo, van a aumentar alrededor de un 20 % en comparación con el mes de abril de 2007.

Con casi 50 millones de viajeros al año entre la UE y los EE.UU., el Acuerdo engloba el mayor mercado de transporte aéreo internacional del mundo. La eliminación de todas las restricciones de acceso al mercado va a estimular la competencia. Se espera que bajen los precios de los vuelos transatlánticos. Los beneficios para los consumidores podrían ascender a 12 000 millones de euros en los próximos cinco años. El Acuerdo podría impulsar la creación de 80 000 puestos de trabajo a ambos lados del Océano Atlántico.

Por vez primera, este Acuerdo establece una cooperación más estrecha entre la UE y los EE.UU. para afrontar nuevos desafíos, como son la seguridad y el medio ambiente. Va a facilitar las operaciones a compañías aéreas y aeropuertos y reducir las molestias para los pasajeros.

Esta cooperación ya está dando sus frutos, por ejemplo en el campo del medio ambiente: la Iniciativa de Interoperabilidad Atlántica para Reducir las Emisiones (AIRE, por sus siglas en inglés) es un proyecto conjunto encaminado a reducir el impacto ambiental de los vuelos transatlánticos. Con vuelos menos contaminantes se reducirán las emisiones por trayecto.

Basándose en el éxito del mercado europeo de la aviación, este Acuerdo es un primer paso importante hacia la normalización de la industria de la aviación internacional. El objetivo de la Unión Europea es, en última instancia, crear un Espacio Aéreo Abierto transatlántico: un mercado único del transporte aéreo entre la UE y los EE.UU. en el que esté garantizada la libre circulación de inversiones y no se impongan restricciones a los servicios aéreos ni al acceso a los mercados nacionales de ambas Partes. Por eso, el Acuerdo que entra en vigor este 30 de marzo contiene un potente mecanismo para la apertura de una segunda fase de negociaciones, con un calendario preciso que empieza a mediados de mayo de

El Acuerdo se firmó en Washington el 30 de abril de 2007 con motivo de la Cumbre Transatlántica UE-EE.UU. Sustituye a 21 acuerdos bilaterales entre los Estados miembros y los Estados Unidos, y a sus correspondientes restricciones. Hasta ahora, las compañías aéreas de la UE no podían explotar servicios hacia los Estados Unidos fuera de su país de origen.

MEMO/08/185


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site