Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/08/1831

Bruselas, 28 de noviembre de 2008

Política europea en materia de banda ancha: se acortan las distancias entre los mejores y los peores resultados por país

El porcentaje de penetración de la banda ancha en el mercado europeo sigue creciendo, desde el 18,2 % en julio de 2007 hasta el 21,7 % en julio de 2008, según un informe publicado hoy por la Comisión Europea. El informe pone también de relieve que la distancia entre los países de la UE se ha reducido, pasando de un porcentaje de 28,4 puntos en julio de 2007 a otro de 27,7 en julio de este año. Con 17 millones de líneas fijas de banda ancha tendidas en un año, las cifras actuales muestran que la Internet de alta velocidad está más extendida y es más rápida en la UE, mientras que la banda ancha de móvil comienza a despegar, con un índice de penetración del 6,9 %. Tres cuartas partes de las líneas de banda ancha de la UE tienen velocidades de descarga de 2 millones de bits por segundo (Mbps) y superiores, una velocidad que admite la televisión por Internet, por ejemplo.

«El crecimiento de la banda ancha sigue siendo muy fuerte y los países que lideran esta tendencia continúan en cabeza de la penetración mundial de la banda ancha», ha afirmado Viviane Reding, Comisaria europea responsable en materia de telecomunicaciones. «Me alegro también de que otros países de Europa se estén poniendo a su nivel. En virtud del Plan Europeo de Recuperación Económica presentado por la Comisión esta semana, tenemos previsto destinar otros 1 000 millones de euros de financiación comunitaria a infraestructuras de Internet de alta velocidad. Espero que esta medida adicional, junto con un fuerte énfasis político en una verdadera competencia y en una mayor apertura del mercado, sentará las bases para lograr la «Banda ancha para todos los europeos» de aquí a 2010; y la «Internet de alta velocidad para todos los europeos» de aquí a 2015.»

Las nuevas cifras que publica hoy la Comisión Europea muestran que, a pesar de la reducción de las perspectivas de crecimiento para la economía en general, el crecimiento de la banda ancha ha continuado en el último año en toda la UE, con un incremento del 19,23 % entre julio de 2007 y julio de 2008. El 1 de julio de 2008 había más de 107 millones de líneas fijas de banda ancha en la UE, de las cuales 17 millones se habían añadido desde julio de 2007. El índice de crecimiento más elevado fue el de Malta (6,7 líneas por cada 100 habitantes), Alemania (5,1 por 100 hab.) y Chipre (4,9 por 100 hab.), mientras que los más bajos se registraron en Finlandia (1,9 líneas por cada 100 habitantes) y Portugal (1,0 por 100 hab.).

Globalmente, Dinamarca y los Países Bajos siguen siendo los líderes mundiales de la banda ancha, con una penetración superior al 35 %. Nueve países de la UE (Dinamarca, los Países Bajos, Suecia, Finlandia, el Reino Unido, Luxemburgo, Bélgica, Francia y Alemania) superan a los Estados Unidos, que, según las estadísticas de la OCDE publicadas en junio de 2008 (OECD June 2008 statistics), se sitúan en un 25 %.

La diferencia entre el país con mayor implantación de la banda ancha (Dinamarca, con el 37,2 %) y el país con menor implantación (Bulgaria, 9,5 %), sigue siendo importante, aunque disminuye por vez primera (la penetración en Dinamarca fue del 34,1 % en julio de 2007 y en Bulgaria del 5,7 %). La diferencia puede explicarse sobre todo por falta de competencia y deficiencias reguladoras. Por ejemplo, mientras que la cuota de mercado para los operadores históricos de banda ancha fija está empezando a estabilizarse en cerca del 45 %, desde julio de 2007 ha aumentado en algunos países (Austria, Bulgaria, Francia, Irlanda, Lituania, Rumanía y España). Estos principales obstáculos al crecimiento de la banda ancha siguen pendientes de resolución mediante la reforma de la normativa de la UE en materia de telecomunicaciones, que está siendo debatida por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros (MEMO/08/739).

La Comisión publicó las primeras cifras que mostraban las velocidades de la banda ancha fija, lo que constituye un indicador importante en una sociedad basada en el conocimiento. El 74,8 % de las líneas registradas en la UE se encuentran en la franja de 2 Mbps y superior: el 62 % entre 2 y 10 Mbps y el 12,8 % superior a 10 Mbps. Las velocidades más rápidas de transmisión de datos suelen ofrecer a los clientes una mayor posibilidad de elección y de mejor calidad a un precio inferior por megabit. Las conexiones muy rápidas (hasta 100 Mbps o más), como la fibra, sólo abarcan al 1,4 % de los abonados a Internet europeos.

La principal tecnología de banda ancha utilizada en la UE es la DSL (Digital Subscriber Line), con casi 86 millones de líneas. Sin embargo, el crecimiento de la DSL sigue descendiendo rápidamente, reducido en un 10,9 % respecto a julio de 2007, en beneficio de otras tecnologías fijas de banda ancha, como el cable, la fibra óptica hasta el hogar (FTTH) y los bucles locales inalámbricos.

Como ilustración de la creciente competencia en infraestructura, los productos basados en bucles locales desagregados continúan creciendo a un ritmo elevado, en gran medida como consecuencia del éxito de la reglamentación en el último par de años. El 65,3 % de las líneas DSL de todos los operadores alternativos (24,7 millones de líneas) están total o parcialmente desagregadas, frente al 45,4 % de julio de 2007. Esto se hace a costa de importantes tipos de acceso mayorista para los operadores alternativos, cuya cuota de acceso indirecto (5,9 millones de líneas) y de reventa (6,9 millones de líneas) sigue descendiendo.

Otras cifras publicadas por vez primera muestran que la banda ancha basada en tecnologías móviles como los servicios móviles de tercera generación (3G) y de datos a través de tarjetas de datos parecen estar empezando a despegar en varios Estados miembros. Dinamarca, Grecia, Alemania, Italia, Eslovenia y España han registrado un índice de penetración de la banda ancha móvil superior al 10 %. El 1 de julio de 2008 había en la UE 34 millones de abonados a la banda ancha móvil (sin incluir los datos relativos a Francia, los Países Bajos y el Reino Unido, que no han sido facilitados). El índice de penetración móvil, que mide la proporción de la población total que usa activamente la banda ancha móvil, oscila desde menos del 1 % (Bélgica y Chipre) hasta casi el 20 % (España). La media de la UE es del 6,9 %. El número de conexiones de banda ancha móvil que usan sólo tarjetas de datos/módems/lápices dedicados, generalmente permitiendo la conexión móvil a Internet a través de ordenadores portátiles, es significativamente inferior (entre el 2 o el 3 %).

Antecedentes:

La disponibilidad de la banda ancha es un indicador clave del desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación. La Comisión presenta un informe semestral sobre el desarrollo de los mercados de la banda ancha en la UE con datos validados por los Estados miembros. El Plan Europeo de Recuperación Económica presentado por la Comisión esta semana (IP/08/1771, MEMO/08/735) propone movilizar nueva financiación comunitaria para 2009/2010 para lograr una «Internet de alta velocidad para todos» en Europa.

El informe puede consultarse en la dirección siguiente:

http://ec.europa.eu/information_society/policy/ecomm/doc/implementation_enforcement/broadband_access/Broadband_data_july_08.pdf

Anexo

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

La penetración en DK ha sido corregida después de la fecha límite para la presentación de datos. La penetración real en DK es inferior y se sitúa en el 37,2 %.

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]


Side Bar