Navigation path

Left navigation

Additional tools

Previsiones económicas de otoño 2008-2010: el crecimiento del PIB se acerca al punto muerto en la UE y en la zona euro

European Commission - IP/08/1617   03/11/2008

Other available languages: EN FR DE NL IT SV PT FI CS ET LT PL SK SL BG RO

IP/08/1617

Bruselas, 3 de noviembre de 2008

Previsiones económicas de otoño 2008-2010: el crecimiento del PIB se acerca al punto muerto en la UE y en la zona euro

El crecimiento económico de la Unión Europea estará en el 1,4% en 2008, la mitad que en 2007, y caerá en picado al 0,2% en 2009 antes de recuperarse gradualmente hasta alcanzar el 1,1% en 2010 (el 1,2%, el 0,1% y el 0,9%, respectivamente, en la zona euro). Las previsiones de otoño de la Comisión muestran que las economías de la UE se han visto considerablemente afectadas por la crisis financiera, que está perjudicando al ajuste del mercado inmobiliario en varias economías en unos momentos en que la demanda exterior se está desvaneciendo rápidamente. Si bien las importantes medidas adoptadas para estabilizar los mercados financieros han empezado a restablecer la confianza, la situación sigue siendo precaria y los riesgos respecto a los pronósticos significativos. Por estas razones, el empleo está en camino de aumentar sólo ligeramente en 2009-2010, frente a los 6 millones de nuevos puestos creados en 2007-2008, y se espera que el paro aumente alrededor de un punto porcentual a lo largo del periodo que abarca la previsión, tras haber estado en su punto más bajo durante más de una década. Por el lado bueno, las tensiones inflacionistas están disminuyendo conforme bajan los precios del petróleo y los riesgos de los efectos de acción retardada van aminorándose. Tras alcanzar su mejor posición desde el año 2000, la situación presupuestaria general está también llamada a deteriorarse mientras que los paquetes de salvamento podrían elevar la deuda pública.

«El panorama económico se ha ensombrecido sensiblemente: la economía de la Unión Europea se ve golpeada por la crisis financiera que se ha ido agravando durante el otoño y ahora está haciendo estragos en las empresas y en la confianza de los consumidores. Las economías emergentes viene presentando mayor resistencia que la UE y EEUU por ahora, pero lo más probable es que tampoco salgan ilesas. Necesitamos una acción coordinada a nivel de la UE para apoyar la economía como hemos hecho con el sector financiero. La Comisión presentó la semana pasada un marco para la recuperación que estimule la inversión y mantenga el empleo y la demanda. Estamos a la espera de oír las opiniones de los Estados miembros y, sobre todo, de alcanzar un planteamiento común en toda la UE», ha manifestado Joaquín Almunia, Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios.

Las previsiones económicas de la Comisión, hoy publicadas, pronostican en la UE un descenso en picado del crecimiento económico hasta el 1,4% en 2008. En 2007 era del 2,9%. En 2009 se espera de la economía de la UE un frenazo en seco que la deje en un 0,2% para luego recuperarse hasta el 1,1% en 2010. Las cifras equivalentes para la zona euro en ese mismo periodo son el 1,2%, el 0,1% y el 0,9%. En 2007 el crecimiento fue del 2.7%.

Drástico descenso del crecimiento mundial

Tras la media excepcional del 4,5% registrada en 2004-2007, se prevé un marcado descenso del crecimiento global hasta alcanzar el 3¾% este año y el 2¼% en 2009. Las economías avanzadas serán las más afectadas pero las economías emergentes están sintiendo cada vez más las secuelas. Es la consecuencia de la crisis financiera junto con el ajuste actual de los precios de la vivienda en muchas economías y los efectos diferidos de los elevados precios de las materias primas. Durante 2010 se prevé un aumento gradual del crecimiento, paralelo a la estabilización de los mercados, que favorecerá la confianza y el comercio.

Sobre las perspectivas sigue cerniéndose una considerable incertidumbre acerca de quiénes serán en última instancia los más castigados por las pérdidas crediticias y cuál será el alcance de esas pérdidas. Las condiciones de crédito se han acotado sensiblemente y, a pesar de la reciente recapitalización, se espera que el sector de la banca siga reduciendo su endeudamiento poniendo freno al crédito.

Perspectivas sombrías en la UE

Ante semejante coyuntura exterior y a raíz de un mayor deterioro de los datos reales y estimados en los últimos meses, todo hace suponer que el PIB ha descendido en el tercer trimestre de 2008 tanto en la UE como en la zona euro. Y el panorama se presenta aún más oscuro más adelante, con varias economías comunitarias en recesión o en puertas.

La inversión, primera fuerza motriz en el anterior repunte, se enfrenta a una desaceleración particularmente brusca que refleja el impacto de múltiples sacudidas: una demanda más débil y un marcado descenso de la confianza de los inversores, unas condiciones financieras más estrictas y una reducción de la disponibilidad de crédito.

El consumo se mantendrá retraído en tiempos tan inciertos aunque el crecimiento de la renta disponible real se recuperará con el debilitamiento de las repercusiones inflacionarias de los altos precios de las materias primas.

Según las previsiones, las exportaciones netas contribuirán positivamente al PIB ya que las importaciones están abocadas a disminuir más que las exportaciones, beneficiándose en parte de la reciente depreciación de los tipos de cambio efectivos del euro.

Un durísimo golpe para el mercado del trabajo y las finanzas públicas

El crecimiento del empleo se calcula en ¼ de millón de puestos en la UE y en ½ millón en la zona euro en 2009-2010, cifras muy por debajo de los 6 millones de puestos de trabajo creados en 2007-2008 en la UE (de los cuales 4 millones se crearon en la zona euro). Como consecuencia de ello, es de esperar que la tasa de paro aumente alrededor de un punto porcentual en los próximos dos años, lo que equivaldría a una tasa del 7,8% en la UE y del 8,4% en la zona euro en 2009, y que siga aumentando en 2010.

Se cree que el empeoramiento se dejará sentir también en las finanzas públicas, con un crecimiento del déficit del saldo público que pasará de menos del 1% del PIB en 2007 en la UE al 1,6% en 2008, al 2,3% en 2009 y al 2.6% en 2010, si nos basamos en el supuesto habitual del mantenimiento de políticas. En la zona euro, el déficit crecerá hasta situarse en el 1,3% este año, el 1,8% en 2009 y el 2% en 2010. La mayoría de los países se verán afectados aunque con notables diferencias. El panorama fiscal también se ve marcado por las incertidumbres que provocan las medidas de salvamento financiero.

Rápido descenso de la inflación

Desde el lado optimista, la inflación, que se considera ha alcanzado su punto más alto, va a descender rápidamente por debajo del 2½% en 2009 y del 2¼% en 2010 en la UE (el 2,2% y el 2,1%, respectivamente en la zona euro). En esta tendencia se incluye una ligera revisión al alza desde las previsiones de primavera, que reflejaban el súbito incremento de los precios de las materias primas que se registró en verano. Sin embargo, el fuerte descenso de esos precios ocurrido recientemente, junto con un pronunciado debilitamiento de las perspectivas de crecimiento y la consiguiente ralentización del mercado de trabajo, reduce en gran medida el riesgo de los efectos retardados.

Persisten los riesgos de deterioro

Estas previsiones están marcadas por una gran incertidumbre y por el riesgo de un mayor deterioro. Las tensiones financieras pueden seguir acentuándose, perdurar más, o tener repercusiones más pronunciadas avivando las reacciones negativas. Ello reafirmaría, a su vez, el actual ajuste de algunos mercados inmobiliarios, imponiendo presión sobre los balances, lo que podría obstaculizar el necesario proceso de reducción del endeudamiento del sector financiero y, debido a sus efectos adversos en la riqueza y la confianza, disminuir el consumo privado. Conforme se deterioran las posibilidades de crecimiento, es más probable un descenso que una subida de los precios de las materias primas. Con ello se aliviarían las presiones inflacionistas y se equilibraría el riesgo de rebrote en este sentido.

Un informe más completo puede consultarse en la siguiente página de Internet:

http://ec.europa.eu/economy_finance/thematic_articles/article13288_en.htm

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website