Navigation path

Left navigation

Additional tools

Los científicos advierten de los riesgos para la salud derivados de la exposición al ruido procedente de reproductores de música personales

European Commission - IP/08/1492   13/10/2008

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/08/1492

Bruselas, 13 de octubre de 2008

Los científicos advierten de los riesgos para la salud derivados de la exposición al ruido procedente de reproductores de música personales

Utilizar reproductores de música personales a un volumen muy alto durante un periodo prolongado puede provocar daños irreversibles en la audición, según el dictamen del Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (CCRSERI) de la UE publicado hoy. El dictamen científico pone de manifiesto que entre un 5 % y un 10 % de las personas que utilizan reproductores de música personales corren el riesgo de sufrir una pérdida irreversible de la audición si escuchan estos aparatos a un volumen elevado más de una hora al día cada semana durante al menos cinco años. La Comisión Europea había solicitado al Comité Científico independiente que examinara esta cuestión, habida cuenta del uso generalizado de estos aparatos y del aumento del número de jóvenes expuestos a este tipo de ruido. Los científicos han confirmado que existen motivos de preocupación, y la Comisión Europea estudiará ahora con los Estados miembros y los interesados la posibilidad de adoptar medidas para proteger mejor a los niños y adolescentes de la exposición al ruido que emiten los reproductores de música personales y otros aparatos similares.

La Comisaria europea responsable de Consumo, Meglena Kuneva, ha declarado «Me preocupa que, en especial, tantos jóvenes que utilizan con frecuencia reproductores de música personales y teléfonos móviles a niveles acústicos elevados puedan estar provocándose, sin saberlo, daños irreparables en su capacidad auditiva. Las conclusiones científicas indican un riesgo evidente y debemos reaccionar rápidamente, sobre todo concienciando a los consumidores e informando al público en general. Además, debemos revisar los controles existentes a la luz de este dictamen científico a fin de garantizar que sean plenamente eficaces y adaptados a las nuevas tecnologías.

La reglamentación actual

Existe ya una norma europea que limita a 100dB el nivel de ruido de los reproductores de música personales. Sin embargo, el daño auditivo que puede ocasionar una exposición excesiva a dichas fuentes suscita cada vez más preocupación. Estos daños pueden evitarse en gran medida con la reducción del nivel sonoro y la duración de la exposición. En su dictamen, el Comité Científico de la UE subraya que los usuarios de reproductores de música personales que escuchen estos aparatos durante tan solo cinco horas a la semana a un volumen alto (por encima de los 89 decibelios) estarían superando los límites de ruido autorizados actualmente en los lugares de trabajo. Una exposición durante periodos más prolongados puede causar pérdida auditiva permanente al cabo de cinco años. Esto afecta a aproximadamente entre el 5 % y el 10 % de los usuarios, es decir, entre 2,5 y 10 millones de personas en la UE.

¿Qué piensa hacer ahora la Comisión?

La Comisión Europea solicitó el estudio científico debido a la creciente preocupación por los riesgos para el oído, en particular en el caso de los adolescentes y niños, derivados de actividades de ocio como la utilización de reproductores de música personales. Sobre la base de este dictamen científico, la Comisión tiene previsto organizar una conferencia en Bruselas a principios de 2009 para evaluar las conclusiones del dictamen científico con los Estados miembros, la industria, los consumidores y otras partes interesadas, y para estudiar las medidas que pueden adoptarse en el futuro. El seminario abordará las precauciones que pueden tomar los usuarios, así como las soluciones técnicas para minimizar las lesiones auditivas y la necesidad de introducir una nueva reglamentación o revisar las normas de seguridad existentes para proteger a los consumidores.

¿Qué pueden hacer los consumidores?

Los usuarios de reproductores de música personales pueden ya adoptar una serie de precauciones muy concretas, como comprobar si el aparato puede ajustarse para mantener permanentemente el volumen a un nivel más bajo o bajarlo ellos manualmente. Pueden también procurar no utilizar estos aparatos durante periodos de tiempo prolongados.

Contexto

Se reconoce ampliamente que una exposición prolongada a niveles altos de ruido puede dar lugar a daños en el oído. Por ello, y para proteger a los trabajadores, se han fijado niveles máximos en el lugar de trabajo. Los ruidos ambiente, como el ruido procedente del tráfico, las obras, los aviones o el vecindario pueden ser muy molestos, pero en la mayoría de los casos no lo suficientemente importantes como para provocar pérdidas auditivas.

En los últimos años, la contaminación sonora vinculada a las actividades de ocio, representa un riesgo significativo para la capacidad auditiva, ya que puede alcanzar volúmenes extremos, y afecta a un porcentaje cada vez más alto de la población, especialmente los jóvenes. La nueva generación de walkman, que pueden reproducir los sonidos a volúmenes elevadísimos sin perder la calidad, suscitan cada vez más preocupación. En efecto, el riesgo de lesiones auditivas depende tanto del nivel sonoro como del tiempo de exposición.

Las ventas de reproductores de música personales se han disparado en los últimos años, principalmente las de lectores MP3. Se calcula que en el conjunto de la UE entre 50 y 100 millones de personas utilizan diariamente este tipo de aparatos. En los últimos cuatro años, se calcula que se han vendido entre 184 y 246 millones de reproductores audio portátiles y entre 124 y 165 millones de lectores MP3. En la Unión Europea muchos millones de personas utilizan diariamente reproductores de música personales y, si los utilizan de manera inadecuada, corren el riesgo de sufrir daños auditivos.

El texto del dictamen científico puede consultarse en: http://ec.europa.eu/health/ph_risk/committees/04_scenihr/docs/scenihr_o_018.pdf

La versión del dictamen para el público en general se encuentra disponible en:

http://ec.europa.eu/health/opinions/en/hearing-loss-personal-music-player-mp3/

Información general sobre el CCRSERI: http://ec.europa.eu/health/ph_risk/committees/04_scenihr/04_scenihr_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website