Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE NL IT HU

IP/08/1434

Bruselas, 1 de octubre de 2008

Defensa de la competencia: la Comisión impone una multa de 676 millones de euros a los productores de cera por colusión en la fijación de precios y el reparto de mercado

La Comisión Europea ha impuesto multas por un importe total de 676 011 400 euros a nueve grupos - ENI, ExxonMobil, Hansen & Rosenthal, Tudapetrol, MOL, Repsol, Sasol, RWE y Total – por su participación en un cártel de productores de cera de parafina en el Espacio Económico Europeo (EEE) entre 1992 y 2005, en infracción de la prohibición de acuerdos y prácticas comerciales restrictivas prevista por el Tratado CE (artículo 81). Shell también participó en el cártel pero no ha sido multada porque reveló la existencia del cártel a la Comisión. La infracción cometida por ExxonMobil, Sasol, Shell, RWE y Total también estaba relacionada con las ventas de "slack wax" a consumidores finales en el mercado alemán. La "slack wax" es una materia prima utilizada para la fabricación de ceras de parafina. Todos los implicados fijaban los precios de los productos en cuestión. ExxonMobil, MOL, Repsol, Sasol, Shell y Total se repartían los mercados y clientes de ceras de parafina. La multa de Sasol se ha aumentado un 50 % por ser el líder del cártel. La multa impuesta a ENI se ha incrementado un 60 % por haber participado con anterioridad en cárteles similares.

La Comisaria de competencia Neelie Kroes declaró que «probablemente no exista una familia o una empresa en Europa que no haya comprado alguno de los productos afectados por este cártel de la "mafia de la parafina", con todo lo que ello implica en términos de precios excesivos, costes más elevados y perjuicio económico. La Comisión no puede ni va a tolerar semejante comportamiento ilegal de cártel y de ello deberían tomar buena nota los directivos y accionistas de empresas».

Las ceras de parafina se utilizan en una gran variedad de productos tales como velas, papel encerado, vasos y platos de papel, cortezas de cera para quesos, sustancias químicas, componentes de coches y neumáticos, así como en las industrias del caucho, el envasado, el pegamento y el chicle. El mercado está valorado en cerca de 500 millones de euros. La slack wax es la materia prima necesaria para la fabricación de ceras de parafina. Se produce en refinerías como subproducto de la fabricación de aceites de base a partir del petróleo crudo. También se vende a clientes finales, por ejemplo a productores de tableros de partículas.

La investigación de la Comisión empezó con unas inspecciones sorpresa realizadas en abril de 2005, a raíz de la solicitud de dispensa de pago presentada por Shell al amparo de la Comunicación de 2002 de la Comisión sobre medidas de clemencia (véase IP/02/247 y MEMO/02/23).

Una de las empresas afirmó que los inspectores de la autoridad nacional de competencia que asistían a la Comisión tenían que haber presentado una orden de registro además de la decisión de inspección de la Comisión. Sin embargo, la Decisión de hoy deja claro que una decisión de inspección obliga a la empresa y que, por lo tanto, la orden de registro sólo es necesaria si la empresa se niega a someterse a la inspección y tiene que intervenir la autoridad nacional.

El cártel

De 1992 a 2005, los productores de ceras de parafina y slack wax constituyeron un cártel en el que fijaban los precios de las ceras de parafina. ExxonMobil, MOL, Repsol, Sasol, Shell y Total también participaban en la asignación de mercados para este producto y ExxonMobil, Sasol, Shell, RWE y Total fijaban asimismo los precios de la slack wax que vendían a clientes finales en el mercado alemán. Las empresas se reunían periódicamente para discutir precios, asignarse mercados o clientes e intercambiar información comercial sensible.

En el grupo de Shell, el cártel era conocido como la «mafia de la parafina», y en el grupo Sasol como el «Blauer Salon» (el Salón Azul), por el nombre del bar de un hotel de Alemania en el que se habían celebrado las primeras reuniones del cártel. Las siguientes reuniones tuvieron lugar en hoteles de alta categoría de otras ciudades europeas, entre ellas Milán, Viena, Budapest, París, Munich y Estrasburgo.

Multas

El cártel constituye una infracción muy grave de las normas del Tratado CE en defensa de la competencia. Para fijar las multas, la Comisión tuvo en cuenta las ventas respectivas de las empresas implicadas, así como la cuota de mercado combinada y el ámbito geográfico de los acuerdos entre las empresas. La multa de Sasol se aumentó un 50 % por ser el líder del cártel. La Comisión incrementó las multas de ENI y Shell un 60% porque éstas ya habían sido multadas en anteriores decisiones de la Comisión por su participación en acuerdos entre empresas, aunque por ser Shell la primera empresa que proporcionó información sobre el cártel, amparándose en la Comunicación de 2002 de la Comisión sobre medidas de clemencia, quedó totalmente dispensada del pago de la multa.

La cooperación con la investigación por parte de tres grupos también fue recompensada conforme al programa de medidas de clemencia de la Comisión . Así, Sasol, REPSOL y ExxonMobil obtuvieron, respectivamente, una rebaja de sus multas del 50 %, el 25 % y el 7 %.

Las multas en este caso se basan en las Directrices de 2006 sobre el método para fijar multas (véase IP/06/857 y MEMO/06/256), en vigor en el momento de la notificación del pliego de cargos.

Las multas impuestas y las reducciones por clemencia concedidas por la Comisión son las siguientes:


Reducción (en %) conforme a la Comunicación sobre medidas de Clemencia (Comunicación de la Comisión relativa a la no imposición de multas o a la reducción de su importe)
Reducción (en EUR) conforme a la Comunicación sobre medidas de Clemencia (Comunicación de la Comisión relativa a la no imposición de multas o a la reducción de su importe)
Multa * (EUR)
Shell, Reino Unido/ Países Bajos
100
96 000 000
0
Sasol, Sudáfrica y Alemania
50
318 200 000
318 200 000
Repsol, España
25
6 600 000
19 800 000
ExxonMobil, EE.UU.
7
6 291 600
83 588 400
ENI, Italia
0
0
29 120 000
Tudapetrol, Alemania
0
0
12 000 000
Hansen & Rosenthal, Alemania
0
0
24 000 000
MOL, Hungría
0
0
23 700 000
RWE, Alemania
0
0
37 440 000
Total, Francia
0
0
128 163 000
TOTAL


676 011 400

(*) Las personas jurídicas en el seno de la empresa podrán ser consideradas responsables solidarias de la totalidad o de parte de la multa impuesta.

Acciones de indemnización por daños y perjuicios

Toda persona o empresa que se vea afectada por un comportamiento anticompetitivo como el expuesto en este caso puede recurrir a los tribunales de los Estados miembros y reclamar una indemnización por daños y perjuicios. Tanto la jurisprudencia del Tribunal como el Reglamento 1/2003 del Consejo confirman que en los casos que se dirimen ante los tribunales nacionales, una decisión de la Comisión constituye una prueba vinculante de que la práctica se produjo y era ilegal. El hecho de que la Comisión haya impuesto multas a las empresas implicadas no obsta para que puedan concederse también tales indemnizaciones, sin que proceda su reducción como consecuencia de la imposición de tales multas. Se ha publicado un Libro Blanco sobre acciones de daños y perjuicios por incumplimiento de las normas comunitarias de defensa de la competencia (véase IP/08/ y MEMO/08/216). Puede obtenerse más información, incluido un resumen del Libro Blanco para el público en general, en el sitio:

http://ec.europa.eu/comm/competition/antitrust/actionsdamages/documents.html

Para más información sobre la actividad de la Comisión en la lucha contra los cárteles, véase MEMO/08/600.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website