Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/08/1339

Bruselas, 17 de septiembre de 2008.

Política Pesquera Común: la Comisión pone en marcha una evaluación intermedia

La Comisión Europea ha aprobado hoy un documento presentado por el Comisario de Pesca y Asuntos Marítimos, Joe Borg, en que se analizan los logros y deficiencias del funcionamiento de la Política Pesquera Común tras su reforma en 2002. Si bien los Comisarios han admitido que el paquete de la reforma de 2002 ha hecho mucho por la mejora de la gestión de las pesquerías comunitarias, persisten algunas dificultades. La toma de decisiones a corto plazo, combinada con el comportamiento irresponsable de determinadas partes del sector, ha seguido yendo en detrimento de los pescadores que actúan conforme al bien común. El resultado es un círculo vicioso que pone en riesgo tanto el equilibrio ecológico de nuestros océanos como la rentabilidad económica del sector. La Comisión propone por ello que se inicie inmediatamente una evaluación completa de la PPC para preparar el terreno para una gran reforma del marco institucional de la gestión de las pesquerías europeas.

El Comisario Borg ha declarado lo siguiente: «No existe ninguna alternativa a la Política Pesquera Común a la hora de gestionar los recursos internacionales móviles de los que depende nuestro sector pesquero. Sin embargo, en su forma actual, la PPC no fomenta un comportamiento responsable de los pescadores o los políticos. Las herramientas de gestión que utilizamos favorecen una toma de decisiones a corto plazo y estrecha de miras, que ha puesto en peligro la sostenibilidad de nuestras pesquerías. Proceder a un diagnóstico completo de lo tiene que cambiar y definir un plan de acción llevará tiempo y tenemos que asociar plenamente a todos los interesados en este proceso, por lo que he propuesto que emprendamos ya una evaluación completa de la reforma de 2002».

El Sr. Borg ha recordado varios logros reales conseguidos en virtud de la reforma de 2002, en especial, la mayor credibilidad y transparencia del fundamento científico de la política, un mejor diálogo con los interesados, un gran número de poblaciones con planes de gestión a largo plazo y las medidas recientes para disuadir y eliminar la pesca ilegal y para reducir los descartes.

A pesar de estos muchos avances positivos, siguen persistiendo obstáculos a una pesca verdaderamente sostenible en las aguas comunitarias que hay que abordar, como los siguientes:

  • Exceso de capacidad de la flota comunitaria: actualmente, la flota está en condiciones de capturar entre dos y tres veces más de lo que sería el rendimiento sostenible máximo.
  • Los pescadores deben ser responsables del uso sostenible de unos recursos públicos.
  • El objetivo de la sostenibilidad ecológica debe prevalecer sobre la sostenibilidad económica y social, porque es la primera hace posible la última.
  • Tiene que haber una jerarquía más clara en el proceso de toma de decisiones entre los principios y su aplicación, a fin de simplificar la regulación comunitaria y fomentar en lo posible las soluciones de gestión regionales.
  • Habrá que ajustar la PPC a la Directiva marco sobre la estrategia marítima, que acaba de entrar en vigor y que obliga a los Estados miembros a garantizar un buen estado ambiental de los mares bajo su jurisdicción para 2020.
  • Europa necesita un planteamiento conjunto ascendente sobre la gestión de las pesquerías, que incluiría las dimensiones en tierra y de mercado de la industria junto con el sector de las capturas y la acuicultura, de conformidad con la nueva política marítima integrada de la UE y su atención al crecimiento sostenible de las regiones costeras.

La Comisión iniciará ahora la fase de análisis y consulta que sentará las bases del futuro proceso de reforma. Al margen del Consejo de Pesca, se celebrará un debate informal con los ministros de Pesca el 29 de septiembre basado en un documento diagnóstico y en opciones políticas. Si el Consejo Europeo instara entonces a la Comisión a empezar a trabajar sobre la reforma de la PPC en sus conclusiones sobre la política marítima en diciembre de 2008, la Comisión emitiría entonces un documento de consulta completo a principios de 2009 que serviría de base para una amplia consulta a los Estados miembros y las partes interesadas.

La Política Pesquera Común se estableció oficialmente en 1983 y desde entonces se ha sometido a revisión cada diez años. La última reforma se acordó en 2002 y una revisión está prevista a más tardar en 2012.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website