Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión propone ampliar el programa de alimentación para las personas más necesitadas de la Unión Europea

European Commission - IP/08/1335   17/09/2008

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/08/1335

Bruselas, 17 de septiembre de 2008

La Comisión propone ampliar el programa de alimentación para las personas más necesitadas de la Unión Europea

La Comisión Europea ha propuesto hoy mejorar el programa vigente de distribución de alimentos entre las personas más necesitadas de la Unión Europea aumentando el presupuesto en dos tercios hasta unos 500 millones de euros a partir de 2009 y ampliando la gama de productos que pueden suministrarse. Tras su creación en un principio para proporcionar excedentes de la producción agrícola («existencias de intervención») a las personas necesitadas, el sistema se modificó a mediados de los años noventa de manera que se pudieran complementar las existencias de intervención con compras en el mercado en determinadas circunstancias. Ahora que los excedentes son sumamente bajos y resulta improbable que aumenten en un futuro próximo, el régimen debería autorizar las compras en el mercado de forma permanente para seguir completando las existencias de intervención. La elección de los alimentos incumbiría a los Estados miembros y los planes de distribución de los mismos se fijarían por períodos de tres años. La comida se seguiría repartiendo en cooperación con las organizaciones benéficas y los servicios sociales locales. Desde el plan de 2010/12, el régimen estaría cofinanciado en un 75 % por el presupuesto comunitario (85 % en las regiones de cohesión). A partir del plan de 2013/15, la cofinanciación sería a partes iguales, pero el presupuesto comunitario aportaría el 75 % en las regiones de cohesión. La Comisión considera necesario un aumento del presupuesto, porque la subida de los precios de los alimentos está afectando negativamente a la seguridad alimentaria de las personas necesitadas y aumentando el coste de suministrar ayuda alimentaria. En 2006, más de 13 millones de ciudadanos de la UE se acogieron a este régimen de ayudas. El programa revisado debería estar listo desde 2010.

Mariann Fischer Boel, Comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural, ha declarado lo siguiente: «Así es como la Unión Europea puede ayudar concretamente al menos a parte de las personas menos afortunadas de nuestra sociedad. La reciente subida de los precios de los alimentos ha afectado muy duramente a algunas personas. Necesitamos ampliar este régimen muy acertado y aumentar su presupuesto de forma que podamos ayudar al mayor número posible de personas. Y ahora que las existencias de intervención son prácticamente cosa del pasado, debemos autorizar las compras de alimentos en el mercado según las preferencias nutricionales nacionales».

El régimen se estableció por primera vez en 1987 y permitía a los Estados miembros liberar las existencias públicas de alimentos excedentes para su uso como ayuda alimentaria. La situación ha cambiado desde entonces. Las existencias nunca han sido tan bajas, el número de personas necesitadas ha aumentado y los precios de los alimentos han subido mucho recientemente. Por ello, la Comisión cree fundamental aumentar el gasto en el régimen y autorizar las compras de alimentos en el mercado abierto de forma permanente.

La introducción de la cofinanciación contribuirá a mejorar la planificación y la gestión de los fondos y permitirá a los Estados miembros asumir mayores responsabilidades en el programa. Para mejorar la eficacia y garantizar la continuidad, debería fijarse un plan de distribución de tres años. Los productos ya no se limitarían a los sometidos a intervención. Por ejemplo, la fruta y las verduras y el aceite de cocina se incluirán por primera vez en el programa.

Las autoridades nacionales se encargarían de la elección de los alimentos según criterios nutricionales y de su reparto en cooperación con colaboradores de la sociedad civil, como ahora. La comida procedería de las existencias de intervención, de haberlas, o del mercado, dando prioridad al uso de las existencias de intervención cuando las haya. La distribución debe ser gratuita o a un precio no superior al justificado por los costes contraídos por la organización designada para repartir los alimentos.

Los Estados miembros pueden decidir participar o no en el programa. La ayuda se proporciona normalmente a una gran variedad de personas pobres, incluidas familias en dificultades, ancianos con recursos insuficientes, personas sin techo, minusválidos, niños en situación de riesgo, trabajadores pobres, emigrantes y solicitantes de asilo.

Los Estados miembros que deseen participar en el programa seleccionarían las organizaciones oportunas (en general, organizaciones benéficas o servicios sociales locales) para llevar a cabo el reparto de alimentos. Luego determinarían sus necesidades para el período de programación de tres años y cursarían su solicitud a la Comisión, que asigna el presupuesto. Esto se haría anualmente, para poder introducir ajustes si cambia la situación durante el período de programación.

Aunque la UE tenga, por término medio, uno de los niveles de vida más altos del mundo, algunas personas no están en condiciones de alimentarse adecuadamente. Se estima que 43 millones de personas en la UE corren el riesgo de sufrir pobreza alimentaria, lo que significa que no pueden permitirse una comida con carne, pollo o pescado cada dos días. Unos 19 Estados miembros participan actualmente en el programa.

Para obtener más información y documentos, véase:

http://ec.europa.eu/agriculture/markets/freefood/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website