Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/08/129

Bruselas, 31 de enero de 2008

La promoción de una « lengua personal adoptiva » refuerza el multilingüismo y el diálogo intercultural, concluye el Grupo de Intelectuales de la CE

El Grupo de Intelectuales creado para asesorar a la Comisión sobre la contribución del multilingüismo al diálogo intercultural[1] ha entregado en el día de hoy su informe, que lleva por título «Un reto provechoso», al Comisario Orban. Este Grupo, presidido por Amin Maalouf, en el contexo de la celebración en 2008 del Año Europeo del Diálogo Intercultural, presenta propuestas sobre la manera en que las lenguas pueden fomentar el diálogo intercultural y la comprensión mutua, estableciendo un vínculo claro entre la diversidad lingüística y la integración europea. Con estas conclusiones se espera alimentar el debate en la primera Conferencia Ministerial sobre Multilingüismo, que se celebrará el 15 de febrero. El Grupo se centra en los ciudadanos que tienen una «segunda lengua materna», que también denominan una «lengua personal adoptiva», con la que se identifican por motivos personales o profesionales.

«El enfoque propugnado por el Grupo de Intelectuales pondrá en marcha el debate en este Año del Diálogo Intercultural», ha afirmado el Comisario Leonard Orban. «Las propuestas presentadas son conformes al deseo expresado en 2002 por los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Barcelona de incluir "la lengua materna y otras dos lenguas" en la enseñanza en la UE. Un buen conocimiento de otras lenguas construye puentes y promueve la comprensión entre las culturas».

La lengua personal adoptiva ya es una realidad para un número cada vez mayor de ciudadanos de la UE que se identifican con otra lengua a nivel personal, cultural o profesional.

En las propuestas destacan los dos puntos principales siguientes:

  1. Las relaciones bilaterales entre los países de la UE deberían girar en torno a las lenguas de los dos países implicados en lugar de utilizar una tercera lengua. Cada país debería tener suficientes hablantes con un buen nivel de la lengua del otro país.
  2. La UE debería promover el concepto de una «lengua personal adoptiva», que debe considerarse como una «segunda lengua materna», y fomentar que cada ciudadano europeo esté motivado para aprender una lengua, que debería formar parte integrante de la enseñanza secundaria, los estudios universitarios y la vida profesional de todas las personas, en estrecha relación con aspectos que incluyan la historia, la cultura y la literatura. Esta lengua adoptiva no debería ser la que se utilice normalmente para la comunicación internacional.

En apoyo de estos puntos, existe una serie de consideraciones prácticas:

  1. La inmigración tiene una repercusión cada vez mayor en la vida política, económica, social e intelectual en Europa. Para los inmigrantes, la lengua personal adoptiva sería normalmente la lengua del país en el que han decidido vivir.
  2. Las lenguas de los inmigrantes procedentes de países exteriores a la UE deberían incluirse entre las lenguas cuyo aprendizaje se fomente entre los ciudadanos de la UE.
  3. Para los europeos cuya lengua materna ocupe una posición dominante en el mundo, la adquisición de una lengua personal adoptiva sería especialmente importante con el fin de evitar que permanezcan aislados en el monolingüismo.
  4. A fin de asegurar el mantenimiento de esta diversidad lingüística, los países deberían crear una organización común que tuviera asignada la tarea de promover el conocimiento de la lengua y la cultura de cada uno.

El informe completo del Grupo de Intelectuales en favor del Diálogo Intercultural puede consultarse en 22 idiomas en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/education/policies/lang/languages_en.html

Para más información sobre las lenguas en la UE, visite la siguiente página web:

http://europa.eu/languages/


[1] Para la creación de este Grupo, véase el documento IP/07/972 de 29 de junio de 2007.


Side Bar