Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT EL

IP/08/1235

Bruselas, 1 de agosto de 2008

La Comisión propone una revisión del Reglamento sobre las sustancias que agotan la capa de ozono

La Comisión Europea ha presentado hoy una propuesta de revisión de la legislación vigente sobre la protección de la capa de ozono. El objeto de la revisión es simplificar la legislación actual y tener en cuenta los avances registrados en la eliminación gradual de las sustancias que agotan la capa de ozono en la Unión Europea, de manera que la UE pueda seguir liderando el combate mundial en pro de la protección y la recuperación de la capa de ozono. A pesar de los grandes progresos registrados hasta ahora, la Comisión señala la persistencia de diversas dificultades, algunas relacionadas con el cambio climático, que deben superarse en la UE y en todo el mundo. Se espera que la capa de ozono recupere sus niveles anteriores a 1980 para 2050-2075.

El Comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ha declarado lo siguiente: «Las sustancias que agotan la capa de ozono se han acabado por eliminar prácticamente en la Unión Europea sin grandes trastornos para los productores y los consumidores, lo que prueba que el desarrollo sostenible es factible y debe seguir persiguiéndose. A pesar de nuestros éxitos, no debemos bajar la guardia, porque cantidades importantes de estas sustancias siguen estando presentes en muchos productos, como los refrigeradores y los materiales de aislamiento de los edificios. Debemos evitar que estas sustancias se liberen en la atmósfera, algo que reviste aún mayor importancia porque contribuyen también en gran medida al calentamiento del planeta».

Aclaración y consolidación del marco jurídico

El objetivo de la propuesta de la Comisión es mejorar la aplicación del Reglamento mediante la aclaración de algunas de sus disposiciones, tales como la relativas a las exenciones y excepciones al uso de sustancias que agotan la capa de ozono y las condiciones bajo las que éstas pueden importarse y exportarse. Gracias a los avances registrados en la eliminación progresiva de las sustancias que agotan la capa de ozono, pueden suprimirse ahora muchas disposiciones. El Reglamento propuesto está también mejor estructurado e incluye varias definiciones revisadas.

La revisión ajusta el Reglamento a los acuerdos internacionales más recientes, especialmente a los relativos a la eliminación acelerada de los hidroclorofluorocarburos (HCFC) en virtud del Protocolo de Montreal y los dirigidos a la eliminación definitiva de las sustancias para las que existan alternativas. También incluye medidas adicionales para prevenir el comercio y utilización ilegales de sustancias que agotan la capa de ozono en la Unión Europea. Se conseguirán otras ventajas sanitarias y medioambientales gracias a medidas dirigidas a reducir y, en última instancia, a eliminar el bromuro de metilo utilizado para prevenir la introducción y la propagación de plagas a través del comercio internacional (cuarentena y operaciones previas a la expedición).

Aportación a la política de cambio climático

Otro objetivo de la revisión propuesta es abordar las sustancias que siguen presentes en la Unión Europea. Se trata sobre todo de las contenidas en equipos de refrigeración y materiales de aislamiento de los edificios, y unas medidas dirigidas a impedir su liberación a la atmósfera prevendrían más daños a la capa de ozono. Además, estas medidas podrían evitar unas emisiones equivalentes a más de cien millones de toneladas de CO2 cada año. La Comisión colaborará muy estrechamente con los Estados miembros de la UE y otros países que sean partes en el Protocolo de Montreal para acometer estos problemas en la UE y en todo el mundo.

La aplicación de las opciones políticas propuestas reduciría los costes administrativos, especialmente para la industria. Las menores emisiones de sustancias que agotan la capa de ozono también contribuirían a la recuperación de la capa de ozono y reducirían los daños a la salud humana y el medio ambiente, reportando al mismo tiempo beneficios tangibles desde el punto de vista del cambio climático, sin costes excesivos para la industria.

Antecedentes

La capa de ozono es una capa de gas en la alta atmósfera que protege la biosfera terrestre contra los rayos ultravioletas perjudiciales del sol. En los años 70, los científicos descubrieron que determinadas sustancias químicas artificiales podían destruir el ozono y agotar la capa de éste y, en los años 80, se descubrió un reducción de la capa de ozono en la estratosfera, el llamado «agujero de ozono». La radiación ultravioleta creciente puede dañar los ecosistemas y tener un efecto negativo en la salud humana, al provocar cáncer de piel y cataratas. Una actuación mundial decisiva y rápida siguió a los descubrimientos, primero con el Convenio de Viena de 1985 y luego con el Protocolo de Montreal de 1987.

El Protocolo de Montreal obliga a sus signatarios a eliminar gradualmente las sustancias que agotan la capa de ozono según un calendario determinado. Una de sus características más importantes es el proceso dinámico que vela por que la eliminación gradual de estas sustancias se base en los últimos datos científicos, tecnológicos y económicos. Veinte años después de su lanzamiento, el Protocolo de Montreal goza ahora del reconocimiento de Acuerdo Multilateral sobre Medio Ambiente (AMMA) modélico.

El Reglamento de la UE sobre la capa de ozono[1] es el principal instrumento de la Unión Europea por el que se aplican las disposiciones del Protocolo de Montreal. Prohíbe la producción y comercialización de las sustancias más perjudiciales que agotan la capa de ozono e incluso va más allá al prohibir determinados usos de estas sustancias o establecer límites a dicho usos. El Protocolo y el Reglamento se centran en la eliminación progresiva de las sustancias en vez de sólo en la reducción de sus emisiones.

Más información sobre la protección de la capa de ozono:
http://ec.europa.eu/environment/ozone/index.htm


[1] Reglamento (CE) n° 2037/2000.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website