Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/07/706

Bruselas, 24 de mayo de 2007

La Comisión se felicita del acuerdo político sobre la nueva Directiva de los medios audiovisuales de Europa

Tras un proceso legislativo de sólo 18 meses, se ha alcanzado hoy un acuerdo político sobre la nueva Directiva que regulará los servicios de los medios audiovisuales sin fronteras. El Parlamento Europeo y el Consejo han dado su visto bueno a los principales objetivos de la propuesta de la Comisión con la que se pretende modernizar la regulación de la industria de los servicios audiovisuales. La nueva Directiva ofrecerá un marco jurídico completo para todos esos servicios, aportando una regulación menos detallada y, por ende, más flexible, así como unas normas modernizadas para la publicidad en televisión que harán posible una mejor financiación de los contenidos audiovisuales. Está previsto que la Directiva entre en vigor a finales de 2007.

«El paso que hemos dado hoy es decisivo en la consecución de un verdadero mercado interior para los servicios de los medios audiovisuales y para una industria europea más competitiva en el campo de los contenidos audiovisuales», ha declarado Viviane Reding, Comisaria europea de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación. «Este importante y modernizador acto legislativo sitúa ya en el siglo XXI la política audiovisual de Europa y representa un positivo espaldarazo a la industria europea. La nueva Directiva promete una reglamentación del sector más fluida, así como una mejor financiación de los contenidos europeos y una mayor visibilidad para los valores fundamentales y la diversidad cultural de Europa y para la protección de los menores».

La nueva Directiva que acaban de acordar el Parlamento y el Consejo para los servicios de los medios audiovisuales sin fronteras permitirá al sector audiovisual hacer frente a los profundos cambios a los que se ha de sujetar para adaptarse a la evolución de la tecnología y del mercado, así como a la transformación de los hábitos de los usuarios resultante de la convergencia. La Directiva cubre con sus modernas normas –independientemente de la tecnología de transmisión utilizada– la totalidad de los servicios prestados por los medios audiovisuales, desde las emisiones de televisión tradicionales hasta los servicios de tipo televisivo a la carta que comienzan ahora a emerger. Esto contribuirá a aumentar la competitividad del sector en el futuro.

La Directiva modernizada sigue apoyándose íntegramente en el principio del país de origen. Establece así un procedimiento –basado en la jurisprudencia del Tribunal de Justicia Europeo– que autoriza a los Estados miembros a adoptar disposiciones obligatorias contra los organismos de radiodifusión de otros Estados miembros que infrinjan la legislación nacional del país receptor.

También los productores audiovisuales se beneficiarán de unas normas menos detalladas y más flexibles en materia de publicidad, lo que abrirá nuevas y atractivas posibilidades de financiación y estimulará, en última instancia, al sector de la producción de contenidos.

Los ciudadanos, por su parte, obtienen en la Directiva modernizada el reconocimiento de nuevos derechos, entre ellos, la posibilidad de acceder a extractos de acontecimientos importantes para alguno de los nuevos objetivos generales que permite la Directiva, el derecho a que el prestador del servicio se identifique con claridad, el derecho de las personas con discapacidades visuales o auditivas a un mejor acceso a los servicios de medios audiovisuales y el disfrute de unas reglas claras que regulen la «inserción de productos» y obliguen a los organismos de radiodifusión a informar a los consumidores cuando hagan uso de esta práctica.

La nueva Directiva, además, reafirma los valores fundamentales europeos, obligando a los Estados miembros a la protección de los menores, al fomento de las obras y producciones audiovisuales independientes europeas y a la prohibición de todo contenido que pueda incitar al enfrentamiento religioso o racial. Asimismo, propugna expresamente la autorregulación y corregulación de la industria (véase IP/07/138).

En vista de la rapidez con la que se ha logrado el acuerdo político entre el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros (sólo 18 meses), se espera que la Directiva pueda entrar en vigor antes de que finalice este año. Dado que los Estados miembros tienen 24 meses para incorporar las nuevas disposiciones a su legislación nacional, este marco jurídico modernizado para las empresas audiovisuales comenzará a aplicarse plenamente en 2009.

Contexto:

El 13 de diciembre de 2005, la Comisión propuso una revisión de la Directiva sobre la «Televisión sin fronteras» para atender a los profundos cambios tecnológicos y de mercado que han sufrido los servicios audiovisuales en los últimos años (véanse IP/05/1573 y MEMO/06/208). Más tarde, el 9 de marzo de 2007, la Comisión adoptó una propuesta actualizada del proyecto de Directiva modernizada de los servicios audiovisuales (véase IP/07/311) con el fin de facilitar el acuerdo del Parlamento y del Consejo en su segunda lectura, un acuerdo que acaba de alcanzarse tras un corto proceso (véase MEMO/07/206). El texto de la Directiva y las preguntas más frecuentes relacionadas con ella pueden encontrarse en el dossier de prensa:

http://ec.europa.eu/information_society/newsroom/cf/itemlongdetail.cfm?item_id=3430


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website