Navigation path

Left navigation

Additional tools

La transición de Eslovenia al euro—todo un éxito

European Commission - IP/07/609   04/05/2007

Other available languages: EN FR DE IT SL

IP/07/609

Bruselas, 4 de mayo 2007

La transición de Eslovenia al euro—todo un éxito

Una Comunicación, adoptada por la Comisión cuatro meses después de que Eslovenia se convirtiese en el decimotercer Estado miembro de la zona euro, muestra que la transición al euro en Eslovenia transcurrió rápidamente y sin incidentes y que, aunque el precio de algunos productos y servicios aumentó, la inflación global se ha mantenido prácticamente estable. Esta experiencia sirve para mostrar al resto de países que esperan adoptar el euro que el enfoque radical (Big Bang), es decir la fijación irrevocable del tipo de cambio y la introducción simultánea de los billetes y monedas de euro, funciona y que, además, un período de dos semanas de circulación de las dos monedas es más que suficiente si la transición ha sido preparada adecuadamente y a tiempo. En algunos aspectos, como por ejemplo, en lo que se refiere a la devolución de la moneda nacional, Eslovenia obtuvo mejores resultados que cuando se introdujo el euro en 2002, por lo que los gastos y cargas en las empresas fueron mínimos.

«La adopción del euro en Eslovenia fue rápida y sin incidentes, lo que subraya la importancia de prepararse cuidadosamente y con tiempo, así como de informar y comunicar a tiempo sobre el euro,» declaró el Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios Europeos, Joaquín Almunia.

Eslovenia adoptó el euro el 1 de enero de 2007. Al contrario que el primer grupo de países que comenzaron por fijar el tipo de cambio irreversible de sus monedas con el euro en 1999 (Grecia lo hizo en 2001) y que lo empezaron a manejar tres años después (en el caso de Grecia sólo al cabo de un año), Eslovenia se decidió por un cambio radical donde ambos procesos fueron simultáneos. El resto de Estados miembros que deben aún adoptar el euro y que han elaborado lo que se conoce como Plan Nacional de Transición, están decididos a seguir este mismo método. Esta decisión es totalmente lógica, ya que el euro lleva cinco años en circulación.

Todo transcurrió rápidamente y sin incidentes

La transición de Eslovenia del tólar al euro fue rápida y sin incidentes. El hecho de que los eslovenos estuviesen ya familiarizados con el euro, debido a su proximidad con dos países miembros de la zona euro (Austria e Italia), también contribuyó a lograr un proceso rápido de transición. Antes de la fecha prevista para la introducción del euro, la inmensa mayoría de los ciudadanos (más de un 90 %) ya había visto billetes y monedas de euro y gran parte de ellos incluso los había manejado.

El seguimiento diario de la situación llevado a cabo por la Comisión[1] mostró que el 5 de enero, cuando sólo habían transcurrido tres días laborables en el proceso de transición, más de la mitad de los encuestados no tenían ningún tólar en sus billeteras y monederos, sino sólo euros. Ese mismo día, más del 70 % de los pagos en efectivo se efectuaron en euros, y para mediados de enero prácticamente todos ellos. Esto viene a confirmar la viabilidad técnica de un período breve de doble circulación del euro junto a la moneda nacional (en el caso de Eslovenia fueron dos semanas), lo que, por una parte, contribuye a minimizar la carga para los minoristas y otras empresas y, por otra, acelera la transición.

En algunos aspectos la transición fue incluso más rápida que la de 2002, ya que para el 11 de enero más del 80 % de los billetes de tólar en curso habían sido devueltos al Banco Central de Eslovenia, mientras que en el caso de la primera tanda de países la cifra fue de sólo el 40 %. Esta rápida transición evitó que se repitiesen los graves problemas registrados en 2002 cuando los minoristas de algunos países tuvieron que hacer frente a problemas de almacenamiento y seguridad.

La inflación se mantiene prácticamente estable

La experiencia vivida en Eslovenia es otro claro ejemplo de que lo que se cree, lo que se espera y la realidad en cuanto a la evolución de los precios no están siempre en consonancia. Esto, a su vez, confirma que el cambio de moneda afecta a las escalas de valores de las personas y precisa, por tanto, de un proceso de ajuste mental que sólo puede ser gradual.

Aunque en algunos casos se produjeron aumentos anormales de los precios, las preocupaciones sobre esos aumentos resultaron, por regla general, infundadas.

En enero, de hecho, se produjo una disminución de los precios globales en Eslovenia, si se compara con lo registrado en diciembre de 2006, algo que viene ocurriendo desde hace algunos años debido al impacto de las rebajas de fin de temporada. La caída de la inflación anual, que pasó de un 3 % en diciembre de 2006 a un 2,8 % en enero, vino marcada por el descenso en esas fechas de los precios de la energía. Así, en general, según la información preliminar recientemente publicada por la Oficina de Estadística de Eslovenia, durante los cuatro primeros meses de este año los precios aumentaron en un 1,3 % frente al 1,5 % que se registró en el mismo periodo de 2006.

Eurostat, basándose en la información preliminar presentada por la Oficina de Estadística de Eslovenia, fija el impacto total de la transición sobre la inflación en los precios al consumo, durante y después del periodo de transición, en 0,3 puntos porcentuales, cifra similar a la que se registró en la transición del primer grupo[2]. Un estudio independiente elaborado por el Instituto de Análisis Macroeconómico y Desarrollo de Eslovenia fijó el efecto de la transición sobre la inflación en 0,24 puntos porcentuales.

La diferencia entre la inflación real y la percibida, que apareció durante el periodo inicial, ha empezado a disminuir en Eslovenia, lo que apunta a una normalización más rápida de la percepción de los precios que en el caso de los otros países de la zona euro, en los que, sin embargo, esta diferencia también ha comenzado a reducirse (véanse los gráficos mostrados).

Así, según una encuesta llevada a cabo a finales de enero[3], una inmensa mayoría de los eslovenos (95 %) opinó que la transición había sido eficaz y sin problemas. Además, más de 9 de cada 10 eslovenos creían estar bien informados sobre el euro y estaban satisfechos con la cantidad de información que las autoridades nacionales habían aportado. Esto demuestra, una vez más, la gran importancia de la información y la comunicación en torno al euro para asegurar el éxito del proceso de transición.

Inflación real y percibida en Eslovenia

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

Fuente: Eurostat/DG ECFIN

Inflación real y percibida en la zona euro

[ Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

Fuente: Eurostat/DG ECFIN

actual HIPC: IPC armonizado real
perceptions: percibido
y-o-y % change: cambio porcentual interanual
percentage balance: balance porcentual
lhs: escala izquierda

rhs: escala derecha


[1] Encuesta Flash del Eurobarómetro nº 204, disponible en:
http://ec.europa.eu/public_opinion/euro_en.htm.

[2] Eurostat News Release 69/2003 of 18/06/2003

[3] Encuesta Flash del Eurobarómetro nº 205, llevada a cabo a finales de enero de 2007 y
disponible en: http://ec.europa.eu/public_opinion/euro_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website