Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE EL

IP/07/1895

Bruselas, 11 de diciembre de 2007

Medio ambiente: la Comisión se felicita por el resultado de la votación celebrada en el Parlamento Europeo acerca de la Directiva sobre la calidad del aire

La Comisión Europea se congratula por las modificaciones que ha introducido hoy el Parlamento Europeo en segunda lectura en el texto de la Directiva sobre calidad del aire ambiente y una atmósfera más limpia en Europa, que vienen a confirmar el acuerdo negociado recientemente por la Presidencia portuguesa y el Parlamento. El acuerdo, gracias al cual ha sido posible establecer por primera vez normas vinculantes aplicables a las partículas finas PM2.5, refleja el compromiso decidido de ambas instituciones en favor de la mejora de la calidad del aire.

El Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ha afirmado lo siguiente: «La contaminación atmosférica es la causa de grandes problemas para el medio ambiente y la salud de los ciudadanos europeos. Por consiguiente, me felicito de que el acuerdo alcanzado sobre la calidad del aire aborde este problema y proponga normas ambiciosas a la vez que realistas y oportunas para combatir la contaminación que producen las partículas finas PM2.5 en la Unión Europea.»

La Directiva sobre la calidad del aire es una de las medidas principales que se recogen en la Estrategia temática sobre la contaminación atmosférica, aprobada por la Comisión en septiembre de 2005 (IP/05/1170) y en la que se fijan objetivos ambiciosos y rentables para mejorar la salud humana y la calidad medioambiental hasta 2020.

El texto aprobado por el Parlamento, fruto del acuerdo al que llegaron este último y el Consejo, es el resultado de la fusión de cuatro directivas y una decisión del Consejo. Las negociaciones celebradas por las dos instituciones se centraron principalmente en el establecimiento de normas sobre las partículas finas y la fijación de plazos para su aplicación. Estas partículas, junto con las denominadas PM10, que son de mayor tamaño y ya están supeditadas a normas, constituyen unos de los contaminantes más peligrosos para la salud de los seres humanos.

Reducir las concentraciones de partículas finas

Los Estados miembros deberán reducir un 20 %, por término medio, los niveles de exposición a las PM2.5 en las zonas urbanas para 2020 en función de los niveles alcanzados en 2010. El acuerdo final establece una condición adicional que obliga a los Estados miembros a reducir los niveles de exposición por debajo de 20 microgramos/m3 en 2015 en esas zonas y a respetar en el conjunto de su territorio el valor límite fijado para las PM2.5, que es de 25 microgramos/ m3. Este valor deberá alcanzarse en 2015 o, cuando sea posible, en 2010.

Flexibilidad en el cumplimiento de las normas de calidad del aire

Si bien la nueva Directiva no modifica las normas vigentes sobre calidad del aire, da más flexibilidad a los Estados miembros para que cumplan algunas de ellas en zonas donde su observancia les resulta difícil. Respetar los valores máximos fijados para las PM10 está siendo una prueba difícil para 26 de los 27 Estados miembros de la UE, que superan esos límites en al menos una parte de su territorio. De conformidad con el texto pactado, podrá disponerse de un plazo adicional de hasta tres años tras la entrada en vigor de la Directiva (mediados de 2011) para el cumplimiento de estas normas, siempre que se aplique íntegramente la normativa comunitaria pertinente, como, por ejemplo, la relativa a la prevención y control integrados de la contaminación (IPPC, véase MEMO/07/441), y se adopten todas las medidas de reducción apropiadas. La Directiva establece una lista de medidas que deben tenerse en cuenta.

Las medidas adoptadas por la Unión Europea son importantes para lograr una reducción efectiva de las emisiones. Tras la aprobación definitiva por el Consejo, la nueva Directiva se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea, junto con una declaración de la Comisión sobre los avances en la elaboración y adopción de nuevas medidas como las esbozadas en la Estrategia temática sobre la contaminación atmosférica.

La Directiva deberá someterse a examen en 2013.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website