Navigation path

Left navigation

Additional tools

Una política europea de vecindad fuerte requerirá nuevos esfuerzos

European Commission - IP/07/1843   05/12/2007

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/07/1843

Bruselas, 5 de diciembre de 2007

Una política europea de vecindad fuerte requerirá nuevos esfuerzos

Son precisos nuevos esfuerzos por parte de la UE para hacer realidad las propuestas de refuerzo de la política europea de vecindad (PEV). En la nueva Comunicación de la Comisaria para las Relaciones Exteriores y Política Europea de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, se recogen las acciones de los Estados miembros y de la Comisión necesarias en materia de comercio, movilidad y tratamiento de conflictos enquistados en las regiones vecinas de la UE. Son varias las acciones previstas para 2008 con el fin de reforzar las reformas sectoriales de países vecinos. Otra comunicación prevista para la primavera abordará los resultados obtenidos en los países vecinos asociados e incluirá informes de progreso de cada uno de ellos.

En palabras de la Comisaria Ferrero-Waldner «la política de vecindad ha entrado en su fase de aplicación. Se trata de una iniciativa compartida cuyo desarrollo requiere la acción de ambas partes, la UE y sus vecinos. La Comunicación que hoy presentamos determina los ámbitos en los que son necesarios nuevos esfuerzos por parte de la Comisión y de los Estados miembros para garantizar el cumplimiento de los compromisos que hemos contraído con nuestros socios y para asegurar que los incentivos de la reforma que hemos ofrecido son tangibles, creíbles y se adaptan a sus necesidades.»

La Comunicación establece los siguientes objetivos para 2008 y años sucesivos:

  • Mayor compromiso político para estimular la integración económica y mejorar el acceso al mercado. La Comunicación invita a los Estados miembros a que apoyen las negociaciones agrícolas en curso, en particular limitando el número de productos excluidos de la completa liberalización.
  • La eliminación de las trabas a los viajes legítimos de corta duración, así como la puesta en marcha de proyectos de migración gestionada más ambiciosos a largo plazo. La Comisión insta al Consejo y al Parlamento Europeo a que adopten el "paquete" de visados 2006, y a aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen las normas existentes para facilitar los viajes.
  • Un mayor compromiso con los socios de la PEV a la hora de abordar los conflictos enquistados con la utilización de toda la gama de instrumentos a disposición de la UE para resolver conflictos y llevar estabilidad a las zonas que los han sufrido.
  • Apoyo intensificado de UE a las reformas sectoriales de países socios en áreas tales como energía, cambio climático, pesca, transporte, política marítima, investigación, sociedad de la información, educación, empleo y política social.

Desde que se presentara la Comunicación en la que se proponían medidas de refuerzo de la PEV, son ya varios los puntos que se han ejecutado:

  • La Comisión ha decidido hoy sobre su primera asignación de 50 millones de euros para el instrumento de inversión en favor de la PEV vecindad que deberá comprometerse a finales de año. Varios Estados miembros ya han señalado su intención de contribuir a este instrumento, Cuyo funcionamiento se iniciará en 2008.
  • Ya se han llevado a cabo las primeras asignaciones del fondo para la gobernanza, que proporciona apoyo adicional a los países socios que más han avanzado en la ejecución de las prioridades de gobernanza en sus planes de acción. Marruecos (28 millones de euros) y Ucrania (22 millones) son los primeros beneficiarios.
  • Se ha puesto en marcha la «sinergia del Mar Negro» para proporcionar una dimensión regional a la vecindad del este
  • Están en curso negociaciones para permitir la participación en programas y agencias de la UE con Israel, Marruecos y Ucrania. La firma inminente del protocolo con Israel le convertirá en el primer socio de la PEV que participe en el Programa marco para la competitividad y la innovación.

La Política Europea de Vecindad, una asociación para la reforma con los países vecinos al sur y del este, ha producido ya resultados tangibles y concretos[1]. Ha permitido una profundización sustancial de las relaciones de la Unión con algunos de sus vecinos cercanos (la oferta de la UE se dirige a Argelia, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Egipto, Georgia, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Moldavia, Marruecos, la Autoridad Palestina, Siria, Túnez y Ucrania)[2], según el principio de la diferenciación que permite a los que lo desean implicarse en mayor medida en su colaboración con la UE.

La PEV va más allá de la cooperación política clásica al incluir elementos de integración económica, así como el apoyo a reformas que estimulen el desarrollo económico y social. La herramienta para lograr estas reformas son los planes de acción acordados de forma conjunta por periodos de entre 3 y 5 años con compromisos precisos para promover la modernización económica, consolidar el Estado de Derecho y la democracia, garantizar el respeto de los derechos humanos y cooperar en objetivos clave de política exterior.
ENP Stockshots:

http://ec.europa.eu/avservices/video/video_prod_en.cfm?ref=054745
Para más información sobre la PEV

http://ec.europa.eu/world/enp/index_en.htm


[1] Ver MEMO/07/548

[2] No cubre los países de la AELC/EEE (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza), los países candidatos y candidatos potenciales (Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Turquía, Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Serbia incluido Kosovo) y Rusia.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website