Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/07/1537

Bruselas, 17 de octubre de 2007

Contaminación atmosférica: la Comisión inicia acciones judiciales contra los Estados miembros por sus niveles de dióxido de azufre y partículas en suspensión

La Comisión Europea inicia acciones judiciales contra los Estados miembros de la Unión por alcanzar niveles perjudiciales de contaminación atmosférica. La Comisión ha incoado procedimientos de infracción contra Francia, Italia, España, Eslovenia y el Reino Unido por sobrepasar los límites de la UE en materia de concentraciones de dióxido de azufre (SO2), un contaminante atmosférico emitido por las instalaciones industriales que puede causar problemas respiratorios y agravar las enfermedades cardiovasculares. Asimismo, la Comisión ha solicitado a 23 Estados miembros información sobre las medidas que están adoptando para reducir los niveles de partículas en suspensión conocidas como PM10 y ajustarse a la normativa de la Unión. Estas partículas gruesas, emitidas por la industria y los automóviles, pueden causar asma, problemas cardiovasculares, cáncer de pulmón y muerte prematura. Cerca del 70 % de los pueblos y ciudades con 250.000 habitantes o más han notificado que sobrepasan los límites de PM10 en, al menos, parte de su territorio. Los valores límite de la UE para el dióxido de azufre, las PM10 y otros contaminantes se acordaron en una Directiva de 1999[1].

Stavros Dimas, Comisario de Medio Ambiente, afirmó que: «Gracias al Derecho comunitario, el dióxido de azufre ha dejado de envenenar nuestros lagos y destruir nuestros árboles, pero hay determinadas zonas en las que la salud está aún en peligro debido a las concentraciones excesivas de esta sustancia. Los Estados miembros deben ajustar sus niveles a las normas de la Unión para proteger a sus ciudadanos debidamente. Las PM10 plantean un riesgo sanitario incluso mayor y constituyen un problema de mayor amplitud, razón por la cual necesitamos saber que los Estados miembros están adoptando medidas serias para prevenir nuevos rebasamientos.»

Infracciones de los valores límites de dióxido de azufre

Los valores límite por hora y día[2] para las concentraciones de SO2 entraron en vigor el 1 de enero de 2005. Los cinco Estados miembros objeto de los procedimientos de infracción comunicaron valores excesivos en su territorio durante 2005.

Los rebasamientos de SO2 suelen darse alrededor de las instalaciones industriales. El valor límite diario se superó con más frecuencia en Eslovenia, mientras que Francia, Italia y España también notificaron concentraciones por hora que excedían de 1000 μg/m3, casi tres veces el límite de la UE. Estos Estados miembros notificaron rebasamientos en varios lugares, mientras que el Reino Unido declaró un solo rebasamiento.

Medidas contra las PM10

Los valores límite diarios y anuales[3] obligatorios para las PM10 han estado en vigor desde el 1 de enero de 2005. Sin embargo, en su propuesta para revisar la Directiva Marco de la UE sobre la calidad del aire ambiente[4] (IP/05/1170), la Comisión propuso conceder a los Estados miembros ampliaciones limitadas del plazo para cumplir las normas sobre PM10 en los lugares donde resulta particularmente difícil y ya están adoptándose todas las medidas disponibles. Una innovación importante de la nueva Directiva es la introducción de normas para las partículas finas, conocidas como PM2,5, que al penetrar más profundamente en los pulmones resultan más peligrosas.

Dado que los debates sobre la nueva Directiva están en curso en el Consejo y el Parlamento Europeo, la Comisión cree que no sería oportuno incoar en este momento procedimientos de infracción por los rebasamientos de PM10. Por consiguiente, ha enviado solicitudes de información a los 23 Estados miembros que han notificado rebasamientos de los valores de PM10 durante 2005. En los escritos se requiere que los Estados miembros proporcionen datos sobre las medidas que están adoptando para eliminar o reducir los rebasamientos. Estos datos permitirán a la Comisión evaluar mejor la gravedad del problema y elaborar respuestas.

No se han enviado cartas a Irlanda, que no notificó ningún rebasamiento; a Luxemburgo, que no ha presentado ningún informe (se ha abierto un procedimiento de infracción al respecto); ni a Bulgaria y Rumanía, que sólo están obligadas a enviar informes a partir de 2007.

Recurso al Tribunal

El artículo 226 del Tratado autoriza a la Comisión a emprender acciones judiciales contra los Estados miembros que no respeten sus obligaciones.

Si la Comisión considera que puede haber un incumplimiento de la legislación comunitaria que justifica la apertura de un procedimiento de infracción, dirige una «carta de requerimiento» (primer apercibimiento por escrito) al Estado miembro de que se trate, pidiendo que presente sus observaciones en un plazo determinado, generalmente de dos meses.

En función de la respuesta o si no se obtiene respuesta de ese Estado miembro, la Comisión puede decidir enviar un «dictamen motivado» (último apercibimiento por escrito) al Estado miembro. En éste se establecen clara y definitivamente los motivos por los que se considera que se ha infringido el Derecho de la UE y se insta al Estado miembro a remediar la situación en un plazo determinado, que normalmente es de dos meses.

Si el Estado miembro no cumple lo exigido por el dictamen motivado, la Comisión puede decidir presentar el asunto ante el Tribunal de Justicia. Si éste dictamina que se ha infringido el Tratado, se exige al Estado miembro infractor que tome las medidas necesarias para remediar la situación.

El artículo 228 del Tratado otorga a la Comisión poderes para actuar contra un Estado miembro si este no acata una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Dicho artículo permite también a la Comisión pedir al Tribunal que imponga una sanción económica a ese Estado miembro.

Para acceder a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas véase:

http://curia.eu.int/en/content/juris/index.htm


[1] Directiva 1999/30/CE, relativa a los valores límite de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno, partículas y plomo en el aire ambiente.

[2] Valor límite por hora para el dióxido de azufre: 350 μg/m3, que no podrá superarse más de 24 veces por año natural. Valor límite diario: 125 μg /m3, que no podrá superarse más de 3 veces por año natural.

[3] Valor límite de 24 horas para los PM10: 50 μg/m3, que no podrá superarse más de 35 veces por año natural. Valor límite anual: 40 mg/m3.

[4] Directiva 96/62/CE sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website