Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Competencia: La investigación de la Comisión detecta obstáculos importantes a la competencia en el sector bancario minorista

Commission Européenne - IP/07/114   31/01/2007

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/07/114

Bruselas, 31 de enero de 2007

Competencia: La investigación de la Comisión detecta obstáculos importantes a la competencia en el sector bancario minorista

La Comisión Europea ha publicado el informe final de su investigación de competencia en el sector bancario minorista. La investigación ha constatado la existencia de varios problemas de competencia en los mercados de tarjetas de pago, sistemas de pago y productos bancarios al por menor, tal como lo demuestran indicios como las grandes variaciones en las comisiones comerciales y las comisiones interbancarias para las tarjetas de pago, las barreras a la entrada en los mercados de sistemas de pago y registros de créditos, los obstáculos a la movilidad de los clientes y las ventas ligadas a productos. Algunos bancos ya ofrecieron voluntariamente la aplicación de reformas tras la publicación, en 2006, de los resultados preliminares relativos a las tarjetas de pago (véase IP/06/496 MEMO/06/164). La Comisión utilizará sus potestades en materia de competencia para luchar contra los abusos graves, en estrecha colaboración con las autoridades nacionales de competencia. El resultado de la investigación debería impulsar la competencia en la banca minorista en la perspectiva de la creación de la Zona Única de Pagos para el Euro (ZUPE).

La Comisaria de competencia, Neelie Kroes, afirmó: "La investigación ha constatado la existencia de numerosas barreras a la competencia que incrementan innecesariamente el coste de los servicios de la banca minorista para las empresas y los consumidores europeos. La Comisión utilizará plenamente sus potestades en materia de competencia para luchar contra estos obstáculos en el mercado de las tarjetas de pago y en cualquier otro en que se produzcan prácticas que atenten contra la competencia".

Tarjetas de pago y sistemas de pago

La industria europea de tarjetas de pago es importante y facilita medios de pago a los consumidores por un total 1.350.000 millones de euros al año. Se calcula que estos pagos generan 25.000 millones de euros a los bancos en concepto de comisiones procedentes de empresas de la UE. La investigación de la Comisión encontró indicios de varios problemas:

  • Mercados muy concentrados en muchos Estados miembros, particularmente para tarjetas de pago, lo que puede permitir a los bancos restringir la llegada de nuevos competidores y cobrar altas comisiones por las tarjetas.
  • Grandes diferencias en las comisiones comerciales aplicadas en la UE. Por ejemplo, las empresas de los Estados miembros con altas comisiones tienen que pagar unas comisiones tres a cuatro veces superiores a las aplicadas en los Estados miembros con comisiones bajas.
  • Grandes variaciones en las comisiones interbancarias en la UE, que pueden no ser repercutidas completamente para permitir unas comisiones inferiores para los titulares de tarjetas. La Comisión no preconiza unas comisiones nulas, pero la forma de practicar estas comisiones en ciertas redes de pago es preocupante.
  • Alta y continua rentabilidad, particularmente en la emisión de tarjetas, lo que sugiere que los bancos de algunos Estados miembros gozan de un importante poder de mercado y pueden imponer altas comisiones a las empresas y consumidores.
  • Normas y prácticas que debilitan la competencia en el sector minorista; por ejemplo, las tarifas únicas para las comisiones comerciales y la prohibición de aplicar un suplemento por pago con tarjeta.
  • La divergencia de las normas técnicas en la UE, que impide que muchos prestatarios de servicios puedan trabajar eficazmente en toda la UE.

Después de la publicación del informe provisional sobre tarjetas y sistemas de pago, la Comisión se reunió con bancos de varios Estados miembros para estudiar cómo la autorregulación podría contribuir a solucionar los problemas de competencia. Este planteamiento está dando resultados prometedores. Los buenos ejemplos son Austria, Finlandia y Portugal, en donde los afectados han adoptado unas primeras medidas para solucionar los problemas planteados por la Comisión.

La banca europea (con el apoyo total de la Comisión y del Banco Central Europeo) está trabajando para crear una Zona Única de Pagos para el Euro (ZUPE) con el fin de mejorar la eficacia y de reducir el coste de los pagos de pequeño importe. La investigación sobre el sector ha destacado varios obstáculos que deben corregirse en el contexto de la ZUPE.

Mercados de productos bancarios minoristas

La banca minorista de la UE genera entre 250.000 y 275.000 millones de euros al año en ingresos brutos, lo que equivale al 2% del PIB de la UE. Los mercados están generalmente fragmentados en mercados nacionales y divididos por factores como los obstáculos a la competencia y diferencias normativas, legales y culturales. La investigación detectó indicios de problemas de competencia en varios ámbitos:

  • en algunos Estados miembros, la conjunción de una alta rentabilidad sostenida, de una fuerte concentración del mercado y de barreras a la llegada de nuevos bancos plantea problemas en lo relativo a la capacidad de los bancos para influir en el nivel de precios aplicado a los consumidores y las pequeñas empresas.
  • algunos registros de créditos, que contienen datos confidenciales que los prestamistas utilizan para establecer los tipos de los préstamos, pueden utilizarse para excluir a nuevos empresas que quieran acceder al sector de la banca minorista.
  • algunos aspectos de la cooperación entre bancos, incluidas las cajas de ahorros y las cooperativas bancarias, pueden reducir la competencia y obstaculizar la entrada en el mercado.
  • la venta ligada a productos, por ejemplo cuando un cliente de un préstamo se ve forzado a suscribir un seguro adicional o una cuenta corriente, está extendida en la mayor parte de los Estados miembros, lo que puede reducir la posibilidad de elección de los clientes y aumentar el poder de los bancos en el mercado para influir en los precios.
  • grandes obstáculos a la movilidad de clientes (especialmente problemas derivados del cambio de cuenta corriente). El análisis de la investigación sugiere que los márgenes de beneficio de los bancos son más bajos cuando los clientes son más móviles.

La investigación sectorial se abrió en junio de 2005 (véase IP/05/719). En abril de 2006 se publicó el informe provisional sobre las tarjetas de pago (véase IP/06/496) y en julio de 2006, el informe sobre las cuentas corrientes y los servicios relacionados (véase IP/06/999).
El informe final de la investigación y los documentos conexos están disponibles en:

http://www.europa.eu.int/comm/competition/antitrust/others/sector_inquiries/financial_services/

Para más información, véase también: MEMO/07/40


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site