Navigation path

Left navigation

Additional tools

Políticas comunitarias sobre el cambio climático: La Comisión pide a los Estados miembros que cumplan sus obligaciones

European Commission - IP/06/469   06/04/2006

Other available languages: EN FR DE IT EL HU MT PL

IP/06/469

Bruselas,06 de abril de 2006

Políticas comunitarias sobre el cambio climático: La Comisión pide a los Estados miembros que cumplan sus obligaciones

La Comisión Europea ha decidido incoar procedimientos de infracción contra algunos Estados miembros por incumplimiento de cuatro actos legislativos comunitarios sobre cambio climático. Lo que se pretende es que la Unión Europea y sus Estados miembros cumplan las diferentes obligaciones en materia de información que les imponen la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kioto. Parte de la actuación judicial de la Comisión responde a la voluntad de garantizar que el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión sea plenamente operativo. Cinco Estados miembros aún no se han conectado al sistema comunitario de registros electrónico para el comercio de derechos de emisión a pesar de que debían haberlo hecho antes de diciembre de 2004.

«La Unión Europea está comprometida en una labor mundial para combatir el cambio climático, y para ello debemos cumplir nuestras obligaciones de información», ha dicho el Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas. «Eso es especialmente importante ahora habida cuenta de que están empezando las negociaciones internacionales sobre las medidas que van a adoptarse en el futuro. Nuestro régimen de comercio de derechos de emisión debe funcionar correctamente para poder reducir las emisiones de una manera rentable en la Unión. Algunos Estados miembros aún no se han conectado al sistema comunitario de registros, con lo cual sus empresas no pueden participar plenamente en ese comercio. Insto a los Estados miembros a que pongan rápidamente remedio a la situación».

Ausencia de conexión de los registros nacionales con el sistema europeo de registros

Las 11 500 instalaciones que participan en el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión no presentan sus derechos de emisión en soporte impreso sino que estos se introducen en cuentas de los registros electrónicos constituidos por los Estados miembros. Esos registros están conectados de manera que las empresas puedan comerciar directamente entre sí. El sistema de registros lleva el cómputo de los cambios de propiedad de los derechos, como hace el sistema de un banco con los cambios de propiedad del dinero. Todas las transacciones se recogen en el «diario independiente de transacciones comunitario» para que un administrador central a nivel de la UE pueda comprobar posibles irregularidades.

Para conectarse con el sistema de registros, cada Estado miembro debe constituir un registro nacional en forma de base de datos electrónica normalizada y un enlace de comunicación. Todo ello debía haberse hecho antes del 31 de diciembre de 2004 en virtud del Reglamento por el que se constituyó el sistema de registros[1]. Debido a los retrasos que se han producido en la recepción y evaluación de los planes nacionales de asignación, la Comisión ha decidido sólo ahora incoar procedimientos de infracción por no haberlo hecho y ha enviado un primer apercibimiento por escrito a Chipre, Grecia, Luxemburgo, Malta y Polonia. Aunque las empresas de esos países pueden comerciar con derechos en mercados de futuro no pueden hacerlo en el mercado de operaciones al contado hasta que se establezca esa conexión.

No presentación de información sobre políticas y medidas ni sobre emisiones previstas

En virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y del Protocolo de Kioto, la Unión Europea y sus Estados miembros tienen que comunicar con periodicidad sus emisiones de gases de efecto invernadero y las políticas y medidas adoptadas para reducirlas con objeto de que pueda realizarse un seguimiento de los avances realizados al respecto. La Decisión 280/2004/CE establece esas obligaciones de información. La Comisión ha enviado ahora a Austria, Chipre, Luxemburgo, Malta y Polonia un segundo y definitivo apercibimiento por escrito porque esos países no comunicaron antes del 15 de marzo de 2005 esas políticas y medidas y sus impactos, ni evaluaron sus emisiones de gases de invernadero previstas para el futuro. El primer apercibimiento por escrito les fue remitido en octubre de 2005.

No presentación de información sobre emisiones de gases de efecto invernadero

La citada Decisión exige además a los Estados miembros que comuniquen antes del 15 de enero de cada año las emisiones de gases de efecto invernadero registradas en su país durante el penúltimo año. Chipre, Italia, Malta y España no han presentado ningún dato de los exigidos con respecto al año 2004. Por consiguiente, la Comisión les ha enviado un primer apercibimiento por escrito.

Falta de preparación para el comercio internacional de derechos de emisión con arreglo al Protocolo de Kioto

Durante el primer período de compromiso del Protocolo de Kioto (2008-2012), se creará un régimen internacional de comercio de derechos de emisión que permitirá a los países que se han fijado objetivos con arreglo a ese Protocolo comprar y vender entre ellos créditos de emisión. Lo que se pretende es abaratar la labor de reducción de emisiones.

Con arreglo a la Decisión 2005/166/CE, los Estados miembros de EU-15 estaban obligados a presentar a la Comisión, antes del 15 de enero de 2006, la información necesaria para determinar la cantidad total que podrán emitir para cumplir su objetivo de Kioto durante ese período 2008-2012 (lo que se ha dado en llamar «cantidad atribuida»). El plazo para los diez Estados miembros que se adhirieron en 2004 a la UE termina el 15 de junio de 2006. La «cantidad atribuida» la fija la ONU sobre la base de la información presentada por los Estados miembros.

Una vez establecida la «cantidad atribuida», se emite una cifra equivalente de «unidades de cantidad atribuida» en el registro de ese Estado miembro de manera que pueda participar en el comercio internacional de emisiones a partir de 2008. Cada unidad de cantidad atribuida equivale a 1 tonelada equivalente de CO2. El establecimiento de la cantidad atribuida es una condición también para que los Estados miembros puedan participar en los demás mecanismos flexibles del Protocolo de Kioto, a saber, el mecanismo de desarrollo limpio y el mecanismo de aplicación conjunta, que permiten a los países invertir en proyectos de disminución de emisiones en terceros países, que generan créditos de emisión.

Alemania, Italia, Luxemburgo y España no han presentado la información necesaria para determinar sus cantidades atribuidas, y por esa razón la Comisión les ha enviado un primer apercibimiento por escrito.

Recurso al Tribunal

El artículo 226 del Tratado autoriza a la Comisión a emprender acciones judiciales contra los Estados miembros que no respetan sus obligaciones.

Si la Comisión considera que puede haber un incumplimiento de la legislación comunitaria que justifica la apertura de un procedimiento de infracción, dirige una «carta de requerimiento» (primer apercibimiento por escrito) al Estado miembro de que se trate, pidiendo que presente sus observaciones en un plazo determinado, generalmente de dos meses.

En función de la respuesta o si no se obtiene respuesta de ese Estado miembro, la Comisión puede decidir enviar un «dictamen motivado» (último apercibimiento por escrito) al Estado miembro. En éste se establecen clara y definitivamente los motivos por los que se considera que se ha infringido el Derecho de la UE y se insta al Estado miembro a remediar la situación en un plazo determinado, que normalmente es de dos meses.

Si el Estado miembro no cumple lo exigido por el dictamen motivado, la Comisión puede decidir presentar el asunto ante el Tribunal de Justicia. Si el Tribunal de Justicia dictamina que se ha infringido el Tratado, se exige al Estado miembro infractor que tome las medidas necesarias para remediar la situación.

El artículo 228 del Tratado otorga a la Comisión poderes para actuar contra un Estado miembro si este no acata una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Dicho artículo permite también a la Comisión pedir al Tribunal que imponga una sanción económica a ese Estado miembro.
Puede obtenerse más información sobre las políticas comunitarias para combatir el cambio climático en la siguiente dirección de Internet:

http://ec.europa.eu/environment/climat/home_en.htm
Para consultar las estadísticas más recientes sobre infracciones en general, véase:

http://ec.europa.eu/secretariat_general/sgb/droit_com/index_en.htm#infractions


[1] Reglamento (CE) nº 2216/2004.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website