Navigation path

Left navigation

Additional tools

“Banda ancha para todos”: La Comisión moviliza todos sus instrumentos de actuación para superar los desequilibrios en la banda ancha

European Commission - IP/06/340   21/03/2006

Other available languages: EN FR DE DA NL IT PT EL HU PL

IP/06/340

Bruselas, 21 de marzo de 2006

[Cuadro disponible en formato PDF y Word processed ]

“Banda ancha para todos”: La Comisión moviliza todos sus instrumentos de actuación para superar los desequilibrios en la banda ancha

La Comisión considera vital que Europa cuente con una buena cobertura de banda ancha para estimular el crecimiento y el empleo. Por ello, es necesario movilizar la legislación de la UE en materia de telecomunicaciones y sus instrumentos de política estructural y rural, dentro de los límites que impone la normativa europea de ayudas estatales, en un esfuerzo global para permitir a todos los ciudadanos europeos tengan un acceso a Internet de banda ancha y alta velocidad, en particular en las regiones menos desarrolladas de la Unión. Esa es la conclusión a la que llega la Comunicación de la Comisión Europea titulada "Superar los desequilibrios en la banda ancha" que hoy ha sido presentada conjuntamente por los Comisarios de Sociedad de la información y Medios de Comunicación, Competencia, Política Regional y Agricultura y Desarrollo Rural.

"La disponibilidad de conexiones de banda ancha a Internet es indispensable para el desarrollo de los negocios electrónicos, el crecimiento y el empleo en el conjunto de la economía." La competencia y la apertura de los mercados son, sin duda, los motores más adecuados para el despliegue de la banda ancha en la UE ", declaró Viviane Reding, Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación. "Sin embargo, las conexiones de banda ancha no deben limitarse a las grandes ciudades. Si la UE y sus 25 Estados miembros utilizan inteligentemente los instrumentos de actuación a su alcance, la apertura del acceso de banda ancha a todos los ciudadanos europeos podría ser factible para 2010. Pero, para ello, es preciso actuar ya."

Neelie Kroes, Comisaria de Competencia, destacó la importancia de las normas de la UE en materia de ayudas estatales a este respecto: "Existe el riesgo de que en las regiones rurales y periféricas el despliegue de la banda ancha se vea obstaculizado por deficiencias del mercado." En tales casos, puede ser adecuada la concesión de ayudas estatales muy específicas (por ejemplo, mediante la creación de asociaciones con participación pública y privada) para apoyar la construcción de redes abiertas. No obstante, debemos garantizar que tales ayudas no impidan la iniciativa privada, ni falseen la competencia hasta el punto de menoscabar el interés común."

"En los casos en los que se detecten deficiencias reales del mercado, los Fondos estructurales de la UE habrán de desempeñar un papel fundamental para fomentar las inversiones en infraestructuras y servicios de banda ancha, estimulando con ello la competitividad y la innovación y haciendo posible que todas las regiones de Europa participen plenamente en la economía del conocimiento", añadió Danuta Hübner, Comisaria de Política Regional.

Mariann Fischer Boel, Comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural, puso de relieve que "gracias a nuestra nueva política de desarrollo rural, los recursos financieros se orientan cada vez más hacia la creación de nuevas posibilidades de actividad económica en las regiones rurales". Las intervenciones se concentran en particular en la banda ancha y en las tecnologías de la información y la comunicación, ámbitos en los que ya financiamos proyectos —desde el norte de Escocia hasta el sur de España— dentro de nuestra iniciativa LEADER. En el futuro, deseamos integrarlos en el marco general de nuestros programas de desarrollo rural. El Fondo de Desarrollo Rural cuenta con un presupuesto de 70 mil millones de euros para el período 2007-2013, al que se añaden las financiaciones nacionales. Insto a los Estados miembros a que exploten el potencial que ofrece la banda ancha en sus estrategias nacionales de desarrollo rural."

El rápido avance registrado en la difusión de la banda ancha por toda Europa durante los tres últimos años se debe en gran medida a la combinación de la competencia entre infraestructuras con una reglamentación eficaz del sector de las telecomunicaciones. A finales de 2005 el índice de penetración de la banda ancha se estimaba en el 13% de la población (25% de los hogares), con un total de casi 60 millones de líneas en el conjunto de la UE. A pesar de este rápido crecimiento, la banda ancha todavía no ha llegado a algunas de las regiones menos desarrolladas de la UE, como consecuencia de las bajas previsiones de rendimiento de las inversiones. En 2005, el 60% de las empresas y los hogares disponían de acceso de banda ancha en las regiones periféricas y rurales de la UE-15, mientras que en las zonas urbanas, el índice alcanzaba, e incluso superaba a veces, el 90 %. Ahora bien, las diferencias son más pronunciadas en los nuevos Estados miembros. Además, la velocidad de las conexiones en las regiones rurales es con frecuencia menor, lo que dificulta la transmisión de los grandes volúmenes de datos necesarios para los negocios electrónicos, la administración en línea, la salud en línea y los contenidos multimedios. Las velocidades medias de la banda ancha en las zonas rurales son inferiores a 512 kbps, mientras en las zonas urbanas van en aumento y ya se sitúan con frecuencia por encima de 1 Mbps, lo que permite la utilización de un amplio abanico de servicios.

La normativa de la UE en materia de comunicaciones abre los mercados regionales y locales a los proveedores de banda ancha que ofrecen la mejor relación coste-eficacia. No obstante, fuera de las zonas metropolitanas de la UE, la debilidad de la demanda, la menor densidad de la población y las distancias mayores limitan la rentabilidad de las inversiones, lo que puede desalentar a los proveedores comerciales. Por lo tanto, es necesario crear asociaciones con participación pública y privada, a fin de desplegar la combinación de tecnologías de banda ancha que mejor responda a las necesidades locales y permita a los usuarios disfrutar de las ventajas a un coste accesible. Los Fondos Estructurales y de Desarrollo Rural de la Unión Europea podrán ayudar a las autoridades locales a establecer servicios locales basados en las conexiones de banda ancha. Por su parte, la política en materia de ayudas estatales permitirá evitar que las ayudas públicas procedentes de fondos nacionales falseen la competencia. El año pasado la Comisión ya aprobó diversos proyectos relacionados con la banda ancha, tras llegar a la conclusión de que en varios casos las ayudas proyectadas eran compatibles con la normativa de ayudas estatales (Reino Unido, España, Austria, Irlanda) o de que los proyectos no entrañaban una ayuda estatal (dos decisiones relativas a proyectos de Francia).

Para acelerar el despliegue de las comunicaciones de banda ancha avanzadas en Europa, la Comisión propone hoy dos líneas principales de actuación:

  • reforzar las estrategias nacionales de banda ancha, que deberán establecer unos objetivos claros y satisfacer las necesidades regionales, incluyendo un enfoque estratégico para la utilización de los recursos financieros nacionales y de la UE en las regiones menos desarrolladas o en las regiones rurales;
  • acelerar el intercambio de mejores prácticas, en particular mediante la creación de un sitio web que servirá de punto único de encuentro para que las autoridades locales y los agentes del sector procedan al intercambio de información y a la adquisición de experiencia. A principios de 2007 la Comisión organizará asimismo una gran conferencia sobre el tema "Banda ancha para todos", a modo de escaparate en el que presentar las ventajas de los servicios de banda ancha para las comunidades rurales

Véase asimismo la nota MEMO/06/132

http://ec.europa.eu/information_society/industry/comms/broadband/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website