Navigation path

Left navigation

Additional tools

La unión hace la fuerza en las tecnologías de la información y las comunicaciones: Europa agrupa el esfuerzo investigador privado, nacional y comunitario para mejorar su competitividad

European Commission - IP/06/1589   21/11/2006

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL

IP/06/1589

Bruselas, 21 de noviembre de 2006

La unión hace la fuerza en las tecnologías de la información y las comunicaciones: Europa agrupa el esfuerzo investigador privado, nacional y comunitario para mejorar su competitividad

Por vez primera, la Unión Europea va a modificar su método de financiar investigaciones tecnológicas esenciales con la puesta en marcha de las iniciativas tecnológicas conjuntas (JTI). Se trata de una idea de la Comisión Europea que ha recibido el respaldo de los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE en la reciente cumbre no oficial de Lahti (Finlandia). Estas iniciativas agruparán los recursos de los programas del sector privado, nacionales y de la UE y los pondrán al servicio de objetivos de investigación comunes y ambiciosos. La primera JTI será ARTEMIS, que se pondrá en marcha a comienzos de 2007. ARTEMIS impulsará la investigación europea sobre los sistemas informáticos incorporados, que resultan cada vez más esenciales en numerosos sectores industriales clave. Esta iniciativa servirá de modelo para las que vengan después. Los líderes de la industria se reúnen hoy en Helsinki con los expertos en investigación nacionales y comunitarios para seguir debatiendo sobre este nuevo método de financiar la investigación europea.

«He señalado reiteradamente que Europa necesita poner en común sus recursos e incrementar su inversión en investigación sobre las tecnologías de la información y las comunicaciones», manifestó Viviane Reding, Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación de la UE. «ARTEMIS constituye ya un testimonio palpable de cómo pueden colaborar las principales partes interesadas de Europa y sentar las bases para un futuro próspero y competitivo. Tras balizar el camino en un campo tan básico como el de los sistemas incorporados, otras iniciativas deberán tomar pronto el relevo si se quiere que Europa dé alcance a las naciones competidoras y construya verdaderamente una sociedad de la información que favorezca el crecimiento y el empleo».

Se espera que en los próximos años las JTI se conviertan en un instrumento importante para potenciar la capacidad innovadora de Europa. Gracias a ellas, los socios industriales y los Estados miembros más interesados podrán alinear su inversión con la de la Unión Europea en torno a objetivos y programas comunes. Con arreglo al artículo 171 del Tratado, las JTI pueden establecerse como personas jurídicas independientes para llevar a cabo programas de investigación dirigidos por la industria. Pueden recibir y gestionar financiación procedente de cualquier fuente, incluidos los fondos nacionales y comunitarios, y están abiertas a la incorporación de otros socios, tanto públicos como privados.

En tanto que modelo abierto y pionero para la asociación de los sectores público y privado, se espera que las JTI fomenten la inversión europea en investigación y contribuyan a la creación de una masa crítica al agrupar esfuerzos ahora fragmentados, al tiempo que garantizan una gestión efectiva y eficiente de los programas.

La iniciativa ARTEMIS permitirá mantener el liderazgo mundial de Europa en materia de sistemas incorporados. Según estimaciones, la inversión en investigación de la industria europea en este ámbito se sitúa entre 15 000 y 20 000 millones de euros al año. Actualmente, casi la mitad de las 100 empresas europeas más importantes invierten en investigación sobre sistemas incorporados y la mayoría de las 25 entidades europeas que más invierten en investigación utilizan los sistemas incorporados en sus productos y servicios. Mantener el liderazgo en relación con estos elementos básicos, esenciales para futuras aplicaciones en todos los sectores, resultará vital para incrementar la productividad y el empleo y reportará asimismo importantes beneficios sociales.

Se espera que el presupuesto de la iniciativa ARTEMIS ascienda a alrededor de 3 000 millones de euros a lo largo de siete años, más del 50 % de los cuales procederán de la industria, siendo el resto financiado por los Estados miembros de la UE y los Estados asociados participantes, así como por la Comisión. Se confía en que el mecanismo propuesto reporte siete euros de esfuerzo global de I+D por cada euro de contribución comunitaria.

ARTEMIS se creó en junio de 2004 como plataforma tecnológica europea (véanse IP/04/804 y MEMO/06/331) de la que forman parte en este momento 17 grandes empresas europeas, entre ellas Philips, Nokia, Thales, Daimler Chrysler y ST Microelectronics. Unos 14 gobiernos europeos han expresado también su voluntad de incorporarse a la iniciativa tecnológica conjunta prevista. La participación en ARTEMIS quedará abierta a todos los Estados miembros de la UE y a otros socios que quieran incorporarse en fecha posterior. En una reunión celebrada hoy en Helsinki, las industrias y agentes de la I+D activos en este campo en Europa han proseguido sus esfuerzos con vistas a la creación de una asociación industrial en regla para participar en la iniciativa conjunta, que se espera esté operativa en 2008.

También está preparándose otra JTI sobre nanoelectrónica (ENIAC).

Antecedentes:

La digitalización y conexión en red de los dispositivos electrónicos de consumo, los electrodomésticos y los sistemas para el ocio, junto con la convergencia de los PC y las comunicaciones, está dando lugar a un nuevo tipo de dispositivos electrónicos de consumo inteligentes. Por ejemplo, los televisores digitales del futuro permitirán acceder a todo tipo de contenidos, tales como fotografías digitales o películas almacenadas, así como a Internet y a juegos. La conexión de sistemas incorporados hace posible la construcción de una «inteligencia colectiva» que, a su vez, permitirá alcanzar nuevos niveles de comodidad, seguridad y productividad en todos los ámbitos, desde los entornos industriales a los personales.

Las iniciativas tecnológicas conjuntas contribuyen a la obtención de masa crítica y de sinergias en la investigación y ayudan a evitar las repeticiones y los dispendios que se producirían en caso de desarrollarse paralelamente iniciativas separadas en distintos Estados miembros y consorcios. Estas iniciativas pueden establecerse sobre la base del artículo 171 del Tratado. Este artículo permite a la Comisión crear empresas conjuntas, personas jurídicas independientes que pueden recibir fondos procedentes de cualquier fuente y están abiertas a todos, para la correcta ejecución de los programas comunitarios de I+D.

Para más información sobre los 9 000 millones de euros que se destinarán a la investigación europea sobre las TIC, véase IP/06/1590.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website